Nacional

LA TRAVESÍA DE LOS MAGOS

Por domingo 13 de enero de 2013 Sin Comentarios

Por Leticia Medina Troncoso*

La-Travesia-de-los-Magos01Thomas Stearns Eliot poeta dramaturgo y crítico literario además Premio Nobel de Literatura en 1948, denominado el padre de la poesía moderna, nació el 26 de septiembre de 1888 en San Louis Missouri, Estados Unidos y murió en Londres, Inglaterra en 1965.

La vida de Eliot se divide en tres facetas definidas por las influencias que las caracterizaron la primera satírica e irónica en esta época quizás su obra más famosa sería “El libro de los gatos habilidosos” que Andrew Lloyd Weber adaptaría años después creando el famoso musical “Cats”, que fue representada hasta el año 2000 en Broadway, su segunda faceta encaminada al modernismo y la vanguardia anglosajona sobretodo por su amistad con Ezra Pound y la tercera faceta la influencia religiosa y meditativa entre la fe y el nihilismo, basada en obras de Santos, citas bíblicas, en Dante Alighieri y William Shakespeare quedo marcada después de su conversión religiosa en gran parte de sus poemas: “La travesía de los Magos” (1927) evoca al clero del medievo, “Miércoles de Ceniza” (1930) dedicada a la Virgen María, “Reunión de Familia” (1939) entre otras.

Es durante este periodo creativo que la obra de Eliot se influencía de los textos de Lancelot Andrewes (1555 -1626) obispo inglés y decano de Westminster durante el reinado de Isabel I y Jaime I, los sermones de Andrewes hablaban acerca del comportamiento cristiano durante la época, uno de ellos el famoso sermón de Navidad de 1622, del cual Eliot basa su poema: “The Journey of Magi”.

La travesía de los magos fue escrita después de que Thomas se convirtiera al Cristianismo en 1927 y el texto fue publicado dentro de los Poemas Ariel en 1930. En este poema Eliot describe subjetivamente la travesía de los magos a Palestina a visitar a Jesús recién nacido guiados por las narraciones del Libro de Mateo y las predicciones astrológicas que los Reyes de Oriente manejaban muy bien, en un viaje con penas y tedio y en el que se pronosticaba el nacimiento del Rey de los Judíos pero también la muerte del paganismo, la magia, la astrología, incluso el sacrificio de miles de inocentes que Herodes manda matar al conocer los vaticinios también, el nacimiento del monoteísmo y el cristianismo en sí, la transición de la vieja y la nueva fe.

Existen varios ensayos que describen detalles específicos de este poema y los relacionan a la vida privada de Eliot.

“La travesía de los Magos”
“Fue una partida fría, justamente
La época peor del año para un viaje,
Y un largo viaje como el nuestro:
Los caminos ruinosos y los climas punzantes,
La verdadera muerte del invierno.
Y los camellos se llagaban,
Las patas lastimadas, refractarios,
Se echaban en la nieve derretida.
Sentíamos a veces la añoranza
De los palacios en verano
Sobre suaves laderas, las terrazas,
Y las chicas sedosas trayendo los refrescos.
Luego, los camelleros con sus protestas y blasfemias,
Que huían, o pedían licores y mujeres,
Y en la noche los fuegos se apagaban,
Y no encontrábamos refugios, y eran
Las ciudades hostiles, los pueblos desconfiados
Y las aldeas sucias, todos recargando los precios:
Fueron días difíciles. Al fin,
Preferimos viajar toda la noche,
Durmiendo a ratos,
Con las voces cantando en nuestro oído,
Diciéndonos que todo, todo era una locura.

La-Travesia-de-los-Magos02

Luego, al alba, bajamos hasta un valle templado,
Húmedo, al pie de la línea de nieve, fragante de espesura,
Con un torrente y un molino de agua que batía la sombra con sus aspas,
Y tres árboles solos contra un cielo cercano.
Y un viejo caballo blanco huyó al galope sobre la pradera.
Después llegamos a una fonda que encima del dintel tenía hojas de parra,
Por una puerta abierta seis manos que jugaban a los dados por monedas de plata
Y unos pies que pateaban unos odres vacíos.
Pero no había información, y continuamos
Y así llegamos al anochecer, encontrando el lugar
En el momento justo… Fue (me podrían decir) satisfactorio.

Todo esto fue hace mucho, lo recuerdo,
Y lo haría de nuevo, pero aclarando antes,
Esto aclarando,
Esto: ¿fuimos guiados
Durante todo ese camino para
Un Nacimiento o una Muerte?
Hubo, por cierto, un Nacimiento,
No hay dudas, lo pudimos comprobar.
Yo había visto nacimientos y muertes,
Pero había pensado que eran algo distinto;
Este otro Nacimiento para nosotros fue
Una agonía ardua y amarga, como la Muerte, nuestra muerte.

Volvimos a nuestros sitios, estos Reinos,
pero ya no más a gusto aquí, en el viejo estado de cosas,
con una gente extraña aferrándose a sus dioses.
Me alegraría de otra muerte

Como referencia en algunos ensayos se describe que las primeras cinco líneas hacen referencia directa al sermón de Navidad de Lancelot Andrewes como a manera de introducción al poema en si que esta escrito en segunda voz.

En la frase “la muerte del invierno” evoca la muerte del paganismo, pero también hace referencia a su propia vida y su renacer en el cristianismo, recordemos que estaba recién bautizado en la religión católica. Las “ciudades hostiles” que después de haber cruzados desiertos y pasado penurias fuesen recibidos con hostilidad y desconfianza; en la línea que nombra los valles templados sin embargo habla de la nueva era del cristianismo, llenas de esperanza y fe, la venida de un nuevo reino que combatirá las “sombras”, la maldad, la herejía, la gloria al final de los tiempos.

La-Travesia-de-los-Magos03Sobre la vida de Cristo se marcan en los “tres árboles” que representan las tres cruces del Monte Calvario donde fue crucificado Cristo y como el “caballo blanco” que galopa por el valle, así crecerá la fe en este nuevo Mesías, tras expiar sus culpas los Reyes Magos llegan “satisfactoriamente” al lugar correcto según las señales cósmicas para encontrar a Jesús al final del poema Eliot expresa en este poema como esta travesía lo marco de por vida, como su transformación fue tal que no volvió a ser igual.

Al Obispo Lancelot Andrewes se le atribuye esta cita:

“Cuanto más cerca estas de la Iglesia, más lejos estas Dios”

Luis Cernuda inspirado en este poema de T.S. Eliot escribió su bella poesía “Palinodia de la Esperanza Divina”, la obra narra los diálogos de los Reyes Magos incluso el demonio también tiene su parlamento que remata con esta sublime frase:

“Y quisimos ser dioses sin adorar a Dios alguno”

Feliz travesía para este año que comienza.

*Doctora en Administración y gestión escolar. 2o lugar regional
y 4o estatal, género relato; 2o lugar regional , genero poesía,
2011, Juegos Florales del Magisterio, Sinaloa.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.