DestacadosEstatal

LOS PREFECTOS DEL DISTRITO DE SINALOA 1861-1916

Por domingo 28 de octubre de 2012 Un comentario

Por Juan Manuel Véliz Fonseca*

La villa de San Felipe y Santiago de Sinaloa desde su fundación, que fue el 30 de abril de 1585, llevó ese nombre, después Presidio de Sinaloa y luego Provincia de Sinaloa; fue hasta el 2 de noviembre de 1825 cuando cambia a villa de Sinaloa. Luego, el 8 de abril de 1881, aparece como Villa de Sinaloa de Zaragoza y regresa con el nombre de Villa de Sinaloa, como cabecera del Distrito.

En 1861, en la constitución política del estado de Sinaloa aparece por primera vez la figura del Prefecto Político. Éste era nombrado directamente por el gobernador en turno y se ubicaban en cada distrito: El Fuerte, Mocorito, Culiacán, Mazatlán, Concordia, Cosalá, El Rosario, San Ignacio y Sinaloa.

El prefecto cuidaba de la tranquilidad pública, notificaba y hacía cumplir las leyes y decretos u órdenes que le comunicase el gobernador en turno. El prefecto contaba con una fuerza coercitiva y de disuasión; las acordadas y los rurales se encontraban bajo su responsabilidad. Asimismo en cada municipalidad existía un ayuntamiento compuesto de un mínimo de cinco y un máximo de nueve regidores y síndicos propietarios con sus respectivos suplentes, siendo el primer regidor el presidente municipal quien, además, en caso de ausencia del Prefecto, ocupaba el lugar y cumplía sus funciones.

Por eso tenemos una larga lista de personajes que fueron prefectos políticos en el Distrito de Sinaloa, y su territorio abarcaba lo que hoy son los municipios de Sinaloa y Guasave. Estos eran por ser amigos o compadres del gobernador porfirista general Francisco Cañedo Belmonte, así como de Diego Redo de la Vega tenemos a los siguientes:

Coronel Juan de Dios Rojas (1861-1866). Manuel F. Zevada (1867-1869), (1884-1885) C. Felipe Nájera (1870-1871), Comandante Anselmo Casillas, (1871-1874) C. Adelaido Izábal (1875-1876) Lic. Jacinto Castañeda (1876-1877), C. Felipe Zazueta Guerrero (1877-1879), (1885-1886), (1887-1888), C. Domingo Llanes (1881-1881), C. Tomás Laura (1881-1881), (1889-1889), C. Manuel N. Oropeza (1882-1882), C. Buenaventura Inzunza (1882-1882), C. Joaquín Peña Arana (1882-1883), C. Antonio Norzagaray (1883-1883), C. Octaviano Alcalde (1883-1884), Profesor Emiliano Villalpando (1884-1884). C. Manuel N. Alatorre (1886-1889). C. Cornelio Bátiz y Bátiz (1893-1893). Feliciano Rojo (1897-1906). Capitán Miguel Montes de Oca (1907-1908). Capitán Antonio Barreda (1909-1911). C. Ruperto Barrantes (1911-1911). C. Fortino Peña (1911-1911). Coronel José María R. Cabanillas (1911-1911). C. Jesús Monge (1911-1911). Lic. Enrique Moreno Pérez (1911-1912). C. Lucas Bojórquez Plascencia (1912-1912), Ing. Emiliano Z. López (1912-1913). C. Clemente Velderrain Acosta (1913-1913). Ramón R. Delgado (1913-1913). Capitán Esteban Angulo López (1913-1913). Profesor Ramón Saavedra Gómez (1913-1914). Coronel Maximiano Gámez Cerecer (1915-1916).

A través del periódico oficial “El estado de Sinaloa” informaba lo siguiente: En 1881 siendo prefecto el señor Domingo Llanes el ayuntamiento del distrito se componía de 7 regidores y 2 síndicos propietarios y suplentes. En 1885, respecto a escuelas y preceptores de instrucción primaria eran 79 distribuidos en el distrito y la matrícula era la siguiente: 1228 niños y 478 niñas; en 1887, los víveres se venden: frijol, almud $1.50; maíz, almud $0.30; garbanzo, $0.75; manteca, libra $0.25; azúcar, libra $0.18; café, libra $0.37; arroz, libra $0.12; queso, libra $0.50; carne fresca, libra $0.15; carne seca, libra $0.31; panocha, pieza $0.030; jabón, pieza $0.05; harina, arroba $0.03. Mientras que las enfermedades como fiebres y la viruela, esta última con carácter benigno, era muy frecuente. Por otro lado la prefectura que encabezaba Cornelio Bátiz a través de una suscripción abierta a la población expedida el 2 de abril, invitaba a la población y las celadurías a su apoyo para la construcción del mercado (El Cobertizo); Manuel Alcalde, Manuel Montoya, Juan C. Salazar, su cooperación era de $20.00; la celaduría de El Pueblito, Buenavista y Francisco Mussot, era de $15.00; Lope Saracho, Lic. Ildefonso Peña, Fernando Peña, Joaquín Peña Arana, Octaviano Alcalde, doctor Luis G. de la Torre, Juan N. Núñez, Felipe Zazueta, Leónides Norzagaray, Juan D. Salcedo, Cornelio Bátiz, Baltasar Menchaca, Patricio Quiñones, Cándido Lugo, Guillermo Norzagaray, José María Rojo, con $10.00 y otros más con cantidades de $8.00, $6.00, $5.00, $1.00, $.75, $.50. Lo que hoy es el auditorio Mis Tres Sinaloas se concluyó en el mes de agosto de 1893.

Para el año de 1900, los pagos de los sueldos de los funcionarios eran lo siguientes: Prefecto, diario $4.00, anual $1,460.00; secretario, diario $2.00, anual $730.00; director de San José de Gracia, diario $2.00, anual $730.00; director de Bacubirito, diario $1.00, anual $365.00; director de Guasave, diario $1.50, anual $547.50; ministerio público, diario $0.80, anual $292.00; defensor de oficio, diario 0.65, anual $237.25; juez, diario $5.00, anual $1.825.00; secretario, diario $1.80, anual $657.00; escribiente, diario $1.00, anual $365.00; un recaudador con el 8% de honorarios; interventor, diario $2.00 anual $730.00; un escribiente, diario $1.50.00, anual $547.50; un celador montado y armado, diario $1.00 anual $365.00.

Mientras, la elección de nuevas autoridades se hacía a través de un decreto expedido por el prefecto político quien convocaba a elecciones el primer domingo de noviembre, se nombraba y publicaba la instalación de 46 secciones, la ubicación del mismo número de mesas y su empadronador.

Debo aclarar que a partir de las renuncias del gobernador Diego Redo y del prefecto del distrito capitán Antonio Barreda en 1911, el arribo a la prefectura del distrito del coronel José María R. Cabanillas, surgido de la revolución, no terminó con los problemas. Quedaron resabios, enconos entre ellos, incluso asesinatos como el del capitán, en 1914, Esteban Angulo López, en 1915 del capitán, Elías Mascareño y del capitán, Eleno Escobar Urquidez, en 1918 siendo presidente municipal electo, capitán, Narciso Gámez Figueroa. A pesar que en el año de 1912, una de las demandas que cumplió el maderismo, con la Ley Número 21 decreta la Institución de municipalidad libre. No obstante, es hasta 1915 cuando se suprimen las prefecturas y directoría políticas y surgen los municipios, sindicaturas y comisarias; en 1917 surge la separación de la directoría de Guasave para convertirse en municipio.

*Profesor de la FCA / UAS. Sinaloa de Leyva.

Related Post

Un Comentario

  • Daisy Gamez dice:

    Querido Juan Manuel Veliz:

    Primero antes que nada me gustaría felicitarlo por sus artículos, me parece que es muy importante conservar y mantener viva la historia de nuestras raíces. Yo soy orgullosamente nieta del El Coronel Maximiano Gamez Cerecer y me encantaría tener mas información de mi abuelo. Como usted dice Revolucionario olvidado y poco conocido hasta de su propia familia. He estado leyendo sus artículos acerca de las Familias fundadoras y originarias de Sinaloa. Me gustaría encontrar mas acerca de la Familia Gamez Cerecer ya que casi no tengo muchas información.
    Le agradezco su ayuda de ante mano.
    Sinceramente,
    Daisy Gamez

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.