DestacadosEstatal

Dichos y refranes populares Como quiera se hace un buey… pariendo la vaca un toro

Por domingo 3 de junio de 2012 Sin Comentarios

Por Óscar Lara Salazar*

Quienes nacimos en pueblos de la sierra y nos formamos ahí hasta determinada edad, conocimos y conocemos los sentimientos y las expresiones de gente que, aún sin la preparación que brindan, o bien los libros o el medio urbano, que conlleva a mayor información y mejor instrucción, tienen una concepción de la vida, vista bajo la óptica de un gran sentido común; el cual que encuentra su mejor expresión en los refranes populares que son la filosofía del pueblo.

La palabra refrán viene del francés “refrián”, dicho agudo y sentencioso de uso común. Hay quienes lo describen como un dicho de origen popular que de manera pintoresca, figurada o chusca, suele encerrar lecciones y consejos.

Según la enciclopedia Libre Universal en España, los estudios realizados por Joan Corominas, la palabra refrán se empezó a utilizar en el siglo 15, ya que anteriormente, sobre todo en el siglo 13, tenía la acepción de lo que se conoce como estribillo de una canción.

Dice el maestro Carlo Medrano “somos de un lugar donde lo popular forma parte de la cotidianidad, y son utilizados tanto por jóvenes como por adultos…”

He aquí algunos de los refranes que he rescatado a través de algún tiempo y la mucha convivencia con gente de pueblos, villas y comunidades:

“Marido que no da y cuchillo que no corta… si se pierde poco importa…” En esta forma tan terminante nuestro pueblo fija el valor del que no cumple su misión… y el quebranto que produce su pérdida.

“No hay más grande desventura… que servir a la basura…” Se dice de quien sin preparación alguna y ningún merecimiento, llega a ocupar algún puesto; desde luego se distingue por la forma despótica con que trata a sus colaboradores y subalternos.

“Que miedo me mete un cojo… tumbándole la otra pata…” Se da a entender que se han vencido las mayores dificultades en una empresa… Podrán ser vencidas las que persisten.

“Libre Dios nuestros panales de esos que no comen miel”… Se alude a los que aparentan ser incapaces de hacer un mal.

“Pájaro viejo… no entra en la jaula…” Con ello se da a entender, lo difícil que es engañar a alguien que tiene experiencia.

“Al jacal viejo… nunca le faltan goteras…” Se dice alegóricamente para indicar que cuando se llega a viejo se sufren enfermedades y achaques.

“Parientes y trastos viejos… pocos… y lejos” Indica lo poco útil que resultan a veces… tales gentes y tales trastos.

“Cobija que no calienta no merece bocamanga…” Indica que no hay que guardar consideraciones a quien no sabe prestar ninguna ayuda.

“Ningún perro lamiendo engorda…” Así se da a entender que poco logra quien mucho halaga.

“No se asusten… son toros de petate…” Con esto se trata de volver el ánimo a quien lo pierde frente a dificultades tan solo aparentes.

“Hay tiempo de tirar los cohetes… y otros de levantar las varas…” En esta forma alegórica y a la vez certera, se pinta lo mutable de las situaciones del hombre.

“Al que no ha usado huaraches… las correas le sacan sangre…” Se de entender las penalidades del que tardíamente principia a trabajar.

“Ahora verás huarache, ya apareció tu correa”… cualquier persona, por poderosa que sea, encuentra a alguien que tiene mayor autoridad.

“Ya ese capulín se heló…” Se refiere a quien por reveses de fortuna ha perdido posición y riqueza.

“Nadie sabe lo que pesa el muerto, sino el que lo trae cargando..” Se dice para desautorizar los juicios de quienes hablan de una empresa difícil considerándola fácil… por ignorarla.

“Aunque te muerda el cochino… no le aflojes el mecate” Se da a entender que una vez dentro de un negocio, no hay que dejarlo por las dificultades que se presenten, sino que deben llegarse hasta el fin.

“Para que la cuña apriete… debe de ser del mismo palo”… Se emplea para ilustrar que la mejor forma de hacer cumplir a alguien es que lo exija alguien de la misma condición que él.

“Pájaro que no vuela… que corra por el suelo.”… Se dice cuando alguien tiene mayores limitaciones que otro, estas las tiene que subsanar iniciando primero para poder competir.

“No por mucho madrugar… amanece más temprano”… Esto se dice que una persona no por lo mucho que se desespere las cosas va a ser diferentes. Todo tiene su tiempo y conforme a ello se van dando las cosas.

“Cuando la perra es brava… hasta los de la casa muerde”… Esto se refiere para expresar que cuando una persona es de malas conductas no respeta amigos o parientes, termina cometiendo con ellos las mismas injusticias.

“El que nace para tamal… del cielo le caen las hojas”… Se emplea para afirmar que cuando alguien trae una misión determinada en la vida las condiciones para lograrlo se le ponen solas.

“No le tengo miedo al chile, aunque lo vea colorado”… No se acobarda ante quien aparenta valor en una situación que aparece muy peligrosa.

“Perro que ladra no muerde”… Esto es para referir que una persona cuando amenaza y lo manifiesta públicamente es porque no va a llevar a cabo los actos que dice cometerá.

“Los toros se ven de lejos… porque de cerquita cuernan”… Esto es para indicar que cuando hay situaciones de peligro hay que mantenerse a distancia porque la cercanía puede ser de peligro.

“Mas rinde una hormiga andando… que una vaca echada”… Se dice para sostener que aun cuando alguien es de menor fuerza y capacidad, pero no desmaya en el trabajo tendrá mayor rendimiento que otro que tiene mayores fortalezas.

“A chillidos de marrano… oídos de matancero”… Se dice para ejemplificar que a las personas necias y enfadosas no hay que hacerles ningún caso.

“Al arca abierta… el justo peca”… Esto se dice para indicar que a veces hasta el más honrado, frente a ciertas condiciones se puede caer en la tentación.

“Para los perros de San Juan… los coyotes de allá mismo”… Esto es para decir que las personas de un mismo lugar de origen se conocen mejor y saben como atacar a su adversario en un momento determinado.

“Como quiera se hace un buey… pariendo la vaca un toro”… Esto para expresar que teniendo el elemento principal fácilmente a completas lo accesorio.

La sabiduría popular es fuente inagotable del lenguaje y el lenguaje es fuente inagotable en el tiempo. Por eso el pueblo en su sentido común generará sabiduría y los dichos populares que son sabiduría pura, también son inagotables en el devenir del tiempo.

*Diputado Federal/Cronista de Badiraguato.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.