Nacional

La literatura como testimonio social: Juan Pablo Sainz Aguilar

Por domingo 14 de agosto de 2011 Sin Comentarios

Por Mario Arturo Ramos*

Es cierto que mi origen
se encuentra en el campo.
No puedo no quiero
negarlo ¿Para qué?
Si me llena de orgullo
tener alma campesina,
hermana del obrero
y parte del pueblo pobre,
distinta del burgués.
(Fragmento) “Alma campesina”.
Juan Pablo Sainz Aguilar

La literatura mexicana tiene diferentes formas de expresarse. De la rima al verso libre, del tema íntimo al texto social, de la imaginación a la realidad, transcurre su camino sin detenerse, buscando encontrar lectores que la utilicen para contar sueños, vivencias o simplemente para ser testimonio social del escritor que realiza su trabajo tratando de que los escritos sean instrumentos para la liberación de los oprimidos. A esta última corriente pertenece el libro “Raíces” de Juan Pablo Sainz Aguilar, autor y docente nacido en Culiacancito, Sinaloa, el 26 de junio de 1918, editado por “Apoyo integral a la Educación Cuauhtli A. C.”, en el 2000. La literatura social, corriente en la que se inscribe el volumen mencionado, no busca riqueza de expresión o dictadura del lenguaje, fundamentalmente tiene como soporte la temática que crece en los seres comprometidos con la lucha de los proletarios contra los opresores. Vieja contienda que desde el principio de los tiempos se realiza en la especie humana.

Soy siempre he sido,
partidario de los pobres.
Entre los pobres he nacido,
mis padres y abuelos
pobres fueron,
mi familia y mi pueblo
pobres han sido.
(Fragmento) “La pobreza”

Juan Pablo hasta el final de su existencia (San Juan del Rio. Qro.4 / XI/ 2006), combinó su tarea pedagógica con su militancia en las causas populares. En sus últimos años se instaló en la segunda ciudad del Edo. de Querétaro, San Juan del Río, publicando en 2002, un tomo al que tituló “Los estudiantes huelguistas toman por asalto el recinto universitario” compilación de artículos, ensayos, discursos, poemas etc., de su autoría y de otros pensadores en su texto: “Así éramos” escribe sobre aquellos días: No cabe duda, éramos soñadores, pero soñábamos y luchábamos por un mundo mejor. Algunos se han ido muy pocos quedamos, acariciando nuestros recuerdos y alimentándolos con nuevos sueños y nuevas acciones. Los textos de Sainz se encuentran inmersos en la teoría estética llamada “Realismo socialista” proyecto que permitió a una buena cantidad de creadores expresarse tomando como eje la realidad y el anhelo de las masas de liberase de sus yugos; por eso es importante citar un fragmento de su verso. “Felicidad”.

La felicidad no es tal,
si está manchada con la sangre
de los campesinos de Aguas Blancas
y de los indígenas de los altos de Chiapas.

Palabras con dolor vigente, más allá de las imágenes y las metáforas, más allá de la alta poesía, las que se construyen con la conciencia de los hombres que como Juan Pablo Sainz Aguilar plasman: “… Pensamientos, vivencias, ideas y sentimientos de un hombre del pueblo preocupado por encontrar soluciones a los problemas de la gente humilde y desprotegida.”

*Investigador y autor

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.