Editorial

Editorial: N° 18

Por domingo 26 de septiembre de 2010 Sin Comentarios

Por Redacción

En el marco del III Encuentro Es­tatal de Cronistas e Historiado­res convocado por la entonces Dirección de Investigación y Fomento de la Cultura Regional, la Universidad Autónoma de Sinaloa, la Universidad de Occidente, la Crónica de Culiacán, la Unidad Estatal de Culturas Populares de Sinaloa y el Ayuntamiento local, los cronistas sinaloenses, que desde los die­ciocho municipios del estado, se dieron cita en el puerto de Mazatlán el 3 de di­ciembre de 1999, constituyeron la Cró­nica de Sinaloa.

El objetivo fijado era constituir una asociación civil, que sin fines políticos y lucrativos, y con un espíritu incluyente, sirviera a los municipios y sus comuni­dades “para el rescate de nuestra iden­tidad a partir del conocimiento de sus primeros valores”.

Son diez años ya, a través de los cua­les se ha podido consolidar la organiza­ción de cronistas e historiadores en el estado, tiempo en el que los miembros de la asociación han contribuido en la reconstrucción de la memoria histórica y la vida cotidiana de nuestros pueblos.

La creación, el rescate y fortaleci­miento de los archivos municipales ac­tuales no se explicaría sin la contribu­ción de los cronistas locales. De igual forma, los cronistas sinaloenses han colaborado, a veces no como quisieran, en la defensa del patrimonio histórico de varias zonas de Sinaloa y con ello han impedido la destrucción de importantes vestigios arquitectónicos que son parte del desarrollo cultural del estado.

Importante también fue su partici­pación en la creación de la ley de cultura estatal, en donde si bien es cierto, no se alcanzaron cambios en la ley de gobier­no municipal del estado de Sinaloa para darle mayor certeza al trabajo de los cronistas municipales, lograron incor­porar varias iniciativas al nuevo marco jurídico.

Sin más pretensiones que la de se­guir cumpliendo con su objetivo funda­mental, los cronistas sinaloenses, a casi once años de su agrupación, siguen te­jiendo la historia del tapete cultural de Sinaloa.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.