DestacadosEstatal

RACISMO

Por miércoles 15 de julio de 2020 Sin Comentarios

VERÓNICA HERNÁNDEZ JACOBO

Frente a la pandemia el Estado endurece sus reglas hasta cierto punto necesarias, pero se corre el riesgo de caer en la dictadura, en todos los sentidos, en algunos países observamos toques de queda, pues el otro se vuelve enemigo provocando el brote de racismo que nos habita. En México es claro el racismo por la diferencia de “clases sociales”, la segregación, el racismo, el narcisismo, el dogmatismo y el retorno de los brujos holísticos, todo a la luz del día, y sobre la ciencia poco o casi nadie la escucha, el doctor Gatell pasa a ser un émulo de la Rosa de Guadalupe en sus tardes de telenovela, y la ciencia forcluida, si acaso se asume para ofrecer la mercadotecnia de los fármacos.

Lacan en el Seminario 18 menciona “hay que decir que no existe ninguna necesidad de esta ideología para que se constituya un racismo, basta un plus-de-gozar que se reconozca como tal”, es decir, hay un goce en asumir el racismo en el sujeto, no es necesaria la ideología fascista o de ultraderecha para que el racismo se ponga a operar, en esencia, el racismo nos habita, como lo más propio, singular e íntimo de cada uno.

Así como la religión es un síntoma obsesivo por excelencia, resulta además que frente a la evidencia moderna pareciera que todo mundo es loco, y también religioso, nadie escapa a la religión, incluso los que se proclaman como “no creer en Dios”… “los ateos, creen lo suficiente en Dios, como para creer que Dios no tiene nada que ver cuando ellos enferman, el ateísmo es la enfermedad de la creencia en Dios, creencia que Dios no interviene en el mundo, Dios interviene todo el tiempo, por ejemplo bajo la forma de una mujer”(Jacques Lacan). Es decir, su creencia ferviente en no creer en Dios, de igual manera los hace creyentes.

El racismo genera odio hacia lo distinto, lo que implica una suerte de deseo de muerte sobre ese diferente a mí especularmente, de tal modo que este odio es una pasión del ser, difícil de ser eliminada, puesto que entre los propios analistas se practica el racismo, ser de una secta u otra, entre médicos, filósofos, en general entre todos los sujetos. El racismo se empodera en el sujeto, y lo hace caer del pedestal de creer que es un semidios comportándose solamente como un “simio” y no como semidios, de este nivel evolutivo no se evoluciona.

Miller menciona que la raíz del racismo es el odio al propio goce, esto nos lleva a pensar que el racismo siempre está en expansión, eso no se civiliza, sino que el odio a lo distinto siempre se acrecienta. Freud consideraba el racismo a partir del narcisismo, donde las relaciones conyugales, amistades, incluso relaciones entre padres e hijos dejan sedimentos de sentimientos hostiles. En el texto de Psicología de las masas y análisis del yo, Freud retoma el racismo a partir de lo extranjero y la amenaza de éste para el propio sujeto.

No por nada escuchamos “todos somos de la misma patria”, y los que no son de esta, hay que segregarlos o bien hacer un muro para que no nos amenacen. La exclusión tiene sabor a racismo, el racismo, lo decía un colega:“va más allá y más acá” pero también tiene que ver con el fracaso de las democracias porque estas no dejan de ser permeadas por racismos.

Por eso si las democracias no escapan al racismo, lo único que escapa a eso es lo real, lo real se plantea como un antirracismo inédito según Laure Naveau, en su alocución a propósito del texto Un real para el siglo 21, asumir lo real en nuestro siglo por lo menos el psicoanalista de orientación lacaniana sabría que no se puede ser racista en nuestro orbe, de Miller para allá el racismo está a flor de piel, se toma como un goce. Hay personas que sin hablarodiar no les sabe el día.

“Creo que hoy en día, el rastro, la cicatriz de la evaporación del padre, es algo que podríamos poner bajo la rúbrica y el titulo general de la segregación”. Jacques Lacan. Notas sobre el padre.

Doctora en Educación

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.