Estatal

FRANCISCO DE IBARRA Y LA NUEVA VIZCAYA

Por viernes 15 de marzo de 2019 Sin Comentarios

JOSÉ CARLOS IBARRA

Francisco de Ybarra “Capitán de la Paz”
José Carlos Ibarra
“Al “fénix de los conquistadores” pertenece
el crédito de ser el pionero de los vastos
territorios de la Nueva España. Pero él más –
que un explorador, fue un colonizador, un –
minero, un patrono de los agricultores, y un
protector de los que predican el Evangelio”.
JOHN LLOYD MECHAM

Estudiosos de la conquista del noroeste de Sinaloa, y del personaje protagónico Francisco de Ybarra, de origen vasco, han partido de los cronistas de los siglos XV1 y XV11, fuentes documentales de primera mano y obligada consulta. Posteriormente historiadores e investigadores, se dieron a la tarea de hurgar en archivos oficiales y universidades, en busca de otras fuentes que arrojaran nuevas luces sobre dichos sucesos.

SIGLO XV1

BALTASAR DE OBREGON. 1584 “Historia de los descubrimientos antiguos y modernos de Nueva España”. 1924 primera edición de la Secretaría de Educación Pública, México. 1975 Segunda edición del Gobierno de Sonora.

ANTONIO RUIZ. “Relación” a fines del siglo XV1, primera edición íntegra de COBAES Culiacán, Sin., introducción y notas ilustrativas del historiador Antonio Nakayama A., 1992.

ANDRES PEREZ DE RIBAS, “Historia de los triunfos de nuestra santa fe”, 1645 primera edición en Madrid, 1944 segunda edición de ALAYAC, 1975 tercera edición del Gobierno de Chihuahua.

SIGLO XX

JOHN LLOYD MECHAM. “Francisco de Ibarra and Nueva Vizcaya”, 1927 Y 1968 ediciones en inglés, 1992 primera edición en español Universidad Juárez del Estado de Durango, 2005 segunda edición conjunta de la Universidad Juárez del Estado de Durango, y el Gobierno de Chihuahua, respectivamente.

ANTONIO NAKAYAMA A. “Sinaloa: el drama y sus actores” 1975, editado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia, SEP.

PATRICIA COX. “Don Francisco de Ibarra Capitán de la Paz”, 1965 editado por la Universidad de Sinaloa.

ERNESTO GAMEZ GARCIA. “Historia antigua de Sinaloa del Mocorito al Zuaque”, 1983 editada por la Universidad Autónoma de Sinaloa. Colección Rescate 20.

Así pues, no repetiré lo ya escrito ampliamente sobre aquellos sucesos, sino que solamente haré mención, a algunas de las observaciones y comentarios, que hace José de la Cruz Pacheco Rojas, del Instituto de Investigación Histórica, Universidad Juárez de Durango, en el Estudio Introductivo de la segunda edición en español, de dicha institución académica, en la siguiente cita:

“Nos referimos concretamente a la declaración de Francisco de Ibarra en el “proceso inquisitorial contra el bachiller Joan Pérez, vicario de San Miguel Culiacán, por proposiciones heréticas, año 1572”, donde “Fuele preguntado de que edad es: dijo que de 37 años, más o menos tiempo; fuele preguntado de dónde es natural y nacido: dijo que su padre era de la villa de Eibar, en la provincia de Guipúzcoa, y que él nació en la villa de Durango, provincia de Vizcaya”. Si bien no alteran los hechos en el fondo, sí influyen en la cronología personal del conquistador, por ejemplo: si en 1572 declaró que andaba en los 37 años, quiere decir que no nació en 1539 como asienta Mecham, sino en 1535, asi mismo en su biografía considerada la más autorizada, hasta ahora, dice que Ybarra llegó a la Nueva España a la edad de diez años, y quedó al cuidado de su tío Diego de Ybarra, y como éste era yerno del virrey Luis de Velasco, facilitó que su sobrino sirviera en la Corte durante cuatro años, como paje.

Tampoco es exacto como se vino citando, que la expedición a la Nueva Galicia, la inició a los 15 o 16 años, sino a los 19, y cuando atravesó la sierra de Durango en 1564, debe haber tenido 29 años. Por otra parte, no existen testimonios de que haya dejado descendencia, razón por la cual, en el testamento fechado en Pánuco, el 3 de junio de 1575, nombró como herederos a una hermana que vivía en Vizcaya, y a sus hermanos Martín Ibáñez de Ybarra y Juan de Ybarra.

Mecham dice que falleció a los 36 años y Patricia Cox a los 34, más de acuerdo con lo expresado anteriormente, su deceso ha de haber ocurrido cuando tenía 40 o 41 años, y como su estado de salud no le permitió firmar, designó a Hernando de Trejo para que lo hiciera en su nombre, ante el escribano Sebastián de Quirós.

En el Museo de Minería e Historia de Cosalá, se exhibe el único retrato suyo, obra de la pintora e historiadora sinaloense Rina Cuéllar, en la Plaza de Armas de El Fuerte se localiza un busto, y cada 24 de junio, aniversario de la fundación de San Juan Bautista de Carapoa, se le rinde homenaje y ofrenda floral., el cronista duranguense José Fernando Ramírez, lo llamó “fénix de los conquistadores”, Patricia Cox “Capitán de la paz”.

* Autor Sinaloense

RelatedPost

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.