Estatal

SALIÓ DEL AIRE UNA DE LAS MEJORES VOCES DEL NOROESTE MEXICANO GUSTAVO ESTRADA BOURGOIN

Por miércoles 30 de enero de 2019 Sin Comentarios

TEODOSO NAVIDAD SALAZAR

Atemprana hora recibí la infausta noticia: profesor, buen día- respondí el saludo. Era la voz de mi entrañable amigo (locutor también) Silviano de la Mora Reyes, quien sin mayor preámbulo me dijo- Hace unos minutos murió Gustavo Estrada.

¿Está confirmada la noticia? Pregunté- Sí – contestó de la Mora. Me llamó un amigo de la Asociación de Periodistas “7 de Junio”. Guardé silencio unos segundos, respiré profundo, y luego le dije- de cualquier manera trate de buscar otra fuente y ruego me mantenga informado. Así lo haré- contestó De la Mora. Minutos después la noticia fue confirmada por noticieros de esa mañana del día miércoles 16 de enero de 2019. Había terminado el sufrimiento de aquel hombre que fue una de las mejores voces de la radio y pionero del Sindicato de Trabajadores de esa industria en Sinaloa. Aquella prolongada y penosa enfermedad, lo había derrotado, y se fue para siempre.

Gustavo Estrada poseyó una voz privilegiada. Suave, modulada. Sabía hablarle al micrófono como si estuviera enamorando a una dama; su timbre subyugó a miles de radioescuchas. Su voz era inconfundible y quedó grabado en el auditorio que seguía sus programas, tanto de entretenimiento, noticiosos o de análisis político. Siempre se expresó con propiedad y profundo respeto a sus oyentes. Por esos tiempos en que el espectro radiofónico no estaba tan saturado, la señal musical de las emisoras llegaba con mucha fidelidad más allá de las fronteras de nuestra entidad y la voz de Gustavo Estrada llegó a buena parte de los estados de Chihuahua, Durango y Baja California Sur, su tierra natal (Santa Catrina, donde nació el 6 de marzo de 1936, ubicado entre La Paz y San José del Cabo).

Muchas voces de aquellos locutores que hacían de su trabajo cotidiano un arte, se han ido para siempre; entre ellos Olegario Contreras Rubio, Ramón Millán Palazuelos, José de la Luz Brigs Rodríguez, Juan José Galindo Ortega, José Peña Torres, Fausto Rubén Sotelo Barreda, José Antonio Luna Robles, Francisco José Buelna Bojórquez, Susana Gutiérrez Zazueta; Jaime Aguirre de los Ríos, Gilberto Aguirre López, Felipe Hernández Nava, Rosario Espinoza González; Eduardo Ramos Pérez, José Rodolfo Guerrero Godoy, José Guadalupe Camacho Rivera; Sergio Andrés Ayala Valdivia, Jorge Guzmán, José Luis Espinoza, Héctor Paliza Félix, Cronistas deportivos como don Agustín de Valdés y Roy Campos Paterson; todas esas voces de grandes locutores, que, para no decir que han muerto (aunque lo estén físicamente) diremos solamente “salieron del aire”.

Gustavo estrada se inició en la XECQ, en 1955. Al año siguiente en la ciudad de México, después de un riguroso examen logró su licencia como locutor; por esas fechas se había inaugurada la estación llamada “Radiopolis”, y con la recomendación del compositor Felipe Valdés Leal, obtuvo una plaza de descansero. Sin embargo el ritmo de la gran urbe no le acomodó a nuestro amigo Estrada…me pareció una vida muy agitada, la nostalgia por la tierra, la familia y los amigos, me hicieron desistir y regresé a Culiacán. Volví a la XECQ, pero en junio de 1957, año en que se inauguró la XENW, su propietario don Héctor Ramos Rojo me invitó a ser parte de la planta de locutores. Luego de un tiempo probé suerte en la XEJL, propiedad del mismo Sr. Ramos Rojo. Tiempo después llegué a Guasave, a la XEGS de don Roque Chávez Castro, donde estuve por seis meses ya que en 1959 cometí la locura de irme a probar otros aires en radios de la frontera de Mexicali, pero no me aclimaté. Hacía mucho frío o mucho calor, así es que en los primeros días del mes de enero de 1960, retorné a Culiacán. No era fácil obtener una plaza definitiva. Por unos meses trabajé en la XEBL, cuyo propietario era el profesor Maximiliano Gómez Blanco, pero la suerte me favoreció ya que en septiembre de ese mismo año (1960), el señor Carlos González y González subarrendó la estación XEWS, a don Roberto Pérez y me contrató con plaza definitiva y allí permanecí por casi cincuenta años”.

Gustavo fue crítico de las incongruencias del sistema político mexicano. Defendió el sindicalismo y se reveló ante la perversión de dirigentes, que se engolosinaron con prebendas políticas, dejando en la indefensión a la base trabajadora. Al lado de otros compañeros, impulsó la creación del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Radio y la Televisión (STIRT), en cuyo primer Comité Ejecutivo fue Secretario de Organización, en otro momento lo fue de Educación, en la Sección Culiacán, donde defendió los derechos laborales de sus compañeros, ante la resistencia de patrones opuestos a mejorar prestaciones salariales.

Gracias a convenios que la Confederación de Trabajadores de México (CTM), tuvo con otras organizaciones sindicales de otros países como la Organización Internacional de Trabajadores (OIT), y el apoyo de la Federación de Trabajadores de Sinaloa (FTS), así como de la Sección Culiacán del (STIRT), Gustavo Estrada Bourgoin, tuvo la oportunidad de estudiar la historia del Movimiento Obrero en distintas partes del mundo. De esa manera viajó y tomó cursos sobre sindicalismo, Movimientos sociales de distintos países, derechos laborales, política sindical, entre otros. En 1974 viajó a países y ciudades como Tel Aviv, Israel; Milán, Italia; Lión Francia. Para 1975, Estrada Bourgoin, viajó a Ginebra, Suiza; en 1976 a Ururu, Bolivia; Quito, Ecuador, Isla de Curazao y Porto Alegre, Brasil. En 1977 conoció Osaka, Japón, y en 1980 las ciudades de Virginia en Washington, Nueva York, por mencionar algunas en la Unión Americana. Estrada Bourgoin no terminó la carrera de Ciencias Políticas iniciada en la Universidad Iberoamericana, pero su cultura general era envidiable.

Breve semblanza

Como ha quedado dicho ya, Gustavo Estrada nació en Santa Catarina, Baja California Sur. Dado el oficio de su padre (Tranquilino Estrada López, de oficio caminero, originario de Acaponeta, Nayarit), un día de tantos en su andar por los caminos de la parte sur de la península, llegó a Santa Catarina y conoció a la señorita Georgina Bourgoin (hija de padre francés), con quien contrajo matrimonio. La familia se movía según las necesidades de trabajo del jefe de la familia. De esa forma llegaron a San Blas, municipio de El Fuerte y después a Los Mochis. Entre esas dos poblaciones Gustavo realizó estudios primarios, la secundaria la inició en la Escuela Normal de Sinaloa y la concluyó en el Instituto Americano de Comercio y la preparatoria en el turno nocturno en la Universidad de Sinaloa, en Culiacán, donde la familia se había establecido desde 1946.

Sin duda el trabajo en radio fue para Gustavo Estrada una de sus grandes pasiones. Fue Locutor, conductor de noticias y analista político; líder social, dirigente obrero, regidor del Ayuntamiento de Culiacán. Sirvió a sus compañeros y a la sociedad desde sus responsabilidades. “La radio ha sido para mí una satisfacción personal, y siempre he tratado de buscar amigos, crecer como ciudadano, ejemplo para mi familia, tal vez me acusen de ser mujeriego, pero en el fondo no hay nada de lo que me pueda avergonzar, ni creo que haya alguien que reclame haberme quedado con algún peso que no fuera ganado con mi esfuerzo”. (Palabras externadas en entrevista hace algunos años al cronista Luis Antonio García Sepúlveda).

En verdad Estrada Bourgoin, vivió siempre de su trabajo. En la justa medianía que permitían sus modestos ingresos. Fue hombre de servicio y eso lo distinguió como lo que fue: un excelente ser humano.

Su voz se extinguió del aire pero nos dejó un ejemplo de amor por la humanidad, por sus hijos y de lealtad con sus múltiples amigos.

La Voz del Norte, reconoce la amplia trayectoria social, de este comunicador forjado en el crisol de las luchas obreras de México, por la reivindicación de clase trabajadora a la que representó con alto sentido de patriotismo. Descansa en paz amigo.

* La Promesa, Eldorado, Sinaloa, enero de 2019
Comentarios o sugerencias a teodosonavidad@hotmail.com

Otras entradas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.