Nacional

María de los Ángeles Félix Güereña “La Doña”

Por jueves 15 de junio de 2017 Sin Comentarios

Por: América Pina Palacios

maria bonita 2
Qué complicado puede ser a veces, dar nuestra opinión acerca de una persona. ¿Cómo fusionar en unas cuantas líneas 88 años de vida de alguien tan controversial como María Félix Güereña? Tan controversial, que ni siquiera para adjudicarle el lugar de nacimiento nos ponemos de acuerdo. Unos dicen que nació en el Quiriego y otros afirman fue en Álamos. Lo que sí sabemos con exactitud, es que nació y murió el mismo día del mismo mes, 8 de abril 1914- 2002 Quizá el dato no tenga tanta importancia, finalmente lo que nos interesa es: cómo vivió, qué hizo durante su existencia y por qué sucedió todo de esa manera. Mi opinión puede no ser muy válida, dado a que no compartí nada con María Félix, escuché hablar de ella y su belleza, cuando apenas era yo una niña de 8 años ¡Imagínese!.

Una prima de María Félix, cuyo nombre se me perdió en el tiempo, tenía en la ciudad de México una farmacia, en la planta baja del edificio dónde vivía parte de mi familia, en la colonia Guerrero, de vez en vez escuchaba sus comentarios: La vimos ayer en la tarde, su vestido era amplio con muchas crinolinas, parecía una reina. ¡Tan bonita!.

Comentarios de chiquillos que alababan la belleza de aquella mujer. Dos señalamientos que no pueden faltar cuando se habla de María Félix: su belleza física y su carácter fuerte. Su belleza, indudablemente es un regalo de la genética, aunque su altivez nació y creció a partir de su elección como reina de la escuela en Guadalajara; se fue acentuando a través de las películas que realizó, mismas que fueron formando el mito de María Félix, como Doña Bárbara, de donde toma el mote de La Doña.

¿Por qué ese carácter tan fuerte inusual en las mujeres de su época? Por su crianza. Pretendía tener corazón de hombre, quizá por la influencia tan definitiva que su hermano Pablo tuvo en ella, pero además porque los hombres en ese tiempo eran los triunfadores y ella siempre quiso ser una triunfadora. Yo he creído que vivir en Sonora no es fácil, su clima tan extremoso, la ausencia de la lluvia en muchas ocasiones y por ende la falta de agua, más aun en la época en que ella nació, sin aires acondicionados; es determinante en dar a sus habitantes un carácter recio y echao pa’elante; mismo que se cultivó con la admiración profunda que su belleza causaba donde quiera que se presentaba; se sentía reina del universo y en cierta medida lo era.

Su carrera artística se inició al ser descubierta por el Productor Fernando Palacios. En México como en el extranjero obtuvo muchos triunfos junto a otros mitos del cine mexicano: Jorge Negrete, Pedro Armendáriz y la distinguida señora Dolores del Río, con quien competía en belleza.

Filmó un total de 47 películas, en algunas de las cuales aparece con quien fuera su tercer esposo, Jorge Negrete. Su primera película fue El peñón de las Ánimas, su última grabación para TV, La Constitución.
En varias de sus películas hace papeles relacionados con la Revolución Mexicana, como: Juana Gallo, La generala, La cucaramaria bonitacha ; en Francia filmó una de sus preferidas French cancán, dirigida por Jean Renoir, también hizo cine en España, Italia y Argentina; pero indudablemente la que mejor la describe además de Doña Bárbara, fue Enamorada, que interpretó con Pedro Armendáriz.

En el papel de Beatriz Peñafiel, despliega todo lo que podemos imaginarnos de su vida: niña mimada, caprichosa, joven desdeñosa y altanera, hasta que se encuentra con un general revolucionario inteligente y digno, como para decirle: te quiero pero no tolero lo que pretendes hacer de mí, entonces ella se doblega.
En Río escondido y Doña Diabla fue dirigida por Emilio Fernández, premiada con sendos Arieles. En 1960, vi mi primera película “prohibida”, en la cual, María Félix muestra el torso, en ella se aprecia la perfección de sus senos y la brevedad de su cintura; la película se llamaba Amor y Sexo, su galán fue nada menos que Julio Alemán, permítanme que suspire. Fue la única ocasión en que hizo un semidesnudo, quienes lo vimos, lo consideramos perfecto.

Fue MARÍA BONITA hasta sus últimos días, haciendo honor a la canción hermosa que le dedicara su segundo esposo Agustín Lara. Aun el día de hoy no podríamos escucharla sin pensar en ella, imaginándola recargada en una palmera tan esbelta como ella misma, sus pies perfectos hundiéndose en la arena y el oleaje susurrando tenues melodías para acariciar su oído, el aire moviendo suavemente su cabello para tocar provocativamente la mejilla de su amante. Revisando las entrevistas que le hiciera Ricardo Rocha, encontramos que conservó su belleza y señorío hasta el final, el exagerar algunos rasgos como sus cejas, era totalmente innecesario, pero se consideraba su gesto habitual y era la imagen de sí misma preferida por María.

Se rodeaba por hermosas obras de arte pictórico y escultórico, orfebrería, piedras preciosas que comenta pertenecen al siglo XVIII en su mayoría. Sin dejar de ser ella, nos dice que nunca ha sido seducida, por el contrario es ella la que elige y seduce. Los últimos 15 años de su vida los compartió con un compañero joven, culto, guapo, inteligente y magnífico pintor. Cree en Dios pero no en la religión, detesta la política; ama el Centro Histórico de la CDMX y la entristece su abandono; lamenta que ya no haya hombres de la calidad de Lázaro Cárdenas, Zapata, Villa, esos eran HOMBRES, comenta. México necesita buenos gobernantes y mucha más cultura para salir de su pobreza económica y social.

Su dolor más grande en la vida, haber perdido a su hijo Enrique; de su sepelio comenta: el sacerdote se puso a nombrar a los apóstoles, al Papa, y yo lo callé. Sí, le dije: deje de estar hablando de cosas que no son importantes, a mi hijo récele las oraciones que él rezaba cuando era niño.

maria bonita 3Dice no apegarse a sus joyas ni a los objetos que le rodean, en prueba destruyó dos guitarras históricas, la de Jorge Negrete y la de Pedro Infante. Con frecuencia vendía objetos valiosos. Sin embargo dice que las casas se apropian de la gente, de sus voces que perduran a través de los años entre sus paredes. En una ocasión en que no se presentó a un espectáculo donde todo el boletaje se había vendido, accedió subir al escenario sólo unos momentos y alguien del público le gritó: es muy poco lo que vi por $80.00. Ella, enseguida reviró: otros han pagado más y no han visto nada.

Al finalizar las magníficas entrevistas que le hizo Ricardo Rocha, se complementa el video con escenas de María en diferentes capitales de Europa, París, Roma, Madrid en donde habla a la estatua de
Agustín Lara. ¡Bellísima!, con sus mejores atuendos; y no puedo menos que resentir que este pueblo donde tanto disfrutó y donde tanto la han valorado, nunca tuvo el gusto de sentir sus pasos, escuchar el crujir de sus crinolinas, las callejuelas escuchar sus risas. ¡Una verdadera lástima! porque la bella Álamos en su propio señorío no hubiera desmerecido ante tan gran señora.

Texto leído en la Ciudad de Álamos, Sonora en el aniversario de su nacimiento y de su muerte. (8 de abril de 2017).

* Escritora y maestra jubilada. Miembro activo del Taller
“Después del café”.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.