DestacadosEstatal

El Silabario de San Miguel

Por domingo 15 de enero de 2017 Sin Comentarios

Por: Gilberto J. López Alanís

el silbario de san miguelEn reciente visita al pueblo mágico de El Fuerte, al norte de Sinaloa, trasmitimos el programa de radio, De la Sierra al Mar, edición 303, que se difunde en W 97.7 de Radio TV, todos los sábados, ahí en el
Hotel Guerrero que administra nuestro amigo Enedino Gómez Guerrero, saludé la grata presencia del cronista local Ernesto Parra.

Después de las participaciones radiofónicas donde abordamos temas sobre historia y cultura regional, el cronista me enseñó un ejemplar del Silabario de San Miguel.

Fascinado por la sorpresa lo digitalicé para subirlo a la biblioteca digital del Archivo Histórico General del Estado de Sinaloa. El silabario es uno de los métodos más antiguos de enseñanza del alfabeto gramatical y lectura por asociación de palabras. Seguramente los padres jesuitas lo utilizaron en estas provincias norteñas en su instrucción misional a los hijos de españoles y naturales con la inclusión de algunos adultos.

Este manualito patrocinado por la empresa norteamericana Clemente Jacques y Cia. S. A., que no tiene fecha de edición, al final contiene una serie de preguntas tendientes a reafirmar un catolicismo que acompañó a la expansión del imperio español y que en los días de su impresión en pleno siglo XX, todavía seguía funcionando.

Los silabarios fueron expresión de una globalidad cultural, que no escaparon a las tendencias artísticas de su momento; la siguiente imagen lo demuestra.

El venezolano Benedicto González Vargas, anota que “En la España colonial el privilegio de publicar cartillas o silabarios pertenecía preferentemente a instituciones religiosas católicas, y fueron los obispados o las congregaciones religiosas las que se dieron a la tarea de crear publicar y difundir las cartillas”, para después afirmar que: “Fue en México donde nació el primer silabario propiamente hispanoamericano, llamado Nueva cartilla de primeras letras, donde sucesivos editores lo imprimieron entre los siglos XVI y XVIII…”

Así que esta larga tradición de enseñar a base de cartillas o silabarios a los educandos, permitió una interacción entre alumno y magister que desembocó en afectos productivos.

el silbarioSe dice que en nuestro país el silabario más famoso fue el Silabario de San Miguel que incluso aún se usa, con su correspondiente imagen del arcángel dominando al demonio, alzando su espada flamígera y poniendo su pié izquierdo sobre su cabeza, tal como se encuentra en la parte alta de la portada al frente de la catedral de Nuestra señora del Rosario en Culiacán.

Aunque la técnica del silabario fue y es memorista, cumplió y cumple con creces al enseñar la estructuración de la lectura; hoy que las tecnologías de la educación nos presentan nuevos retos en la formación escolar e inmersos en una Reforma Educativa, que aspira a redefinir los mecanismos de formación cultural, creo que debemos valorar el esfuerzo de los docentes que en esta etapa infantil de los futuros ciudadanos, ponen su mejor esfuerzo.

* Autor e Historiador

Otras entradas

Deja un comentario