Estatal

La villa de San Miguel, según Nuño de Guzmán

Por domingo 10 de octubre de 2010 Un comentario

Por Adrián García Cortés*

LA VILLA DE SAN MIGUEL, SEGÚN NUÑO DE GUZMÁN

“Acordé de fundar allí la villa de San Miguel”. Lo dice un manuscrito de Nuño de Guzmán, y lo repite en otros. Oportunidad para recordarlo es ahora, no solamente por conmemorar el aniversario 479 de la fundación con que la ciudad y el Ayuntamiento de Culiacán se visten de gala, sino porque esta semana se ha presentado al público el primer volumen de una serie bibliográfica que contiene documentos inéditos del Fondo Histórico Nuño de Guzmán del Archivo General de Indias.

Con esta versión paleografiada de documentos del siglo XVI, queda claro el papel que en realidad jugó Nuño en la conquista del noroeste novohispano y la fundación de la villa, a la que ahora renombramos como de Culiacán. En ellos, la mayoría escritos por el propio Nuño, se revela crudamente que la consabida fundación de la villa no fue una acción de solemnidad, sino una necesidad para poderle reconocer al conquistador sus méritos y tener derecho a reclamos ante la Corona para consolidar sus méritos.

LAS VILLAS QUE NO ESTAN FUNDADAS

Es del propio Nuño esta confesión: “Vuestra Majestad envía a mandar en esta conquista y villas que aún apenas están fundadas y digo verdad en decir que no están fundadas”. ¿Qué fue, entonces, lo que hizo?

En párrafo aparte el propio Nuño explica: “En lo que Vuestra Majestad me manda que ponga tres regidores en cada pueblo de los que tenga hechos o hiciere; en la villa de San Miguel dejé seis regidores a la costumbre de la Nueva España”.

A la costumbre de la Nueva España dice Nuño lo que en realidad era parte del sistema jurídico español, cuando a los regidores les daban absoluta autoridad para decidir lo que fuere en sus jurisdicciones y asignar tareas, así civiles como militares. Nuño lo que hizo, al designar o promover la elección de un ayuntamiento, fue asegurar su nombramiento como capitán general, con aspiraciones a gobernar la provincia que descubriere o conquistare. Con esta designación, Nuño, como Cortés lo hizo en la Villa Rica de la Vera Cruz, legalizaba sus descubrimientos y garantizaba los beneficios que de la Corona le pudieren venir.

NUÑO PIDE PERMISO PARA TENER ESCLAVOS

Logrado lo anterior, Nuño podría vanagloriarse, como así lo hizo, de las fundaciones, algunas incluso que no se hicieron sino tiempo después. Y así fueron las villas de San Miguel y del Espíritu Santo (a la vera del ahora río Baluarte, cerca de Rosario). Pero como sus escritos iban dirigidos a la reina Juana o al emperador Carlos V, no podía exagerar o alardear demasiado de lo que había logrado sin lograrlo,

En el caso de la villa de San Miguel, dos hechos trascendentes cita Nuño que le impidieron consolidar su fundación: uno la falta de esclavos para el trabajo físico del nuevo poblado y otro la lejanía de los centros de aprovisionamiento en lo que atañe a las costumbres españolas.

En lo primero Nuño confiesa y se queja: “Manda más Vuestra Majestad que no haya esclavos de rescate aunque entre los indios los haya”. Vale decir que Nuño, desde su llega al Pánuco en las costas del Golfo, fue su principal ocupación la trata de esclavos; por eso, no podía concebir una fundación, vista desde la ocupación del espacio, si no era mediante esclavos.

SÓLO CON ORO Y LOS ESCLAVOS PARA POBLAR

Continúa: “suplico a Vuestra Majestad sea servida de mirar con que pueden los cristianos venir y perpetuarse en la tierra, especial los que nuevamente fundan villas donde no tienen ni pan, ni vino, ni aceite, ni vinagre, ni medicinas, ni cosa de vestir, ni calzar, ni ganados, ni con que plantar, si no tienen esclavos con quien buscar oro para comprar estas cosas y comenzarse a arraigar y tener trato y manera de vivir y tener alguna prenda en la tierra, porque aquí ninguna cosa les traerán de éstas”.

Todavía argumenta: “si no tienen oro con que comprarlas pues qué hará la villa de San Miguel que tan lejos está quien les ha de traer leña, yerba y agua y las otras cosas necesarias para sus personas y caballos, si no tienen algunos esclavos de servicio, los que en esto han informado a Vuestra Majestad no tienen buen celo ni al servicio de Dios ni vuestro”.

En lo segundo remata: “Me pareció que había mucha distancia de tierra entre esta ciudad (Compostela) y la villa de San Miguel y que los indios no servirían a una parte ni a otra bien si no anduviesen sobre ellos siempre”.

SE FUERON A NAVITO POR TEMOR A LOS BELICOSOS

El lector de estos documentos podrá preguntarse: ¿Nuño fundó o no la villa de San Miguel? En respeto a los escritos de Nuño que, como se ve eran para impresionar a los monarcas de sus éxitos y sus carencias, lo que este hizo en realidad fue poner las bases para el asentamiento español de la región.

En las Relaciones de sus acompañantes se puede constatar que, tras nueve meses de recorrido por el hoy territorio de Sinaloa, tuvo necesidad, como se dijo arriba, de hacer una fundación; para ello dio el primer paso: propiciar o designar al primer Ayuntamiento, y a éste le dejó la encomienda de poblar, indicando, eso sí, que se hiciera en el encuentro de los ríos.

¿Por qué los pobladores o ediles no se quedaron en este encuentro fluvial? Sencillamente, porque lo aborígenes resultaron ser más belicosos que los del río Ciguatán, y allá se instalaron, cerca del poblado indígena de Navito, aunque tuvieron que mudarse dos veces hasta que decidieron alojarse en las riberas del Tamazula. El poblamiento fue paulatino; las dos villas subsistieron hasta finales del siglo. En 1536 en su paso por la zona, Cabeza de Vaca ya cita las dos villas, y a partir de entonces, a la nueva se le llamó San Miguel de Culiacán.

*Cronista Secretario del Instituto La Crónica de Culiacán.

Related Post

Un Comentario

  • Isaac dice:

    Hola, muy buen artículo, como culichi y amante de la historia de México este artículo me pareció muy interesante.

    Al inicio del artículo mencionas «esta semana se ha presentado al público el primer volumen de una serie bibliográfica que contiene documentos inéditos del Fondo Histórico Nuño de Guzmán del Archivo General de Indias.»

    Cual es el nombre de esa serie bibliográfica? donde puedo encontrarla?

    Gracias y saludos

Deja un comentario para Isaac Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.