Estatal

Real de Minas de Bacubirito

Por domingo 28 de abril de 2013 Sin Comentarios

Por Juan Manuel Véliz Fonseca*

Real-De-MinasEste nombre viene da la lengua cahita de ba, agua y cobii, rincón, entre cuyas dos ii se pone una / o una r según las reglas gramaticales impuesta por los colonizadores; y por último, la proposición castellana to; el nombre significa “en el rincón del rio”. El origen de esta geonomía esta relacionado con un accidente fisiográfico debido a que la corriente en este sitio forma una península o un rincón, como expresa la toponimia. Mientras que en la lengua mayo es “banco de oro”, por la abundancia de este metal por las orillas del rio Sinaloa.

En 1602-1605 don Alfonso de la Mota y Escobar visitó este pueblo que pertenecía a la villa de San Felipe y Santiago. En esta región vivían los indios bacubiritos que formaban una raza primitiva, región que colindaba con Mocorito y Badiraguato.

El 29 de junio de 1614 fue localizado y registrado el pueblo de Bacubirito por el jesuita coadjutor del Colegio de San Felipe y Santiago, Francisco de Castro, anexándole el Santo Patrono de San Pedro de Bacubirito, constituyéndose en una misión jesuita, la que desarrollaría una intensa actividad pastoral; igualmente en lo agropecuario, así como la en carpintería ya que en ese entonces en esa región existían maderas finas de cedro, ébano y de otras, y sus avecindados elaboraban sus muebles, portones, puertas, ventanas y demás.

En 1767, se comisiona al Justicia Mayor de Sinaloa, Sebastián Azcárraga, para apresar y expulsar a los padres jesuitas y confiscar sus bienes. Fernando Berra, que había nacido en Guanajuato, el 4 de enero de 1736, se encontraba en la misión de Bacubirito.

El 10 de marzo de 1811, entran a descansar a Bacubirito los insurgentes al mando de Apolonio García, que había iniciado la rebelion en Badiraguato, esto lo informa el párroco de la iglesia, Juan Sepúlveda a su superior el obispo Francisco Rousset de Jesús y Rosas. Después continúan su paso por Güera, Agua Caliente de Cota, luego a Ocoroni y en Charay son sorprendidos y derrotados.

En el siglo XIX comienza la época de bonanza de Bacubirito por la explotación de sus metales auríferos y placeres de oro por compañías norteamericanas y gambusinos que extrajeron pepitas de oro que pesaban más de medio kilogramo.

El 31 de julio de 1871 es descubierto un aerolito en una comunidad llamada Camichin, en aquel entonces comisaria de El Palmar de los Sepúlveda (actualmente es sindicatura) y que pertenecía a la jurisdicción de Bacubirito; este hallazgo le permitió a este pueblo darse a conocer de manera internacional, de allí que lleve el nombre de “Meteorito de Bacubirito” y que actualmente se encuentra en exhibición en la ciudad de Culiacán en el Centro de Ciencias.

En 1877, el Lic. Eustaquio Buelna nos describe que: “Bacubirito es una municipalidad notable del distrito de Sinaloa, cuenta con 5,141 habitantes y con cuatro alcaldías: la de Bacubirito, con 3,834 hbitatantes y la integraban las celadurías de: Güera, Buragua, Mapiri, Norotes, Palmar de los Sepúlvedas, Tescalama, Iripa, Gatos, El Paso, y Basitito; la de Chicorato, con 494 y son Santa María y Temuchina; la de San José de Gracia, con 813 y son Alisos, y San Ignacio; y la de San José de la Delicias, que por ser de nueva creación se desconocía, peros sus alcaldías eran La Joya, Carrizalejo, Baromena, Torobueno y Cárcamos.

En 1893, Bacubirito se convierte en directoría política y figuran entre sus directores: Rosalío Echavarría, Francisco García, Luis María Sainz, Jesús María Tarriba, Tiburcio Aguirre y José María Cázarez.

Don Evaristo Aguirre Sánchez en su libro remembranzas de Bacubirito nos relata lo siguiente: “En 1897, en Bacubirito se efectuó una carrera de caballos que tuvo resonancia entre “El Bonchi” de Miguel Tarriba y “El Timbre” cuyo propietario era de Navojoa, Sonora. La carrera se concertó para efectuarse en el taste conocido como “La Lomita”, resultando ganador “El Bonchi” con una apuesta de veinte mil pesos”. Continúa Aguirre Sánchez: “En esa misma época hacía su aparición un individuo que era fenómeno; su cuerpo lo tenía como un hombre grande, pero sus piernas y sus pies del tamaño que los tiene un niño de un año. Andaba sostenido con las manos; los brazos le alcanzaban para apoyarse con ellos en el suelo. Era un fenómeno tan extraño, que la gente decía que tenía pacto con el diablo. Usaba ropa fina, el saco le cubría los pies y le decían “El Mocho Gallardo”; su nombre era Ramón Gallardo y era originario de El Corral Quemado, nunca perdía a las cartas. Fue contratado por los señores Tarriba para exhibirlo por ciudades de Estados Unidos y Europa de donde regresó después de una gira de un año”

De acuerdo con la constitución federal de 1917 Bacubirito adquiere el rango de sindicatura y la conforman las comisarias y ranchos de La Aceituna, Güera, Buragüe, El Paso, Los Troncones, El Aguajito, Bacurato, Las Lajas, El Limón, Porohui, Teposina, Mascahuilochi, Pueblo Viejo, La Soledad, El Cajoncito, El Rodeo, El Paso, El Sauce, Ventura de Bojórquez, Coronado, La Mesa, Tecumena, Rancho Viejo, La Huerta, Potrerillos, El Terrero, El Papachal, Jayna, El Guamúchil y El Chilillo.

En Bacubirito nacieron grandes personajes y entre ellos tenemos al obispo don Francisco Jesús María Echavarría Aguirre, don francisco y Antonio Echavarría, Jesús María “El Chuma” Tarriba, Miguel y Antonio Tarriba, y otras familias como Sais, Campos, Lugo, Báez, Bobadilla, Parra, etc.. Muchos de ellos tuvieron que emigrar de su pueblo, por problemas de la revolución y por el agotamiento de algunas minas. Incluso por estos lugares trabajo el pintoresco Juez Casimiro Zamora López.

En 1982 un 15 de noviembre, se inaugura la presa Bacurato por el presidente de la República Lic. José López Portillo imponiéndole el nombre del Lic. Gustavo Díaz Ordaz, cumpliéndose el sueño de don Evaristo Aguirre Sánchez al referirse, en el año de 1956, al futuro de Bacubirito y su río Sinaloa: “esas aguas, una vez encauzadas, servirán igualmente para mover dinamos que generen energía eléctrica, la que constituirá un paso gigantesco para el progreso de nuestra región… Uno, más arriba de Bacubirito, para depósitos de agua en beneficio de la agricultura”. Y yo le agrego las cooperativas pesqueras de agua dulce que allí trabajan.

*Profesor de la FCA / UAS. Sinaloa de Leyva.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.