Xóchitl Angélica Palomino y Contreras Una educadora que dio voz a nuestro lábaro patrio

Por Cuauhtémoc Rubio Payán*

La mayoría de los mexicanos sabemos la historia y autoría de la letra y música de nuestro glorioso Himno Nacional; fue escrito en 1853 por el poeta potosino Francisco González Bocanegra y musicalizado en 1854 por el compositor catalán Jaime Nunó Roca. Por lo que se refiere a la historia y autoría del toque militar “Bandera”, y la adaptación del texto literario conocido como “Toque de Bandera” muy pocas personas lo saben. Definitivamente el tener nuestro himno que nos identifica como mexicanos nos da autenticidad, identidad y grandeza; de igual manera el cantarle a nuestra bandera al verla ondear en lo alto de su mástil, nos hace sentir orgullosos de su letra y sentir su imponente ritmo marcial.

En mis últimos cinco años laborados, he trabajado como asesor en la SEPyC en el área de educación artística en el nivel preescolar, en donde he tenido la oportunidad de viajar a lo largo y ancho de nuestro bello estado, constatando en invariables eventos cívico artísticos y culturales en donde se ha entonado el “Toque de Bandera” y el Himno Nacional; dándome cuenta que en su gran mayoría se canta de diferente manera la letra, música, métrica y entonación, despertando en mi la inquietud de investigar acerca de cómo surgió la historia del “ Toque de Bandera”

Definitivamente el 24 de febrero no se puede desligar de este hermoso cántico, además de que este año se cumple el 75 aniversario del Día de la Bandera y el 55 de hacerse oficial la enseñanza del “Toque de Bandera” en todas las instituciones educativas y militares de nuestro bello país, México. Este artículo constituye de mi parte, un homenaje de manera escrita a la maestra Xóchitl Angélica Palomino y Contreras, quien escribiera ese hermoso texto literario, el “Toque de Bandera”.

La Profesora Xóchitl Angélica Palomino y Contreras nació en la ciudad de México, D. F. el 3 de enero de 1932, siendo hija del mayor de infantería y jefe de traductores del Estado Mayor Presidencial Mariano Palomino Villaseñor, y de la educadora Magdalena Contreras Millán de Palomino. Realizó sus estudios elementales en el Jardín de Niños “Mateana S. de Aveleyra” (1935-1937) y en la Escuela Primaria “Madame Curie” (1938-1943).

Su educación secundaria la cursó en la Escuela Secundaria Anexa a la Escuela Nacional para Maestros (1944-1946). Ingresó a la Escuela Nacional de Maestros para cursar la carrera de profesora de educación primaria (1947- 1949) y de educación preescolar (1950-1952), de las que egresó con los títulos correspondientes, recibiendo mención honorífica en sus exámenes profesionales.

Cursó dos años en la especialidad de Psicología en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM entre los años 1950 y 1951. Y en la Escuela Normal Superior de México realizo la carrera de maestra en Pedagogía, en la rama de Didáctica y Organización, en los años de 1965 a 1968.

Además de los estudios profesionales, durante su niñez tomó clases particulares de piano, y en su vida escolar hizo cursos de especialización y mejoramiento profesional.

Por acuerdo del Subsecretario de Educación Primaria y Normal, se le responsabiliza de la supervisión de las escuelas normales para profesoras de educación preescolar de la República Mexicana en el año de 1972.

¿Cómo surgió la letra del Toque de Bandera?

Desde el 24 de febrero de 1937 se conmemoró oficialmente el Día de la Bandera ante el monumento del general don Vicente Guerrero, que fue el primer militar mexicano que juró ante la Bandera, en el evento conocido como el abrazo de Acatempan, el 12 de marzo de 1821. En 1932 la entonces Secretaria de Guerra y Marina hace una convocatoria para rendirle honores a nuestro lábaro patrio, siendo hasta 1934 cuando al maestro Juan Pío Manzanares le acreditan su obra como toque de corneta reglamentario, conocido precisamente como “Bandera” (acompañada por cornetas y tambores sin voz ni letra, sólo línea melódica), haciéndose obligatoria en las fuerzas armadas de México, interpretándola solamente las bandas militares de aquella época. Fue hasta el año de 1956 y a la edad de 24 años que la maestra Xóchitl Angélica Palomino y Contreras presenta la iniciativa y propuesta del canto patrio “Toque de Bandera”. Así, poco a poco, fue cobrando forma la idea. Surgían versos que luego eran desechados puesto que era necesario encontrar las palabras adecuadas para que coincidieran con la música; pasarían 22 años para que en 1956, nuevamente el maestro Juan Pio Manzanares y en coordinación con la maestra Xóchitl Angélica Palomino y Contreras, se hiciera la adaptación del texto literario con la música que en 1934 el maestro Manzanares compusiera como “Bandera”. Esta partitura fue escrita en 1957 en la tonalidad de si bemol. La maestra también encuentra en la persona del mayor Guillermo Estrello González, quien fuera entonces director de la Banda de Música de la 1ª. División de Infantería, a quien además realizó la transcripción musical escrita por el maestro Juan Pio Manzanares para que el toque militar “Bandera” pudiera ser cantado y tocado en el piano, quedando titulado como “Toque de Bandera”. Cabe señalar que esta transcripción fue escrita en fa mayor, para más comodidad vocal, considerándose que la escribiera en 1957, siendo esta en la actualidad la tonalidad oficial.

Iniciativa y propuesta

La maestra presenta iniciativa y propuesta del canto patrio “Toque de Bandera”, con el cual se rinden honores a la Enseña Patria en todas las instituciones educativas oficiales y en multitud de escuelas primarias particulares incorporadas a la Secretaría de Educación Pública. Dicho canto obtiene el permiso correspondiente por parte de la Secretaría de la Defensa Nacional en 1956, y las órdenes para que su enseñanza sea obligatoria en los planteles de preescolar, primaria, secundaria, especiales y escuelas normales, en el año de 1957. Adicionalmente, también en el año de 1956 se giran recomendaciones a los directores de planteles militares para que sea obligatoria la enseñanza del “Toque de Bandera”

Estos escritos causaron una grata sorpresa así como una gran satisfacción para su familia, y sin duda alguna la profesora Xóchitl Angélica Palomino y Contreras deja un legado imborrable a toda la sociedad mexicana, logrando la inmortalidad gracias a su amor a la Patria, esperando que las autoridades educativas pongan más y mejor énfasis en la enseñanza e interpretación de este bonito cántico cívico.

La maestra fallece en la ciudad de México el 30 de noviembre de 1996, a la edad de 64 años, habiendo logrado que la letra que escribiera pasara a la inmortalidad, dejando en el texto literario esa gran adaptación del toque militar “Bandera” al cantico cívico “Toque de Bandera”.

*Compositor y arreglista.

Tags:

1 Comentario por “Xóchitl Angélica Palomino y Contreras Una educadora que dio voz a nuestro lábaro patrio”

  1. es muy triste que a medida que pasan los años las instituciones escolares vayan olvidando este hermoso “toque de bandera” y que los docentes no se sientan comprometidos para transmitirlo a sus alumnos como parte de su enseñanza civica y escolar. soy docente y siento un gran compromiso con mis educandos y deseo que aprendan, ellos y las proximas generaciones que pasen por mis manos, el “toque de bandera” y que lo puedan entonar y puedan sentir de corazón la letra que cantan.

Deja un Comentario

*