DestacadosLocal

EUSTAQUIO BUELNA ORGULLO Y LEGADO DE MOCORITO PARA EL MUNDO

Por miércoles 30 de septiembre de 2020 Sin Comentarios

LETICIA DÍAZ ACOSTA

Para Mocorito, todos los años el 19 de septiembre es día de fiesta; éste día se celebra con mucho orgullo el nacimiento de un hombre, un hijo pródigo que escribió con letras de oro gran parte de la historia de Sinaloa, y que como fruto de sus acciones, nos dejó un gran legado: la fundación de la Universidad Autónoma de Sinaloa, máxima casa de estudios del estado, que cada año contribuye a la formación profesional de miles de estudiantes.

Este 2020, esa celebración estaría engalanada por coincidir con el aniversario número 60 de la emblemática y destacada institución que lleva su nombre: la Secundaria Eustaquio Buelna, que vino a engrandecer aún más con su presencia, a este bello Pueblo Mágico y cultural, y a quien le corresponde dirigir año con año, este majestuoso homenaje.

Desafortunadamente la situación social, económica y de salud que impera debido a la pandemia, han detenido dicha celebración, pero no ha impedido que de igual manera se le siga brindando reconocimiento merecido, tanto a la escuela, como al distinguido hombre del cual toma su nombre.

Enclavada en una de las calles más importantes del pueblo, la Secundaria Eustaquio Buelna ha brindando educación a las y los adolescentes de la comunidad por generaciones, demostrando con ello que la lucha social por su fundación que inició en el año de 1959, no estaba para nada equivocada.

Fue precisamente en este año cuando un grupo de entusiastas habitantes, comenzó las pláticas sobre la necesidad de abrir una escuela de educación secundaria en el pueblo; había muchos jóvenes que deseaban continuar sus estudios pero tenían que trasladarse a otros lugares a realizarlos; desafortunadamente, la situación económica de algunas familias era precaria y no todos podían hacerlo.

A esta iniciativa se fueron uniendo cada vez más personas, y enarbolando la idea de que Mocorito necesitaba tener gente preparada y ser reconocido, en octubre de ese mismo año, se llevó a cabo la primera reunión oficial que tuvo como resultado la implementación del Patronato pro Escuela Secundaria.

Ya erigido en funciones, el Patronato se avocó a trabajar para alcanzar la meta; su primera gestión, fue la de conseguir un solar donde poder instalar la Secundaria, para lo cual, se acercaron al entonces presidente municipal Sr. Ricardo Riveros, quien gustosamente donó un terreno de 5,885 M2, ubicado en la esquina de las calles Obregón y Rosales, donde aún perdura en pie nuestra amada escuela.

Ya con el terreno, el Patronato continúo trabajando en la implementación de diversas actividades sociales y recreativas (kermeses, rifas, carreras de caballos, fiestas) que se prolongaron por varios meses y aportaran fondos para iniciar con la construcción de la primera parte del edificio. Dirigida por el Ingeniero Mario Tena y con el apoyo del maestro de obra Miguel C. Vega, dicha construcción se puso en marcha hasta el mes de abril de 1960.

Por fin, para el 19 de septiembre de ese mismo año, y después de un arduo trabajo del Patronato y de muchas personas del pueblo, la escuela estaba lista para abrir sus puertas; en punto de las 8:00 pm de ese día, y contando con la distinguida presencia de Roberto Hernández y Salaiza Mayorga como representantes de la Dirección General de Educación del Estado, la Secundaria Eustaquio Buelna de Mocorito, Sinaloa, quedaba oficialmente inaugurada.

Sin duda alguna, el 19 de septiembre de 1960, Mocorito se llenó de gloria por segunda ocasión, y lo sigue haciendo a través del tiempo. Es un orgullo decir que el nombre que ostenta, ha sido honrado con creces durante la trayectoria educativa y cultural del centro académico, el cual, dirigido por grandes hombres y mujeres, ha dejado huella en el pueblo mediante las actividades y el reconocimiento del cual ha sido objeto durante años.

Forjadora de sueños, la Secundaria inició clases formalmente al día siguiente de su inauguración, y durante todos estos años, ha contribuido a la formación de grandes personalidades que hoy agradecen el haber sido parte de su alumnado.

Entre muchas de las huellas imborrables que la escuela ha dejado a través del tiempo, está el hecho de haber formado grandes músicos que hoy son parte de diversas bandas que le dan vida a la tradición de Sinaloa; de la misma manera, empresarios, ejecutivos, políticos, y personas de grandes valores deben parte de su trayectoria exitosa a la escuela que los cobijó y encauzó durante su adolescencia.

Segura estoy que Don Eustaquio Buelna estaría gratamente complacido al saber que la banda de música de esta secundaria que lleva su nombre, fue la encargada de tocar durante la visita del Presidente López Obrador y su esposa, la señora Beatriz Gutiérrez Mueller, quien, al frente de la Estrategia Nacional de Lectura que se inauguró en el Pueblo Mágico, ensalzó la excelente lectura de varios alumnos de la Institución que amenizaron con gran voz y énfasis estos gratos momentos.

De la misma manera, cada año, nuestra gloriosa Secundaria, engalana junto a las demás escuelas del pueblo, múltiples actos culturales, en los cuales su participación es activa y entusiasta, tal es el caso por ejemplo, de los emotivos desfiles del 20 de noviembre, que antecedidos por actividades en el Estadio, demuestran el esfuerzo, tenacidad y valor cívico de los estudiantes.

El año 2019, vino a dar cuenta con creces, de ese material del que están hechos los alumnos de nuestra Secundaria: se obtuvo el PRIMER LUGAR A NIVEL NACIONAL en el examen de PLANEA, un logro por demás satisfactorio, que debemos agradecer a la dedicación de los maestros, pero sobre todo, a la entrega y ganas de sobresalir de los alumnos que conformaron esa magnífica generación que nos llenó de orgullo y satisfacción.

Esta situación atrajo la atención de muchas personas a nivel nacional y estatal; el Secretario de Educación del Estado, el señor Juan Alfonso Mejía, estuvo en la plaza cívica de la escuela, y reconoció que éramos ricos porque teníamos el talento y la cultura necesaria para triunfar en la vida, por más adversas que pudieran ser las circunstancias, dijo, el carácter es determinante para lograr el éxito.

Y es que así es, los alumnos de esta gloriosa escuela, están cortados por el mismo trazo de don Eustaquio Buelna, quien los cobija amorosamente desde su fundación; él, al igual que todos estos estudiantes llenos de sueños y metas, tuvo sus propios ideales, y luchó por alcanzarlos, tan es así, que llegó a ser gobernador del estado, juez de la Suprema Corte de Justicia y un abogado ejemplar que siempre defendió la libertad y la educación como los derechos supremos de los seres humanos.

La fundación de la Universidad Autónoma de Sinaloa, así como la apertura de muchas escuelas rurales y la elevación del alfabetismo en Sinaloa, dan muestra de su gran labor a favor de una sociedad libre, pensante, reflexiva y crítica como la que él aspiraba.

Escritor de varios tratados de historia, entre los que destacan “La peregrinación de los aztecas” (una obra excelente) y “El arte de la lengua cahíta”, entre otros, el licenciado Eustaquio Buelna se ha constituido en ejemplo permanente de tenacidad y esfuerzo para los sinaloenses y la nación entera. Y es precisamente en base a ese legado cultural, político, educativo y sobre todo personal que nos dejó a los mocoritenses, que este, como todos los septiembres, es un honor recordar su memoria.

Ahora, a 113 años de su muerte, él sigue presente en la memoria y en los actos de muchas personas que ondean cual bandera sus enseñanzas; tal es el caso de la noble institución que se fundara un 19 de septiembre de 1960, y de la que año con año egresan jovencitos y jovencitas que se han convertido en seres humanos excepcionales, en ciudadanos de honor y ejemplo, como segura estoy, lo seguirán haciendo.

Es un alivio recordar que a pesar de todas sus vicisitudes y sus luchas incansables, don Eustaquio Buelna ya descansa en paz bajo la ternura de la tierra cálida de Sinaloa, esa tierra que tanto amó y de lo cual dejó evidencia en esta emotiva dedicatoria que de puño y letra escribió en una de sus muchas obras:

“Al pueblo sinaloense, en cuyo seno vi la primera luz, a
quien tanto he amado, por cuya felicidad he hecho en
mi pequeñez cuantos esfuerzos me han sido posibles;
solar en el cual deseo que mis restos mortales
encuentren el descanso que en la vida no he podido
disfrutar”

Licenciada en Ciencias de la Educación

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.