DestacadosNacional

EL SISTEMA DE UNIVERSIDADES “BENITO JUÁREZ GARCÍA”

Por jueves 30 de abril de 2020 Sin Comentarios

SANTOS LÓPEZ LEYVA

México presenta un déficit de atención a la educación superior, pues la variable que mide la cantidad de estudiantes con que cuenta el sistema de educación superior es la cobertura, la cual se constituye por el porcentaje de jóvenes entre 18 y 24 años que están inscritos en una institución de educación superior en un país. En México, en 2017, la cobertura era del 30%, lo que significa que sólo treinta jóvenes de cada cien estaban matriculados en la educación superior, muy por debajo de Brasil que era 50.6%; Argentina, 82.9%, y Chile 88.6%, lo que indica que estos últimos tres países presentan una amplia ventaja sobre nosotros.

La creación del sistema

Desde el arranque del gobierno de AMLO se identificó este fenómeno y ante falta de espacios universitarios, se impulsó el surgimiento del Sistema de Universidades “Benito Juárez García”, el cual fue creado por decreto del 29 de julio de 2019, como un órgano público descentralizado con personalidad jurídica, patrimonio propio, autonomía técnica y de gestión, bajo la coordinación de la Secretaría de Educación Pública, con domicilio en la ciudad de Pátzcuaro, Michoacán. Designó a Raquel Sosa Elízaga como la primera coordinadora general del programa. En su estatuto señala que este organismo debe:

Formar profesionales con sentido público, comprometidos con las necesidades sociales de la población más desfavorecida del país, con conocimientos de los problemas que plantean la supervivencia y sustentabilidad de las comunidades en que residan y realicen sus estudios, y formados en un amplio horizonte que les permita desarrollar sus capacidades, creatividad, sentido crítico y propositivo, experiencia práctica e interacción sistemática con su entorno.

En el primer informe de labores de la SEP de 2019, se comunica a la sociedad mexicana que las 100 universidades ya operan con normalidad a nivel nacional en sedes provisionales, con una matrícula inicial de 39,170 alumnos y 815 docentes contratados. Aunque en una entrevista oficial reciente, la coordinadora general del programa declaró que son 80 los planteles que estaban abiertos.

En Sinaloa se abrieron dos planteles, uno en Badiraguato con la carrera de Ingeniero Forestal Comunitario y Licenciatura en Educación Física en Beisbol, otra en Cosalá con la carrera en Ingeniero en Desarrollo Regional Sustentable.

Con la apertura de este sistema se dice que, al término del sexenio de López Obrador, nuestro país tendrá una cobertura en educación superior del 39.2%, la cual es baja y seguiremos estando a la altura de los países latinoamericanos más pobres como El Salvador, Honduras, Bolivia y Paraguay. México tiene que impulsar políticas para atender, de forma más efectiva, esta situación.

Mejorar la educación superior

Está muy bien que se amplíe la oferta de lugares para educación superior en México, sin embargo, en mi opinión, son muchos los sistemas educativos que componen este nivel, ya que se tiene el Sistema de Universidades Públicas Federales, donde se encuentra la UNAM, UAM, Instituto Politécnico Nacional y Universidad Pedagógica; las universidades públicas de los estados, donde se ubican las universidades públicas de las entidades federativas, allí se inscribe la Autónoma de Sinaloa; las universidades tecnológicas, las universidades politécnicas, las universidades interculturales, las universidades privadas y las escuelas normales; como se puede observar, son varios los sistemas y algunos presidentes han querido tener su propio sistema de educación superior, pero, se ha carecido de políticas que los fortalezcan y con ello, mejoren la calidad de nuestra educación. Aumentar los lugares en educación es una política adecuada para los países, pero se tiene que pensar en hacerlo con educación de calidad. Sólo repasando unos datos, en 2017, el Foro Económico Mundial revisó 137 países, para México publicó los siguientes resultados, educación superior y capacitación de los trabajadores estuvimos en el lugar 80; pero en calidad del sistema de educación superior nos fuimos hasta el lugar 108; aún peor en enseñanza de matemáticas y ciencias que nos ubicaron en el lugar 117, solo 20 países de los 137 calificados estuvieron peor que nosotros. En el examen PISA que se aplica cada tres años a estudiantes de tercero de secundaria, se aplicó en 2018, donde nuestros alumnos lograron 409 puntos, muy lejos de los estudiantes chinos quienes ocuparon el primer lugar con 590 puntos; es decir, estamos 181 puntos por debajo de China. Desde el año 2000 se aplica la prueba PISA cada tres años, no salimos bien, pero tampoco tomamos acciones para mejorar.

Bienvenido el Sistema de Universidades Benito Juárez, que no sea una estructura que viene a quitar recursos a los otros sistemas de universidades para poder subsistir, que sea un sistema que se preocupa por la calidad de la educación que ofrece a sus estudiantes, que sea un sistema que cuente con infraestructura para sostener una mejor educación; que se preocupe por formar una planta académica sólida; todo esto por el bien de México y de las comunidades que atiende.

*Profesor de la Facultad de Economía y Relaciones
Internacionales de la Universidad Autónoma de Baja California

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.