DestacadosNacional

DOLORES MONTOYA GALGUERA, DIRECTORA DEL GRUPO DE TEATRO CALMECAC.

Por sábado 15 de febrero de 2020 Sin Comentarios

SOFÍA MIRELES GAVITO

La actriz, dramaturga y directora de teatro Dolores Montoya Galguera nació el 28 de abril de 1948 en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez. Cursó la primaria en la Escuela Fray Matías de Córdova. Cuenta que de niña jugaba matatena, arranca repollo, tinta y tejo. Su afición por el teatro le surgió desde niña, cuando iba al Parque “5 de Mayo” a ver el teatro “Tallita”, que ahí se instalaba.

Su primera actuación teatral fue en 1966 con el grupo Debutantes 15, integrado por Cristina Muench, Socorro Cancino Utrilla, Roberto Culebro, Lola Montoya y Carlos Olmos, y dirigido por el maestro Gustavo Acuña, con la obra “La Danza que sueña la tortuga”, de Emilio Carballido. Por su actuación en la obra “La Casa de Bernarda de Alba” de Federico García Lorca, obtuvo el Premio de Revelación Juvenil y una beca para estudiar teatro en el INBA en 1968 en Oaxaca, bajo la dirección de Sergio Magaña y Rodolfo Álvarez. Formó parte del teatro universitario del Estado de Oaxaca.

En 1984 puso en escena la obra “Los cuervos están de luto”. En 1988 se hace directora del grupo teatral independiente Calmecac, el cual ha actuado en Tlaxcala, Mérida, Yucatán, Morelia, Campeche, y Tuxtla Gutiérrez. En sus inicios, los que formaron parte del teatro independiente Calmecac fueron: Carlos Cruz Lara, Carlos Petriz, Francisco Ruiz, Raúl Sol, Antonio Arreola, Benjamin Gómez, Jorge Enrique Torija, Raquel Montes, Dulce María Bonifaz, y Adriana Berdejo y tenían como objetivo principal impulsar a las nuevas generaciones el amor al teatro. El grupo Calmecac ha montado 30 obras y está integrado por 40 elementos, entre niños, jóvenes y adultos.

Algunas de las obras en las que ha participado como actriz son: “La Guerra de las Gordas” de Salvador Novo; “Los Cuervos están de luto” de Hugo Arguelles; “La Casa de Bernarda de Alba” de Federico García Lorca; y “Te juro Juana” de Emilio Carballido.

Ha escrito las siguientes obras: Bienvenida Conde Drácula, Capitán Malinche, Don Juan Tenorio Chiapaneco, Caperucita Feroz, El Negro Marimbo, Don Camilo y La Marimba Arrecha. También ha escrito pastorelas, y unos 10 cuentos de tipo cómico y trágico. Su obra “Bienvenido Conde Drácula” se montó por primera vez, un 26 de agosto de 1987. Y trata de espantos: donde sale la Tisihua, el Cadejo, el Sombrerón y fantasmas para echarle miedo al público; también se reflejan los usos y costumbres de los chiapanecos, el lenguaje y los modismos de la región, combinado todo con temas de actualidad, haciendo que la obra sea, a la vez, de sátira política. Está obra generalmente se montaba en el día de muertos. En el año 2017, cumplió 30 años de presentarse ininterrumpidamente en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez.

Con respecto a la obra “La marimba arrecha”, ésta surge de un cuento de Lola, que es leído por el músico y compositor Federico Álvarez del Toro, y él decide musicalizarlo y realizar un montaje teatral con el mismo. La historia trata de una marimba que busca trabajo y da la casualidad que aparece un anuncio en el periódico donde se solicitaba marimba para integrarse a una orquesta. Es a partir de allí que el tambor y el pito también quieren integrarse a la orquesta. Esta obra es cómica y didáctica, ya que a través de la historia, el público conoce los detalles referentes a los instrumentos que conforman la orquesta.

El primero de agosto del 2013, el Director General de CONECULTA le dio el nombramiento de Directora del Centro Cultural Jaime Sabines de Tuxtla Gutiérrez, cargo que desempeñó hasta el noviembre del 2018.

HOMENAJES Y RECONOCIMIENTOS.

El 16 de agosto del 2011, el grupo teatral La Puerta Abierta, le hizo un homenaje a Lola Montoya por sus 40 años de trayectoria teatral; un homenaje a su esfuerzo, a su sencillez, al rescate de nuestros modismos y a su perseverancia por tantos años en el teatro chiapaneco.

En el año 2012, recibió el Premio Chiapas en Artes.

A Lola Montoya, yo la conocí en agosto de 1983, en unos cursos de teatro que impartió el INBA a los directores de Casas de Cultura; fueron 15 días durante todo el día que nos dieron teoría y práctica teatral y ella fue una de nuestras compañeras en la clase.

* Cronista de Tonalá, Chiapas

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.