Nacional

VISITA A LA VILLA DE TIHUATLÁN, VERACRUZ

Por domingo 15 de diciembre de 2019 Sin Comentarios

SOFIA MIRELES GAVITO

El pasado mes de septiembre del 2019 visité la Villa de Tihuatlán, Veracruz al asistir a la 42ª. Reunión de cronistas e historiadores de Veracruz los días 20, 21 y 22. Salí de Tonalá el jueves 19 de septiembre a las 8 de la noche rumbo a Poza Rica; llegué ahí a las 12:45 del viernes, y me dirigí a comprar el boleto a Tihuatlán, que se encuentra a 25 kms. de Poza Rica. Llegué alrededor de las 2 de la tarde, me encaminé al Palacio Municipal para inscribirme a la Reunión; pero me comentaron que en esos momentos se habían ido a comer.

Así que me inscribí hasta las 4 de la tarde, y fui de las primeras en leer mi trabajo titulado: “Desastre en Tonalá por el huracán Mitch en septiembre de 1998”; todos los temas se refirieron a los desastres naturales: sismos, terremotos, inundaciones, plagas, etc. Se terminó de leer la primera mesa de trabajo a las 7:30 de la noche; y a esa hora el H. Ayuntamiento de Tihuatlán entregó reconocimientos de huéspedes distinguidos.

Al día siguiente, se dio lectura a la segunda mesa de trabajo y luego a las 12 del día nos llevaron a conocer el rancho “El Cid Campeador”, que se dedica a la crianza de caballos pura sangre española. Este rancho se preocupa por tener las mejores líneas genéticas en los caballos; el administrador del rancho nos atendió y nos mostró las acrobacias que hacen los caballos y yeguas.

Después, nos llevaron a conocer el famoso “Cristo Redentor”, que es una escultura que mide 31.50 metros de alto, y con los brazos extendidos tiene 20.50 metros de ancho. La escultura tiene un peso aproximado de 750 toneladas. Esta escultura fue diseñada por el maestro Teodoro Cano; y el responsable del proyecto estructural fue el Arq. Héctor Eibar Ortiz Rodríguez, junto con el Ing. Arturo Barquín y el Arq. Andrés Galindo Castro. La obra se inauguró el 3 de noviembre del 2007.

El municipio de Tihuatlán pertenece a la región de la huasteca veracruzana, limita al norte con Álamo Temapache y Tuxpan; al este con Poza Rica y Papantla y al oeste con el estado de Puebla. La cabecera municipal es una localidad de 12,765 habitantes.

El centro histórico de Tihuatlán ha sido remodelado principalmente en el periodo (2005-2007) siendo presidente municipal el Señor Francisco de Jesús Ortiz Yorio; quien adornó el centro y el Parque con los murales: de la Identidad, que se encuentra al lado del edificio del Palacio Municipal; el Mural de la cultura huasteca, que se encuentra sobre la avenida Cuauhtémoc, esquina con la calle Leona vicario; y el mural “Vida-Muerte y los 4 elementos”. Los tres murales fueron diseñados y dirigidos por la escultora Paola Santos Roldan, alumna destacada de Teodoro Cano. El mural de la Identidad fue terminado en abril del 2006; el mural de la cultura huasteca fue terminado en diciembre del 2006; y el mural “Vida-Muerte y los cuatro elementos” se hizo durante esta gestión administrativa (2005-2007).

El mural de la Identidad tiene en el centro, protegida por una mano, una familia ataviada a la usanza huasteca. Debajo, está un carpintero trabajando en la fabricación de muebles. Arriba del motivo central, se encuentra el escudo de Tihuatlán. Al costado izquierdo, una hembra huasteca con un cántaro sobre la cabeza; también se encuentran: el aeropuerto Tajín, la danza de la vaca, la parroquia de San Francisco de Asís, la cruz del panteón, un músico y danzantes. A la derecha, el torso desnudo de un hombre sosteniendo con los brazos en alto el edificio municipal. Esta figura emerge a la altura de la cintura, de una mazorca de maíz.

El mural “Vida-Muerte y los cuatro elementos” representa la concepción cosmogónica de nuestros ancestros indígenas; la vida, la muerte, los 4 elementos (agua, aire, fuego, tierra), y los 4 puntos cardinales. Se observa en el mural a manera de marco, el cuerpo de una serpiente (símbolo de eternidad), que encierra toda la composición y finaliza en el centro.

En la tarde del sábado 21 de septiembre, tocó la lectura de la tercera mesa de trabajo; ya en la noche nos tocó disfrutar los bailes de huapango con el ballet “Teocihuatl”, y al final vimos la danza de “La vaca pinta”. Esta danza se ejecuta bajo el ritmo cadencioso del tambor y de la flauta. Cuenta la leyenda que en aquellos tiempos andaban sueltos los toros; y había uno muy malvado que se comía toda la milpa y todo el ganado seguía sus maldades. La danza de la vaca es una correteada al animal y una súplica al dios de las alturas para que no la deje perjudicar más a las gentes pobres de ese lugar; se realiza el 3 de octubre cuando el curandero tiene que hacerle frente al jefe de los duendes. Para corretear al duende hay que darle de comer gallinas, sangre, carne y espíritu de esos animales; y la tierra para que proteja sus frutos se les ofrenda tabaco, aguardiente, zacahuil y flor de muerto. Después de los bailes, nos dieron de cenar el famoso tamal de zacahuil.

Al día siguiente, domingo 22 de septiembre se dio la lectura a la cuarta mesa de trabajo; y a las 12:30 del día se clausuró la 42 Reunión, entregando los reconocimientos de participación a todos los cronistas, e historiadores que asistimos. Comí y conseguí que me llevaran a Poza Rica, donde hice tiempo para regresar a Tonalá en el autobús de las 9 de la noche.

Esta visita a Tihuatlán, Veracruz fue muy agradable, ya que el lugar es muy pintoresco y bonito. Es una comunidad pequeña, pero con mucha riqueza en: petróleo, ganadería, producción de cítricos y fabricación de muebles de madera de cedro. Además de tener mucha historia y tradición.

* Cronista de Tonala, Chiapas

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.