Nacional

CABEZA DE TORO Y SU BALNEARIO “PLAYA DEL SOL”

Por sábado 30 de noviembre de 2019 Sin Comentarios

SOFIA MIRELES GAVITO

Cabeza de Toro fue un lugar estratégico en la ruta comercial marítima que tenía la costa de Chiapas desde tiempos prehispánicos; esta ruta aprovechaba los esteros, lagunas costeras y canales naturales. “…esos canales no fueron hechos en un solo momento, sino que, el trabajo… fue realizado a lo largo de muchas generaciones, como lo demuestra el hecho de que hayamos encontrado restos de habitación en un periodo que va desde el pre- cerámico (3,000 A.C a 2,000 A.C) – asentamientos sobre concheros”- (Navarrete, 1998:37) en la laguna de Chantuto, en el municipio de Acapetahua. La ruta iba desde Tonalá, cuyo embarcadero estaba en lo que ahora es el ejido Cabeza de Toro hasta el río Suchiate. Aquí se recibía parte del producto del Soconusco: el cacao, pieles de lagarto, camarón seco, pescado salado, etc. Un dato interesante sobre este tema es la estela 67 de Izapa, Chiapas, donde se observa a un personaje que navega sobre una canoa.

Se mencionan los primeros asentamientos humanos en este lugar, desde el periodo posclásico temprano (900 años D.C. al 1,200 D.C.). Se han encontrado entierros humanos en vasijas de barro en lo que actualmente es el barrio El Refugio de esta comunidad.

En el siglo XIX, después de la Independencia, estas tierras fueron terrenos nacionales, que después fueron concedidos al Sr. Calixto Vázquez el 21 de junio de 1848, con el nombre de “El Tule”. Luego él se las traspasó al mancomún de Indios el 4 de noviembre de 1851. En el periodo del porfiriato, parte de estas tierras nacionales “El Tule”, lo que ahora conocemos como “El Capulín” las compró el Señor Benigno Armengol por la década de 1880, cuando él llegó a Puerto Arista por instrucciones de Porfirio Díaz como Jefe de celadores en la Aduana del Puerto. Posteriormente, estas tierras del Capulín pasan a manos del español Agustín Higuera Alonso, y él se las traspasa a su hijo Manuel Higuera Carrillo.

A principios del siglo XX se asientan los primeros pobladores del actual ejido de Cabeza de Toro en una isla, llamada La Pampita, posteriormente emigran a la península debido a las inundaciones de 1919, y le ponen por nombre a este lugar El Refugio.

Los pescadores asentados en El Refugio tenían problemas con los dueños de los terrenos de El Capulín y la finca La Barra, porque no los dejaban pescar, ni cortar nada; así que el Profr. Eladio Guzmán los asesoró para que solicitaran tierras al gobierno del Estado. Por lo cual, el 14 de marzo de 1927, los pobladores solicitan tierras para fundar un ejido. Estos pescadores estaban encabezados por el Señor Juan Toledo Suriano, quién murió asesinado en la lucha con los terratenientes por estas tierras. Continuó esta labor de lucha, el Señor Manuel Vásquez, abuelo del poeta Joaquín Vásquez Aguilar.

Se les da posesión definitiva de tierras el 9 de abril de 1934, con un total de 1,050 Has., afectando tierras nacionales de Puerto Arista, el rancho El Capulín de Manuel Higuera Carrillo y la finca La Barra de Arthur Cunninghan. En 1936 solicitan ampliación del ejido, y se les otorga 168 Has más el 22 de octubre de 1947. En consecuencia, el ejido de Cabeza de Toro fue dotado de 1,218 hectáreas de tierras; y lo reciben 123 ejidatarios.

Cuando los fundadores del ejido se reunieron para buscar un nombre para el pueblo, propusieron los nombres de: Cristóbal Colón, Guadalupe Victoria y los más grandes de edad propusieron el nombre de Cabeza de Toro, que fue el que quedó.

El ejido de Cabeza de Toro se encuentra entre la laguna de Cabeza de Toro y el Océano Pacífico, habiendo una distancia de un kilómetro y medio entre la laguna y el Océano. Limita al norte con el mar muerto (estero), al sur con el Océano Pacífico, al este con el ejido Belisario Domínguez (La Barra) y al oeste con propiedades privadas y al suroeste con Puerto Arista. De playa, Cabeza de Toro tiene 6.580 kilómetros (desde Puerto Arista a Medio Monte).

Es hasta el año de 1989 que se funda el centro turístico Playa del Sol por gestiones del Señor Emilio Robles Aguilar y José Inés Fuentes Salazar; en este año se gestionó el camino de terracería con una longitud de 1,800 metros de la carretera de Cabeza de Toro a Playa del Sol.

En el año del 2002 se introduce la red de energía eléctrica al balneario, donde el ejido aportó el 5% del total del costo.

Playa del Sol se localiza tan sólo a 20 kilómetros de Tonalá; se llega por la carretera Tonalá-Puerto Arista, tomando el desvío a Cabeza de Toro; (1.8 Km);y el otro camino es por la prolongación del Boulevard Mariano Matamoros. El 1 de febrero del 2018 se inauguró el boulevard que conecta Cabeza de Toro con Playa del Sol y ésta con Puerto Arista. Además de ponerle luminarias en todo el boulevard. Este año está cumpliendo 30 años de fundado el balneario de Playa del Sol; ha crecido poco a poco; y actualmente cuenta con buenos restaurantes y hoteles con precios más económicos que Puerto Arista; lo que ha hecho que muchos turistas locales prefieran visitar este balneario.

Navarrete, Carlos. “La navegación en la costa de Chiapas” en Rev. Arqueología Mexicana.Núm.33 Vol.VI. ( sept – oct/ 1998) pp: 32-39.

* Cronista de Tonala, Chiapas

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.