Estatal

EL ACTA DE INDEPENDENCIA, SU ACCIDENTADO PEREGRINAR

Por jueves 31 de octubre de 2019 Sin Comentarios

JOSÉ CARLOS IBARRA

“Patria. Patria de lágrimas, mi patria” Guillermo Prieto

Desde el punto de vista histórico, acontecimientos trascendentes contribuyeron de manera decisiva en la Consumación de la Independencia. La situación en España, como resultado de la invasión francesa, y el conflicto familiar entre Carlos 1V y Fernando Vll, lo cual alentó el movimiento insurgente iniciado por Hidalgo, continuado por Morelos y Guerrero, último caudillo en las montañas del sur.

La Conspiración de la Profesa en cuyas reuniones secretas, hubo acuerdos de suma importancia; el nombramiento de Iturbide como Comandante en Jefe del Ejército del Sur, para combatir al insurgente Guerrero, la habilidad para atraerlo a la causa, la Proclamación del Plan de Iguala el 24 de agosto de 1821; la firma de los Tratados de Córdoba entre Iturbide y Don Juan O´Donojú, último Virrey quien no gobernó como tal, aunque si fue miembro de la Regencia.

La entrada triunfal del Ejército Trigarante a la Ciudad de México, el 27de septiembre de 1821, integrado por las fuerzas de Iturbide y Guerrero, en un solo cuerpo.; la constitución en Palacio Nacional de la Junta Provisional Gubernativa, al día siguiente, en la que participaron 38 miembros entre españoles y criollos, seleccionados por Iturbide, redacción del Acta de Independencia, por Juan José Espinosa de los Monteros, en su carácter de Vocal Secretario, la cual fue signada por 34 miembros ya que hubo 4 ausentes, por causas de fuerza mayor, y llama la atención que no figura la firma de Guerrero, por razones que se desconocen.

Del Acta se hicieron dos ejemplares, uno para entregarse a la Regencia, el cual se conservó en Palacio Nacional hasta 1830, en que fue robado por un servidor infiel y vendido, de acuerdo con el testimonio de Lucas Alamán, político e historiador. Fue recuperado por Maximiliano de Hasburgo, se desconoce en qué circunstancias, pero después de su fusilamiento, fue sacada del país por Austin Fisher confesor del emperador.

Posteriormente quedó en poder del anticuario español, Gabriel Sánchez, quien la vendió al historiador mexicano Joaquín García Icazbalceta, y éste la heredó a su hijo Luis García Pimentel, y él la traspasó a Florencio Gavito Bustillo, en la cantidad de diez mil pesos, y en su testamento, dispuso se entregara personalmente al Lic. Adolfo López Mateos, presidente de la República, voluntad que su descendiente Florencio Gavito Jáuregui, cumplió el 21 de noviembre de 1963, al entregarla personalmente al primer mandatario de la nación. El Acta se exhibió durante cierto tiempo, en el Museo Nacional de Historia de Chapultepec, y después trasladada al Archivo General de la Nación, en donde se encuentra debidamente protegida, de los estragos del tiempo.En cuanto al otro ejemplar, se destinó al salón de sesiones de la Cámara de Diputados, y en el incendio de 1909 del recinto legislativo, quedó prácticamente destruido.-

Firmantes por las Provincias de Sonora y Sinaloa

Sonora JUAN BAUTISTA ESCALANTE

Sinaloa MANUEL AMBROSIO MARTINEZ DE VEA

* Autor sinaloense

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.