Nacional

LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO (UNAM) UN PATRIMONIO NACIONAL

Por martes 15 de octubre de 2019 Sin Comentarios

SANTOS LÓPEZ LEYVA

En México, septiembre es el mes de la Patria, pero también de la UNAM, porque sus dos fundaciones ocurrieron en este mes, la primera, un 21 septiembre de 1551 y la segunda, un 22 del mismo mes pero en 1910.

En América Latina existe una discusión en torno a cuál es la universidad de mayor antigüedad, si la Universidad Mayor de San Marcos en Lima o la Universidad Nacional de México. En una placa que aparece en la Universidad de Lima señala que fue creada por Real Cédula del 12 de mayo de 1551 del Emperador Carlos V y de la Reyna Madre Doña Juana (Juana la loca); en tanto que, la Universidad de México se creo el 21 de septiembre de 1551; sin embargo, existe una Cédula Real expedida por Carlos V el 29 de febrero de 1539 que crea la Real y Pontificia Universidad de México. Atendiendo a esta Cédula, México tendría la Universidad más antigua de América Latina y podemos decir de América en general, porque cuando se funda Virginia, en 1607, la primera de las 13 colonias en lo que es hoy Estados Unidos, los mexicanos ya teníamos nuestra Universidad.

Las clases de la Universidad de México se inician el 25 de enero de 1553, a semejanza de la Universidad de Salamanca, esto porque todos los Oidores de la Nueva España eran graduados de esa institución, que era la mejor universidad en aquel tiempo. Nuestra Universidad gozaría de tantos privilegios como la mencionada universidad española.

Aunque se consideraba Real y Pontificia, porque tenía la autorización del Rey, no fue hasta en 1595 que por bula del Papa Clemente VIII se le concedió oficialmente lo de Pontificia.

Durante la mayor parte del siglo XIX, que fue de lucha entre liberales y conservadores, la Universidad fue cerrada y abierta en varias ocasiones, hasta que el 30 de noviembre de 1865, fue clausurada de manera permanente, por el emperador Maximiliano. A todo ese periodo de luchas y cambios de gobierno es a lo que Bates, Coatsworth y Williamson denominan las décadas perdidas de América Latina, pues de 1821 a 1867, México tuvo 56 administraciones de gobierno,y en los 55 años, entre la independencia y el porfiriato, la presidencia cambió de manos 75 veces, bajo esa situación no pudo consolidarse ningún proyecto de gobierno, lo cual también afectó a la Universidad.

Ya desde 1881, Justo Sierra presentó ante la Cámara de Diputados un proyecto de ley para abrir una Universidad Nacional, pero no fue hasta el 22 de septiembre de 1910 que se funda la Universidad Nacional de México, inaugurada por don Porfirio Díaz Mori, para convertirse en su segunda fundación.

Después del movimiento estudiantil de 1929 se aprueba la autonomía de la institución, además de la autonomía, otro elemento central fue el establecimiento de la investigación como actividad sustantiva, que acompañaba a la docencia. Con ello, la Universidad entra a la revolución académica iniciada por las universidades alemanas en 1880, donde las instituciones debían practicar la investigación que las llevaran a la producción de conocimiento y establecer el doctorado como un nivel de estudios. Con la reforma de 1929, la Universidad Nacional asume estos dos compromisos.

Del 7 al 14 de septiembre de 1933, se realizó el Primer Congreso de Universitarios Mexicanos, es en ese ambiente donde se lleva cabo la famosa polémica entre Vicente Lombardo Toledano y Antonio Caso. El primero proponía una educación superior basada en el materialismo histórico, es decir una educación socialista; mientras el segundo abogaba por la libertad de cátedra y la autonomía académica del profesor. La visión de Lombardo era la creación de una universidad socialista, sometida al Estado, posición que triunfó en el congreso, pero después fue desechada por los universitarios y Lombardo expulsado de la Universidad. Debemos recordar que en la época de Cárdenas tres universidades de México se declararon socialistas: la Universidad de Guadalajara, la Nicolaíta de San Nicolás de Hidalgo, en Michoacán y la Universidad Socialista del Noroeste, hoy Universidad Autónoma de Sinaloa.

En la actualidad, la UNAM aparece entre las mejores universidades de América Latina, pero también emerge en los principales rankings globales de universidades. Así en el Academic Ranking World Universities de la Universidad de Shanghái, quien evaluó 1000 universidades en 2019, la UNAM figura en el grupo de instituciones ubicadas en los lugares del 201 al 300. El The World Universities Ranking, también integra a esta institución, junto a otras instituciones mexicanas como la Universidad Autónoma Metropolitana, Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, la Universidad Autónoma de Baja California y la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo. Pero el QS World University Ranking ubica a la UNAM en el lugar 103, para ser ésta,la mejor posición que logra en todos los rankings.

Hoy la UNAM pasa por un proceso de selección de rector, nuestro deseo es que dicho proceso se realice con toda normalidad, que la vida académica de la institución no se vea interrumpida, porque esta institución tiene mucho que ofrecer al pueblo de México.

* Profesor de la Facultad de Economía y Relaciones Internacionales de la Universidad Autónoma de Baja California

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.