Nacional

EL CRISTO NEGRO, SEÑOR DE SAN ROMÁN EN CAMPECHE.

Por miércoles 31 de julio de 2019 Sin Comentarios

SOFÍA MIRELES GAVITO

Los días del 16 al 19 de julio del 2019 estuve en la ciudad patrimonio de San Francisco de Campeche para participar en el 42º Congreso Nacional de Cronistas de ciudades Mexicanas con los temas de: Ciudades mexicanas que ostentan el título de ciudades patrimonio; Ciudades con zonas y sitios de monumentos históricos; ciudades heroicas, pueblos mágicos y patrimonio intangible.

Después de los trabajos de la lectura de la crónica infantil y juvenil (el día 16 de julio); la inauguración y lectura de las mesas de ciudades patrimonio, ciudades con zonas y monumentos históricos, ciudades heroicas y pueblos mágicos (el día 17 de julio); la visita a la ciudad de Calkiní a conocer como  se elaboran los sombreros de tejido jipi en Becal, y observar la tradición de limpieza de huesos en la población de Pomuch; y la lectura de los trabajos de patrimonio intangible (el día 19 de julio), en la tarde, antes de la clausura y premiación, nos llevaron a dar un paseo en los tranvías, haciendo un recorrido por la ciudad amurallada, el malecón, el centro histórico, el barrio de San Francisco, donde se encuentra la iglesia y el convento de San Francisco, y la iglesia del Cristo Negro, Señor de San Román.

Al pasar por la iglesia del Cristo Negro, Señor de San Román, el tranvía hizo una parada de 10 minutos con el objeto de que pudiéramos conocer y recorrer la iglesia. El tranvía traía un guía, que nos iba relatando parte de la historia de la ciudad de San Francisco Campeche, y así nos dijo: que Campeche había sido fundado por Francisco de Montejo, el Mozo en 1540. También nos platicó que los nativos traídos de la capital de la Nueva España, llamados “naboríos”, tenían un barrio para ellos; y que habían obtenido un permiso para edificar un templo en un escampado que ahí existía. Este templo fue dedicado a San Román Mártir.

Estos naboríos acababan de terminar el templo, e hicieron una colecta en el año de 1565  para comprar un crucifijo y ponerlo dentro del templo. Y así, buscaron una persona que comprara el crucifijo, siendo encargado al comerciante español Juan de Cano y Coca Gaitán, quien viajaba  frecuentemente  a la Villa Rica de la Vera Cruz y a la capital de la Nueva España. En su viaje a Veracruz, Juan Cano pasa por el puerto de Alvarado, donde ve un hermoso crucifijo que acababa de llegar de Civitavecchia, Italia. Lo compra y cuando decide regresar a Campeche y llevar el crucifijo, encuentra dos embarcaciones: una inglesa y otra de un capitán catalán. El primero le negó el pasaje; y el segundo, gustoso hizo bajar la mercancía para acomodar en su bodega el crucifijo.

Cuenta la leyenda que: el capitán inglés nuca llegó a puerto, y el capitán catalán si llegó, haciendo la travesía milagrosamente en un día, cuando normalmente se hacía en una semana. Habiendo levado anclas después de la puesta del sol del 13 de septiembre de 1565, la embarcación encontró una repentina tormenta. Vientos fuertísimos transportaron a la embarcación; el timonel estaba exhausto de controlar el timón y le rogó al capitán que lo relevara. De pronto un desconocido entró al puente de mando y con poderosos brazos sujetó el timón. El mal tiempo continuó durante minutos que parecieron horas. De pronto cesó el viento y la nave quedó inmóvil con las maltrechas velas tendidas. Un marinero corrió a avisar al capitán que estaban enfrente de un puerto.

El Capitán le ordenó al marinero que le pidiera al desconocido que enfilara hacia la costa. Gran sorpresa se llevaron al encontrar la rueda del timón amarrada al poste. El puerto resultó ser Campeche, habían llegado el día 14 de septiembre.

El Capitán ordenó que sacaran de la bodega al crucifijo y a pesar de que la bodega estaba herméticamente cerrada y seca; al desempacar al Cristo, la imagen chorreaba agua como si hubiera estado a la intemperie. Este fue el momento en que el Cristo de San Román, fue reconocido como Santo Patrono. La iglesia actual fue terminada a finales del siglo XVII.  

En la actualidad, una de las  festividades más importantes de la ciudad de Campeche es la Feria del Cristo Negro que se celebra del 13 al 29 de septiembre, con procesiones, cantos, serenatas, diferentes espectáculos y eventos culturales.    

Cronista de Tonalá, Chiapas

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.