Local

ESCENARIOS CULTURALES DE LOS JÓVENES

Por lunes 15 de julio de 2019 Sin Comentarios

La sociedad es el espacio simbólico en el que los jóvenes se constituyen como seres sociales al producir y reproducir las leyes con las que funciona esa institución social, y es que como individuos no sólo son capaces sino que están obligados a reproducir la institución que los engendró, pues lo que mantiene viva a la sociedad son las instituciones (Castoriadis, 2000). Los profundos cambios que se producen en las sociedades contemporáneas dan lugar al surgimiento de nuevas exigencias en las diferentes profesiones y en la formación de especialistas en desarrollo cultural; así como en el funcionamiento de las instituciones de la cultura. La sociedad también educa a sus jóvenes a través de distintos medios como: centros culturales, museos y salas de arte, bibliotecas, centros de entretenimiento, grupos, fundaciones  y asociaciones y las universidades a través de la extensión cultural o difusión universitaria. Ésta extensión conlleva en la mayoría de las instituciones de educación superior (IES),la realización de acciones de diversos géneros, caracterizadas por ubicarse fuera de las actividades académicas formales de las instituciones, ello favorece la formación integral de los estudiantes y de los demás miembros de la comunidad universitaria en un ambiente en el que la interlocución configura la base de un proyecto orientado a la formación de individuos reflexivos y comprometidos con una sociedad más justa. En nuestro país, la difusión cultural y la extensión universitaria se incluyen entre los fines de las instituciones educativas o se explicitan en las misiones de la mayoría de las universidades públicas, en el caso de la Universidad Autónoma de Occidente la Extensión y Vinculación, sus funciones sustantivas  se desarrollan a través de programas institucionales en los cuales participa la comunidad universitaria como una forma de cumplir con los siguientes objetivos:

1. Difundir la cultura, la producción y difusión artística.

2. Divulgar las humanidades, la ciencia y la tecnología.

3. Desarrollar y hacer uso de los medios de comunicación e información (televisión, video, internet, recepción satelital, radiodifusión y edición de documentos digitalizados); 

4. Fomentar la producción  editorial y la preservación y difusión del patrimonio cultural. 

Las Universidades no pueden existir aisladas, el ejercicio de sus funciones sustantivas y adjetivas, son su esencia. De esta forma la extensión de la cultura es crucial en esta necesaria vinculación con su entorno, la construcción del binomio universidad/sociedad interactúa de manera constante en dos sentidos, de la universidad a la sociedad y viceversa, en ese sentido resultan fundamentales para la Universidad la generación y desarrollo de actividades culturales con un amplio sentido de responsabilidad social. Es por ello que la extensión universitaria, concebida como puente para la comunicación activa y creadora de los universitarios con la sociedad, es decisiva para el establecimiento de prioridades y el desarrollo de una conciencia de solidaridad mediante la cual los universitarios y los miembros de diversos sectores sociales colaboren en la construcción, gracias a la convergencia de sus esfuerzos, situaciones de mayor justicia y equidad, es decir, escenarios culturales en los cuales los jóvenes puedan avanzar en la conquista de sus aspiraciones de desarrollo individual y colectivo, sólo de esta manera podrá ser la Universidad necesaria para nuestro país en los siguientes años. En esta medida, es importante recalcar que ser una institución que promueve la cultura y los eventos culturales, es necesario preguntarnos hoy en día, entonces, ¿de qué se trata con los nuevos escenarios que se consideran una nueva necesidad?

Si la cultura en México es el producto de un proceso de mezcla de las prácticas y tradiciones indígenas con la presencia colonial española, que acabó produciendo una huella imborrable en todos los aspectos vitales, por lo tanto la Universidad que asuma un papel relevante en este nuevo escenario no sólo sobrevivirá a las transformaciones sociales, económicas y políticas, sino será la única fuente de certidumbre para la sociedad y, por tanto, una institución imprescindible en el futuro. El compromiso de la Universidad con la sociedad demanda una participación fructífera en la preservación de la cultura y el fortalecimiento de la identidad nacional, así como el fomento de programas orientados a la revaloración de la diversidad cultural y a la construcción de una conciencia ciudadana de paz. La Universidad Pública tiene hoy un papel preponderante en la preservación de las manifestaciones y bienes culturales más preciados en cada sociedad. Sociedad y Universidad mantienen un lazo indisoluble cuyos resultados en el desarrollo cultural dependen de si la relación es participativa en la medida de emprender acciones que apunten al enriquecimiento de todas las inteligencias, incluido el gusto estético, en pro de la imaginación creadora, la sensibilidad  y la reflexión crítica, para promover la innovación y la creación de propuestas científicas, culturales y   estéticas. Entendida así, la Universidad que exigen las condiciones actuales sólo es concebible si su proyecto académico se consolida con el apoyo de un sólido programa de extensión universitaria.

Directora de la Universidad Autónoma de Occidente Unidad Regional Guamúchil

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.