Nacional

UN ESPACIO PARA PONER EN COMÚN

Por jueves 30 de mayo de 2019 Sin Comentarios

VERÓNICA HERNÁNDEZ JACOBO

La Voz del Norte es un espacio que a lo largo de nueve años ha abierto sus páginas a una pluralidad de contribuciones que desde la escritura de sus colaboradores ponen en común asuntos de relevancia e interés colectivo, aborda temas dehistoria, poesía, relatos, ciencia, psicoanálisis, leyendas, música, entre otros que acentúan lasproblemáticas vistas a la luz de quienes colaboramos. En esta tesitura, desde nuestro discurso psicoanalítico, La Voz a nueve años de su lanzamiento nos ha permitido dar testimonio del aporte de este discurso a la sociedad, visto como una posibilidad de develar lo singular de las manifestaciones colectivas como son la violencia, los feminicidio, el amor, los celos, el maltrato infantil, el autismo, la locura, las pasiones, y tantos temas que han circulado para fomentar un saber diferente, o lo que el psicoanálisis gusta en llamar “un saber menos tonto”.

El psicoanálisis es uno de los grandes discursos que apareció en el siglo XX, su pensamiento arremetió contra el estado de cosas, en sus inicios ayudó a repensar la cultura en una época de guerra y posguerra, niños y mujeres no tomaban la palabra. Hoy es distinto, son otras las condiciones, las mujeres, los niños han tomado la voz, han caído los grandes relatos que predominaron el siglo XX, aparece un empuje al individualismo, hay avances sociales, pero también contradicciones muy profundas. En esencia, el psicoanálisis en palabras de Eric Laurent viene a revelar las mentiras de la civilización, va más allá de una visión tradicional de ciertos acontecimientos y experiencias humanas.

Lo que el psicoanálisis tiene que decir no siempre es del agrado de los sujetos, pues devela aquello de lo que no se quiere saber, de ciertas pasiones que gobiernan la vida del sujeto, hace preguntas que incomodan, sobre todo aquellas que cuestionan sobre la responsabilidad que el sujeto tiene en aquello de lo cual se queja, es decir, no cree en la inocencia del sujeto. Decir que el psicoanálisis revela las mentiras de la civilización obliga a mencionar algunas de esas mentiras, por ejemplo los ideales de felicidad producto del discurso capitalista que intenta inocular la idea de que si el sujeto no es feliz es porque tiene una disfunción o patología que puede ser subsanada con Prozac “la pastilla de la felicidad”, o porqué no hablar del Ritalín pastilla para el supuesto Trastorno por déficit de atención e hiperactividad, mejor conocido como TDA-H de niños y niñas, y que desde nuestra perspectiva psicoanalítica es otra gran mentira asociar el comportamiento infantil con una enfermedad o trastorno psiquiátrico, lo que no se devela es la gran ganancia de la industria farmacéutica. Vale decir que otra gran estafa va de la mano del cientificismo y el capitalismo, que cuando éstos se unen se abrogan como saber absoluto capaz de cuantificar, diagnosticar, y por lo tanto medicar toda la existencia humana, hasta hacer pensar que es normal que niños, niñas y adolescentes tengan que estar medicados, para mejorar su comportamiento, su rendimiento y prevenir supuestos males mayores.

En conclusión, ser colaboradores de La voz del Norte nos plantea la posibilidad de contribuir a ampliar el discurso de nuestros lectores, que eleven su capacidad de sorprenderse de lo establecido y naturalizado, que tengan una alternativa más para cuestionar, y visualicen lo que hay detrás de los discursos hegemónicos disfrazados de un supuesto humanismo democrático utilizado para someterlos.

* Doctora en Educación

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.