Editorial

Editorial Nº 335

Por sábado 15 de diciembre de 2018 Sin Comentarios

Finaliza el 2018, un ciclo cierra con el inicio de las tradicionales fiestas decembrinas; al día siguiente que sale esta edición, las posadas comienzan, el júbilo religioso y profano se unen para arrancar los festejos. En la primera quincena, en nuestro lugar de origen, El Pueblo Mágico de Mocorito, las tradicionales Fiestas de la Purísima Concepción -una de sus tradiciones más representativas- se llevaron a cabo con singular asistencia no sólo de los lugareños, sino también de habitantes de la Región del Évora y de otros rumbos, que van a la Atenas de Sinaloa a dar muestras de fe y divertimento. Cuatro días después, el doce, México celebra la Guadalupana, es otra muestra de simbiosis, la cultura precortesiana y la de la conquista se funden en un acto único que distingue a los mexicanos. Es diciembre, el año se va y con esperanza y alegría se espera el nuevo que pronto llegará.

Muere una mente preclara musical.

El lunes 10 de diciembre falleció a los ochenta y nueva años el etnomusicólogo Thomas Stanford. El investigador y autor nació en Albuquerque en 1929 y a los 27 años llego a nuestro país a desarrollar su trabajo en la disciplina académica que comprende diferentes enfoques sobre el arte sonoro, como son: enfatizar sus dimensiones culturales, sociales, materiales, cognitivas, biológicas; recuperando acervos de 23 estados de la república y comunidades indígenas. El pensador Bruno Netti considera que la Etnomusicología es producto del pensamiento occidental y nos permite recuperar, conservar, difundir lo que nos pertenece, nos une, nos da identidad musical: Stanford escribió libros entre los que sobresale Catálogos de los acervos musicales de la Catedral Metropolitana (Ciudad de México), Puebla. Sus investigaciones y labor quedaron en resguardo de la Fonoteca Nacional y comprenden más de cinco mil grabaciones. Pavel Granados director de la institución señaló: “es la colección número 1 y es parte de la Memoria del Mundo, título que otorga la UNESCO, porque él documentó desde la década de los 50s muchísimos comunidades rurales e indígenas del país”.
Murió Thomas Stanford, este editorialista aparte del cariño que le tuvo, lo recuerda como una mente preclara que nos permitío apreciar y amar la Música Nuestra QEPD.

 

SONILOCURA

Un soneto de perlas orientales,
un soneto español y a la española,
un soneto de pura carambola,
un soneto de rosas siderales.
Soneto, aquel soneto de corales,
con alma y corazón de barcarola.
mi soneto, muy tuyo, en hola y ola
de sedas y de vivos minerales.
Mi soneto sin fin y castellano,
como el gran Don Quijote, lanza en
mano
y ardiendo a toda llama en su aventura.
Mi soneto, jamás imaginado
por Góngora o Quevedo, y cincelado
en el cielo de España y su locura.

JUAN CERVERA SANCHIS
POETA Y PERIODISTA ANDALUZ

Otras entradas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

BICICLETAS
Siguiente entrada