was successfully added to your cart.

Carrito

Editorial

Editorial Nº 335

Por sábado 15 de diciembre de 2018 Sin Comentarios

Finaliza el 2018, un ciclo cierra con el inicio de las tradicionales fiestas decembrinas; al día siguiente que sale esta edición, las posadas comienzan, el júbilo religioso y profano se unen para arrancar los festejos. En la primera quincena, en nuestro lugar de origen, El Pueblo Mágico de Mocorito, las tradicionales Fiestas de la Purísima Concepción -una de sus tradiciones más representativas- se llevaron a cabo con singular asistencia no sólo de los lugareños, sino también de habitantes de la Región del Évora y de otros rumbos, que van a la Atenas de Sinaloa a dar muestras de fe y divertimento. Cuatro días después, el doce, México celebra la Guadalupana, es otra muestra de simbiosis, la cultura precortesiana y la de la conquista se funden en un acto único que distingue a los mexicanos. Es diciembre, el año se va y con esperanza y alegría se espera el nuevo que pronto llegará.

Muere una mente preclara musical.

El lunes 10 de diciembre falleció a los ochenta y nueva años el etnomusicólogo Thomas Stanford. El investigador y autor nació en Albuquerque en 1929 y a los 27 años llego a nuestro país a desarrollar su trabajo en la disciplina académica que comprende diferentes enfoques sobre el arte sonoro, como son: enfatizar sus dimensiones culturales, sociales, materiales, cognitivas, biológicas; recuperando acervos de 23 estados de la república y comunidades indígenas. El pensador Bruno Netti considera que la Etnomusicología es producto del pensamiento occidental y nos permite recuperar, conservar, difundir lo que nos pertenece, nos une, nos da identidad musical: Stanford escribió libros entre los que sobresale Catálogos de los acervos musicales de la Catedral Metropolitana (Ciudad de México), Puebla. Sus investigaciones y labor quedaron en resguardo de la Fonoteca Nacional y comprenden más de cinco mil grabaciones. Pavel Granados director de la institución señaló: “es la colección número 1 y es parte de la Memoria del Mundo, título que otorga la UNESCO, porque él documentó desde la década de los 50s muchísimos comunidades rurales e indígenas del país”.
Murió Thomas Stanford, este editorialista aparte del cariño que le tuvo, lo recuerda como una mente preclara que nos permitío apreciar y amar la Música Nuestra QEPD.

 

SONILOCURA

Un soneto de perlas orientales,
un soneto español y a la española,
un soneto de pura carambola,
un soneto de rosas siderales.
Soneto, aquel soneto de corales,
con alma y corazón de barcarola.
mi soneto, muy tuyo, en hola y ola
de sedas y de vivos minerales.
Mi soneto sin fin y castellano,
como el gran Don Quijote, lanza en
mano
y ardiendo a toda llama en su aventura.
Mi soneto, jamás imaginado
por Góngora o Quevedo, y cincelado
en el cielo de España y su locura.

JUAN CERVERA SANCHIS
POETA Y PERIODISTA ANDALUZ

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

BICICLETAS
Siguiente entrada