Estatal

ADIÓS A JORGE MEDINA VIEDAS

Por sábado 15 de diciembre de 2018 Sin Comentarios

FAUSTINO LÓPEZ OSUNA

Recientemente, lamentablemente falleció Jorge Medina Viedas quien fue, históricamente, de los más sobresalientes líderes estudiantiles de la Universidad Autónoma de Sinaloa en los días aciagos, a nivel nacional, del autoritarismo diazordacista y del criminal corolario sangriento, en Tlatelolco, del movimiento estudiantil de 1968, descrito por Ernesto Hernández Norzagaray, como la “epopeya estudiantil que fue la pauta para el cambio político de México”. Por su lucha en las aulas en favor de la democratización universitaria, Medina Viedas junto con otros compañeros, fue encarcelado en el penal de Aguaruto. En su artículo “Medina Viedas y la autonomía universitaria”, en el que hace amplia y objetiva semblanza de JMV, Ernesto Hernández Norzagaray empieza diciendo que la última vez que lo vio fue en octubre, en el Casino de la Cultura de Culiacán, en la presentación del libro “Adiós al 68” de su amigo y viejo camarada Joel Ortega. Coincidentemente, acompañando a Hernández Norzagaray a dicha presentación Manuel Meléndez y el que escribe, fue también la última vez que vi a Medina Viedas, sin
saber que sería la última, pues apenas le quedaban menos de dos meses de vida, condenado fatalmente por el cáncer.
Es de destacarse que, por su preparación, su liderazgo, carisma y oratoria, Jorge Medina Viedas arriba a la Rectoría de la UAS en 1981, en días no menos difíciles por la tensa relación que prevalecía con el gobierno de Antonio Toledo Corro. Al dejar la UAS, su desempeño profesional lo llevó en la ciudad de México a la UNAM, luego a estudios de doctorado en España y a puestos en la administración pública federal. A finales de la misma década de los años 80, estando al frente de Notimex, nuestro gran cantautor sinaloense, Jesús Monárrez, me invitó a visitarlo en sus oficinas. Fue una reunión de amigos muy amena. Ahí nos platicó que le apenaba percatarse que nuestra gran folklorista sinaloense Amparo Ochoa se las estaba viendo muy mal, sin trabajo.
La penúltima ocasión que lo vi, fue cuando recibió, en Culiacán, el Doctorado Honoris Causa de la propia UAS. Muy merecido, pero incongruente según escribe Ernesto Hernández Norzagaray, porque lo recibió de sus ex compañeros uaseños que defienden la tesis contraria a la de él, de la Universidad-partido.
Hernández Norzagaray menciona a varios universitarios destacados que fueron compañeros de lucha estudiantil junto a Jorge Medina: Liberato Terán, Fausto Burgueño, Silvia Millán, Camilo Valenzuela, Jesús Michel, Norma Corona, Manuel Meléndez, Francisco Álvarez, Jorge Delgado, entre otros. De ellos, tengo la satisfacción de haber conocido y tratado en memorables circunstancias, a Fausto Burgueño Lomelí, primero cuando coincidimos en la creación de la Central Nacional de Estudiantes Democráticos (CNED, 1967), luego cuando dirigió el Centro de Estudios Económicos de la UNAM, lo mismo que en el Centro de Ciencias de Sinaloa; a Jesús Michel, líder carismático, que conocí en Sofía, Bulgaria, en 1968, formando parte de la Delegación de México al VI Festival de la Federación Mundial de la Juventud Democrática, y a Jesús Manuel Meléndez Franco, ex Diputado Federal (con el respaldo de
la Confederación de Trabajadores de México), actualmente estupendo y solidario amigo y exitoso empresario. Cierro el presente con la cita que hace Ernesto HernándezNorzagaray de Rodrigo López Zavala (“uno de los más connotados especialistas en educación que tiene la UAS”):“La talla de Jorge Medina Viedas hasta ahora no ha sido igualada por los rectores que le sucedieron”.
Descanse en Paz.

* Economista y compositor

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.