Nacional

EXTRAÑAS DESPEDIDAS

Por miércoles 15 de agosto de 2018 Sin Comentarios

AMÉRICA PINA PALACIOS

Ya son dos las ocasiones en que a punto de iniciar un viaje, fallece alguna amiga, hace dos años, mientras viajaba hacia Álamos al FAOT murió Lolita Gálvez y ahora, un día antes de emprender el viaje a Iguala Guerrero, falleció mi tan querida Emma Federico. La diferencia entre las dos, fue de más o menos 48 años, a Lolita la conocí en 1963 y a Emmita en 2000 algo, no tengo la fecha exacta, sin embargo, con ambas establecí una sólida amistad basada en el cariño, el respeto y la admiración que las dos me inspiraban. No pude asistir a sus funerales, pero en vida creo que tuvimos una maravillosa convivencia, por eso a pesar de mi ausencia, me siento tranquila. El motivo ahora del viaje era cumplir un ritual que se ha establecido hace + o – treinta años, se trata de reunirnos compañeros egresados de la Cespi generación XIV, de 55-58. Fuimos poco más de ochenta los egresados y quedamos quizá 16 vivos, la mayoría presentes el pasado sábado veintiuno del mes de julio de 2018.

Conociendo mis limitaciones físicas, llegué desde el jueves anterior, así descansaría el viernes y el sábado estaría fresca para las actividades, que la verdad, ya no son muchas: damos gracias asistiendo a una misa especial para nosotros, ahí es el punto de reunión para enseguida y después de abrazarnos efusivamente nos trasladamos al lugar donde comeremos. En otros años ordenaban un pequeño banquete, se contrataba música, algunos cantaban, otros declamaban y algunos pretendíamos bailar con movimientos ya no tan ágiles como hubiéramos querido. Imagínense mi susto cuando llegamos al restaurante y vi la escalera que debía subir, ¡caramba! No caí en cuenta que se llamaba El Campanario.
Cambié varias veces mi ubicación en la mesa, tratando de convivir sobre todo con los que veo sólo en esta ocasión, creo que son todos, el resto del año no tengo contacto más que con un compañero y hasta que Teresita Velásquez empieza a ponerse de acuerdo con los que nunca faltan y acuerdan la posible fecha de reunión. Cabe decir que cada año nos dice que será el último en que ella organiza, ha tenido dos colaboradoras muy queridas y ambas fallecieron, así que todo esto le revive gratos y dolorosos recuerdos. Pero… si ella no lo hace, ¿quién lo hará? Triste asunto, porque aquí no hay Chapulín colorado.

Este año, pocos días antes de la reunión murió uno de los compañeros más bromistas y ocurrentes, varios de los compañeros estuvieron al pendiente de su enfermedad, platicaron sobre sus últimos momentos y por primera vez los vimos llorar con el sentimiento de haber perdido a un gran amigo, compañero de travesuras de la infancia y juventud.
Las fiestas en Guerrero, difícilmente se realizan sin un guitarrero, que además de tocar el instrumento, tienen una memoria increíble para cientos de canciones, no sólo para cantarla si se la piden, sino también con la gran habilidad que se requiere para acompañarlas. Después de escucharlo, no resistí la tentación y por primera vez en mi vida, canté con todo el sentimiento, lo que quizá me ayudó a disimular la carencia de voz. Temprano -demasiado para mi gusto-, se inició la emigración, algunos queriendo ganarle al tiempo para viajar a sus lugares de residencia que no están demasiado lejanos como el mío; me di el gusto de estar cinco días en la ciudad de mis queridos recuerdos, de mi juventud, y en algún caso de amores uno de los más tristes también. Al salir por la mañana, busqué el hermoso Zócalo y el bello monumento a la Bandera, encontrándolos invadidos por puestos ambulantes. Por suerte, un día después advertí que ya estaban desmantelando los puestos; por la tarde Zócalo y monumento estaban despejados y por ahí con ojos de añoranza, vi los espacios que tantas veces disfruté en memorables compañías.

Tuve la novedad en esta ocasión, de enterarme que Iguala ya cuenta con dos museos, el de la Bandera y el de la vetusta estación del Ferrocarril, que hoy se encuentra remozada gracias a los cuidados del maestro Celestino Chong Soto, quien ha puesto su cariño y empeño en devolverla a la vida. ¿Cómo no recordar aquellas veces que utilicé este medio de transporte? Uno de los pocos ferrocarriles de vapor en nuestro país, que para un recorrido de poco más de 237.1 Kms. hacía diez horas de trayecto, durante el cual y en cada pueblo, las vendedoras de flores, comida preparada, frutas aromáticas como el mango regional, iban subiendo y distribuyendo sus mercancías entre los viajantes. Nuestro tren fue utilizado durante la revolución por varios de nuestros caudillos, no se completó su construcción que estaba planeada hasta Acapulco y quedó únicamente en la población de Balsas, distante 55.6 Kms. de Iguala.

Nuestro expresidente de la república, quizá el más querido, General. Lázaro Cárdenas del Río, fue responsable de las obras de construcción de la presa del Río Balsas, allá por 1961, cuando me inicié como maestra en aquella tierra tan querida. Tuve el gusto de coincidir todas las mañanas con el general y su chofer, tuve también el atrevimiento de presentarme con él, agradecerle que hubiera traído a mi padre de España y solicitarle que estrechara mi mano, a lo que contestó: ¿Con quién tengo el gusto? Señorita es un placer conocerla y saludarla, que tenga muy buenos días.
Ni que decir que en ese momento me sentí enredada en su verde mirada y no supe cómo soltarme. No podía dejar Iguala sin despedirme de su gente a quien tanto amo, mi primo el locutor Julio Palacios Márquez, me dio la oportunidad de leer algunas poesías, que fui comentando con su colaboradora, la comunicadora. Ana Laura Flores Aguilar, quien entusiasta me prestó su atención hasta que el tiempo, ese implacable patrón, nos marcó el alto, no sin antes leer mi CANTO AL RECUERDO poesía dedicada a Iguala que en su inicio dice: Guitarrero, préstame tu música/ Para que mi verso roto, / flor de la melancolía, / Cante la tonada de mi recuerdo. Y finaliza diciendo: Guitarrero, no te la lleves/ ¡Mira! ¡En tu música va mi vida/ Va mi dolor y añoranza / Y hoy ¡renace la alegría!

* Maestra jubilada Ciudad Obregón Sonora

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.