Nacional

FLAUBERT, BAUDELAIRE, WILDE, SUJETOS A PROCESO JUDICIAL

Por martes 31 de julio de 2018 Sin Comentarios

JOSÉ CARLOS IBARRA

“Se ha ido allí donde el espectáculo de la tontería y la maldad de los hombres ya no despedazará
su corazón. Vete, viajero, e imita, si puedes, a este incansable vengador de la libertad”. (epitafio que
redactara Jonathan Swift, el cual se inscribió en su sepultura, en la Catedral de San Patricio, en
Dublín, de la que fue Deán.)

En el siglo diecinueve tres geniales autores, fueron citados por tribunales y sujetos a proceso judicial, la causa: las Obras que les ganaría fama y celebridad, rompieron con los convencionalismos imperantes, y escandalizaron a la mojigata sociedad de su tiempo, por lo que a exigencia de los moralistas acusadores, obligaba sentar un precedente, para “preservar las buenas costumbres y la decencia”.

GUSTAVE FLAUBERT.- Nació el 12 de diciembre de 1821 en Ruán, Francia y desde temprana edad se manifestaron sus inquietudes literarias, entre los 15 y 17 años escribió sus primeros textos, al terminar el bachillerato y por complacer a su padre, fue a París y se inscribió en la Facultad de Derecho, mas no mostró interés y se aburría, por lo que al no aprobar el segundo examen, optó por abandonarlo todo y regresar a casa, aunque según testimonios la razón de su retiro, se debió a que aparecieron los primeros síntomas de la epilepsia, que lo atormentaría de por vida.
A la muerte de su padre y hermana Caroline, en 1846, se trasladó a la casa de campo en Croisset, junto con su madre y Caroline sobrina e hija adoptiva, y se dedicó a leer y escribir largas jornadas hasta el final de sus días. Nunca tuvo prisa en publicar, ya que su obsesión era cincelar un estilo, para lo cual buceaba las perlas de la palabra exacta, que iba colocando en el hilo hasta formar el collar, literaria y metafóricamente hablando.
Fue un empedernido soltero, ya que consideraba el matrimonio una cadena de compromisos, pero tuvo relaciones sentimentales con varias mujeres, ante todo Louise Colet, poetisa y novelista, bella e inteligente, a quien conoció en París en 1846, y debido a la distancia, sus encuentros eran esporádicos, hasta la ruptura definitiva en 1854. Y es que para él, la razón de su vida era el arte, en que logró realizarse plenamente en forma genial. Trabajaba en más de una obra a la vez, revisaba, corregía, pulía, en la elaboración de “Madame Bovary”, empleó cincuenta y cinco meses, de septiembre de 1851 al mes de abril de 1856, y antes de entregarla a la imprenta, redactó todavía 1,800 borradores. Fue publicada por primera vez en la Revue de París, del 1º al 6 de octubre de 1856, cuyo director era su amigo Maxime Du Camp.

En enero de 1857, Flaubert es citado por un Juez de París, y se le notifica que fue presentada acusación en su contra, “por ofensas a la moral pública y religiosa”, el juicio se celebró el 19 de enero, su defensa estuvo a cargo del abogado Jules Sénard, quien con brillante argumentación, logró que fuera absuelto el 7 de febrero, y al publicarse “Madame Bovary” en forma de libro, en abril de 1857, Flaubert escribió una sentida dedicatoria de gratitud, el tiraje fue de 6,600 ejemplares y fue todo un éxito.
El 8 de mayo de 1880, en la casa de campo en Croisset, sufrió un derrame cerebral y horas después murió, fue sepultado en Ruán el 11 del mismo mes, y al ascender a otra dimensión, alcanzó la inmortalidad como uno de los grandes, como prototipo del auténtico escritor, que entregó su vida al Arte, y creó un estilo flaubertiano inimitable, como todo un clásico.
CHARLES BAUDELAIRE.- Considerado entre “los poetas malditos”, nació en París el 9 de abril de 1821, cuando tenía seis años perdió a su padre, poco después su madre volvió a casarse, lo cual le afectaría emocionalmente a grado tal que, cuando murió el padrastro dijo, que había sido el hombre que más había odiado en la vida. Cuando alcanzó la mayoría de edad, reclamó la herencia paterna, y llevo una vida desordenada, licenciosa y despilfarro, tuvo de amante a la actriz Jeanne Duval, bella mulata haitiana, a quien contagió de sífilis que contrajo a los veinte años. El pintor Edouard Manet, le hizo una pintura recostada en un diván, pero la enfermedad ya había hecho visibles estragos, en su cautivante belleza exótica. Tradujo y dio a conocer en Europa a Edgar Allan Poe, y en el prólogo de “Narraciones Completas”, plasmó emotiva y desgarradora semblanza, del genial y desdichado autor del célebre poema “El cuervo”, por quien sentía profunda admiración y afinidad; es decir en cierto modo fueron almas gemelas en genio, rebeldía, incomprensión y sufrimiento, ante una sociedad puritana y plagada de convencionalismos.
El 21 de junio de 1857, aparecieron publicadas “Las flores del mal”, que provocó escándalo, por lo que el procurador de París citó a Baudelaire, el 15 de julio y compareció en el Tribunal el 20 de agosto, y se le notifico que la acusación era por “ultraje a la moral pública, la religión y las buenas costumbres”; entonces Baudelaire, dijo: “Todos los imbéciles de la burguesía que pronuncian la palabra inmoralidad en el arte y de más tonterías, me recuerda a Louise Villedel, una puta a cinco francos, que una vez me acompaño a Louvre donde ella nunca había estado y empezó a sonrojarse y a taparse la cara. Tirándome a cada momento de la manga, me preguntaba ante las estatuas y cuadros inmortales cómo podían exhibirse públicamente semejantes indecencias.” Se le fijó multa de 300 francos al poeta y 1,000 al editor, y la orden de suprimir seis poemas, pero en la edición de 1861, se incluyeron 35 poemas más inéditos.

En marzo de 1866, sufrió un ataque en la iglesia de Saint Loup de Nomur, en París, estuvo hospitalizado sin habla pero lucido hasta el 31 de agosto de 1867 fecha, en que falleció en brazos de su madre. Fue sepultado en el cementerio de Montparnasse, a un lado de su padrastro a quien siempre odió. Los excesos, el consumo de vino, hachís y opio, fueron minando su salud hasta su doloroso final, a la edad de 46 años. OSCAR WILDE , nació en Dublín el 16 de octubre de 1854, estudió en los mejores colegios y en la famosa Universidad de OXFORD, en 1877 viajó a Italia y Grecia, vivió en Londres de 1879 a 1881, en 1882 Estados Unidos y Canadá en donde impartió conferencias, también estuvo en París y se relacionó con el poeta Paul Verlaine, conoció a la eximia actriz Sarah Bernardth, quien protagonizaría el personaje Salomé, una de las obras de Wilde.
En 1883 se estableció definitivamente en Londres, y es bien recibido en los círculos sociales y literarios, por su elegancia aunque algo extravagante, su brillante conversación y desenfado. El 29 de mayo de 1884, contrajo matrimonio con Constance Lloyd, procrearon dos hijos Cyril y Vyvyam; vivió al margen de la rígida moral victoriana, pero su manifiesta homosexualidad, y relación sentimental con Lord Alfred Douglas, hijo del marqués de Queensberry provocó escándalo.
El influyente personaje, presentó demanda en su contra por sodomía, y al comparecer ante el Tribunal, se le hizo saber que la acusación era por “prácticas antinaturales” y “conductas indescriptibles con varones”, asimismo el Fiscal le dijo , que el tema de su novela “El retrato de
Dorian Gray”, además de escabroso era inmoral, a lo que Wilde replicó:
“Un libro no es moral ni inmoral, está bien o mal escrito, eso es todo” Ante las evidencias, fue sentenciado el 27 de mayo de 1895, a dos años de trabajos forzados, y en la prisión escribió “De profundis et carcere vinculis”, extensa carta dirigida a su amigo Alfred Douglas, a quien llamaba “Bosie”. Al cumplir la condena, fue puesto en libertad el 19 de mayo de 1897, y al salir, entregó el manuscrito a su entrañable Robert Ross, para que fuera publicado posteriormente de acuerdo a sus indicaciones. El mismo día se dirigió a París y cambió de nombre, por Sebastián Melmoth, pero continuó con la misma forma de vida, y el 30 de noviembre de 1900 murió de meningitis, rodeado de escasos fieles amigos y en condiciones económicas precarias, en su lecho de muerte, se convirtió al catolicismo y fue bautizado, sus restos reposan en el cementerio Pére-Lachaise de París, es considerado como uno de los geniales escritores del siglo XIX.

* Periodista Sinaloense

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.