Nacional

“POR LA ESQUINA DEL AMOR DESOLADO”. POEMARIO DE ALBERTO ÁNGEL, “EL CUERVO”.

Por sábado 30 de junio de 2018 Un comentario

MARIO ARTURO RAMOS

“¿Oyes la lluvia?
qué indiferente
suena sobre el paisaje entumecido… “
fragmento, ¿Oyes la lluvia?
Alberto Ángel, El Cuervo

El sábado 16 de junio de 2018, en la Atenas de Sinaloa, con motivo del 8º aniversario del periódico cultural La Voz del Norte, se programó la presentación de un poemario de Alberto Bustillos Alamilla, conocido como Alberto Ángel, “El Cuervo”. Por motivo climatológico, el evento se pospuso, iban a participar el autor, intérprete, pintor y, la actriz española, Ivonne Armand, quien goza de sólido prestigio en la Península Ibérica y es nieta de Placido Domingo. Para el malogrado acto literario, escribí un texto sobre mi amigo, poeta y cantor que titulé como uno de sus poemas: “Una vez más”.

Mis encuentros y reencuentros con Alberto, son como el canto popular que se manifiesta en lugares apartados, públicos, íntimos, solitarios; ya saben es alegre o triste, sincero o adulador, producto de la inspiración, las vivencias o las necesidades de ganar dinero. En esta manifestación artística “El Cuervo” ha desarrollado su labor o en lo que denomina canción tradicional, espacio para todas las posibilidades: cantos anónimos, regionales, históricos, trágicos, imprevistos, ingenuos, poéticos, industriales, amorosos, que se expresan en diferentes géneros musicales y que son parte de la memoria canora del mexicano. Así se ha edificado la amistad que nos une hace 45 años, con canciones y poemas.

“Una vez más
resquebrajando sueños
construyendo recuerdos
me sorprende el amanecer…
Estoy triste…
Pero siempre estoy triste…
Y la tristeza, pues
como una amante fiel
permanece a la izquierda de mi canto”:
fragmento , “Una vez más”.

Conocí al licenciado en psicología UAM, químico bacteriólogo parasitólogo IPN, en los inicios de la década de los 70s del siglo pasado. Es conocido que en la industria discográfica no siempre gravitaron- gravitanpersonajes frívolos o vacíos; también existieron-existenseres auténticos, comprometidos con la expresión masiva, desde luego son los menos y sin embargo la dotan de autenticidad, de esa virtud lejana a la firma de autógrafos. Lo primero que me impresionó del ganador del Festival OTI 72, fue su planeamiento de búsqueda de otra alternativa para su canto, renunciando a la fama “facilona”. Hablamos sobre el canto nuevo, el folclore, le expliqué que el camino que emprendería se encontraba bastante lejos de las multitudes enamoradas de las luces y tecnología del escenario tan necesarias para el éxito y el espectáculo. Con la mirada firme me miro, acarició su guitarra y con voz de tenor expresó: deseo ser distinto.

 

“No necesito a alguien
En quien posar mi sueño
Ni sentirme su dueño, ni ella de mi…”
fragmento, Somos distintos.

El canto tradicional y la poesía tiene en común lenguaje e historia, en la mayoría de casos el tema amoroso; en su estructura se encuentran textos de: Vicente Riva Palacio, Manuel José Othón, Fernando Luna y Dursina, Jaime Torres Bodet, Guillermo Prieto, Miguel N Lira, Elías Nandino, Renato Leduc y musicalizaciones a poemas de José Martí, Octavio Paz, Jaime Sabines, tal y tal, que la enriquecen, que le quitan lo rupestre. Bustillos Alamilla ha trabajado intensamente con esta tendencia y de ella se ha nutrido. En su libro; “Por la esquina del amor desolado” lo manifiesta, obviamente el tema es el amor y el desamor, ¡no podía ser de otra manera!

Seré una gota solitaria
Mitigando sequías…
Un canto de cigarras
En mitad del invierno. Fragmento “Qué voy a ser?”.

Entonces recorrer las noventa y cinco páginas poéticas del volumen, lleva al lector a la esencia de Alberto, esa que brota en cada línea, esa que comparte sin dar marcha atrás en los sentimientos, esa que se abre como las alas de “El Cuervo”.

“Ahora sí Ya no existe el camino de regreso… fragmento
“Ahora sí”

Cierro la última y, sólo me queda decir, en otro lugar, bajo el mismo cielo lleno de estrellas, no volveremos a dar la mano, como la canción y la poesía, para recorrer: “Por la esquina del amor desolado”, el que tenemos todos a flor de piel o escondido y que Alberto Ángel El Cuervo convierte en poemas.

* Autor e investigador

Related Post

Un Comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.