Nacional

LA FERIA DEL LIBRO DE TIJUANA

Por viernes 15 de junio de 2018 Sin Comentarios

MIGUEL ALBERTO OCHOA GARCÍA

La Feria del Libro de Tijuana, como todos los años, ha sido una celebración de la lectura de nuestra ciudad que, a mi parecer, funciona como un cruce de caminos entre lectores de todos los gustos, todas las profesiones y todas las ideologías. En esa, la Feria del Libro de Tijuana, confluyen intereses variados que sólo se cruzan porque tienen algo en común: se pueden encontrar en un libro.
En mi caso siempre es un placer formar parte de ella, no sé si lo siga haciendo, pero la Feria del 2018 pude impartir dos talleres para público infantil y juvenil: Agencia Publicitaria Arreola y Los monstruos no se crean ni se destruyen solo se transforman. Dichos talleres provienen de la visión del Grupo Cultural Página en Blanco, la cual busca fomentar la escritura creativa y el pensamiento crítico en niños y jóvenes. Como la Feria fue dedicada a Juan José Arreola, entonces buscamos algunas actividades que representaran la personalidad del escritor mexicano, por lo que la premisa del taller Agencia Publicitaria Arreola fue hacer inventos inservibles que sólo sirvan para imaginar; en el caso del taller Los monstruos no se crean ni se destruyen sólo se transforman, la idea era reflexionar sobre las concepciones de lo «monstruoso» y jugar con la idea de que cada persona tiene algo de monstruo y que no tiene nada de malo aceptarlo y convivir con ello. De hecho, el taller de los monstruos fue inspirado en las declaraciones que hizo Guillermo del Toro en la conferencia que dictó en Guadalajara en el homenaje recibido gracias a que ganó el Oscar con La forma del agua. Sigo pensando que deberíamos editar esa conferencia y hacerla libro —seguramente a algún otro editor esa idea ya circuló por su cabeza, qué va, seguramente ese libro está en maquetación o impresión para este momento.
La Feria del Libro de Tijuana es una feria gestionada por los libreros de la ciudad, por lo mismo, hay una raya muy marcada que se ha hecho frente a editoriales y librerías externas. En otras palabras, los libreros son los únicos que pueden ofrecer al público las novedades editoriales, la sola presencia de editoriales en la Feria constituiría una amenaza comercial que iría en contra de los fundamentos de esta Feria.
Ahora bien, los autores la visitan porque las instituciones de cultura de los tres niveles gubernamentales corren con ese gasto y se logran participaciones artísticas, talleres literarios, presentaciones editoriales y demás expresiones del autor para con el público en general. Aunque las librerías y editoriales externas no puedan «traer» a los autores, las instituciones sí lo hacen. Incluso, el IMAC (Instituto Municipal de Arte y Cultura) ha hecho una fuerte labor extramuros para proveer a diversos espacios de la ciudad de presentaciones literarias que forman parte de la programación de la Feria, lo cual, constituye un fuerte adelanto en materia de acercamiento cultural, aunque sea por parte del gobierno, ahora faltaría revisar la reacción del público.
Aunque, se ha observado que la participación local frente a estas presentaciones es abundante, sobre todo en las partes de la ciudad donde casi no hay centros artísticos. Una de las prioridades de los organizadores de esta Feria son los talleres, y no sólo de LIJ (Literatura Infantil y Juvenil) sino también de los mismos novelistas, cuentistas y poetas que presentan sus libros. Por ejemplo, Balam Rodrigo, el ganador del Premio Nacional de Poesía Aguascalientes 2018 con la obra Libro centroamericano de los muertos, y del Premio Nacional de Poesía Tijuana con Marabunta, impartió un taller de poesía a autores noveles y con trayectoria en las instalaciones del Centro Cultural Tijuana; directivos de la Editorial ERA, a su vez, dieron talleres de emprendimiento y sobre las editoriales independientes. Aquellos, que entre otros conforman una fuerte oferta.
En LIJ, noté que hay bastantes esfuerzos, por ejemplo:
BEF —o Bernardo Fernández— impartió un taller de novela gráfica, lo cual celebra y les da lugar a las nuevas formas de escritura y distribución de material literario. Por otra parte, Martha Riva Palacio presentó su novela Orfeo con un éxito rotundo.
Talleristas como Bertha Denton, Karen Márquez, Rosa Razo, Laura Meraz, entre otras personalidades dedicadas de lleno y con mucho amor a la literatura juvenil y a contar cuentos, llenaron de alegría el recinto oficial en la Feria para la LIJ. Faltaría toda una página más para escribir el nombre de todos los participantes.
Desde mi experiencia, como coordinador del Círculo de lectura del Centro Cultural Tijuana, puedo decir que siempre este tipo de eventos nos acercan como lectores. El Círculo tuvo una participación en la Feria, ofrecimos una lectura en voz alta dedicada a Pita Amor, José Emilio Pacheco, Víctor Leitón León y Rodrigo Balam. Bueno, para no hacer largo el cuento puedo decir que la gente se acercaba, se arrimaba y escuchaba. Hubo gente que leyó, que se comprometió con el aquí y el ahora y tomó un libro para compartir su contenido con los demás. Digo, no debe ser una extrañeza que alguien que visita la Feria del Libro sea lector: ¡pero fueron muchos! Y esa experiencia me encantó. La gente es lectora y sólo debemos estar juntos aunque sea para leer a lo loco frente a desconocidos.
Mucho se ha criticado a varias ferias del libro que sólo contienen presentaciones editoriales de libros de orden literario y no de otros campos del conocimiento como la psicología, educación o incluso la economía, entre tantos y tantos otros temas igualmente importantes e igualmente representados por un libro que lo aborde.
Porque, es cierto, aunque fomentar los géneros literarios como la poesía y la narrativa es necesario, no es lo único. A nuestra amada Feria del Libro Tijuana tiene puntos débiles y puntos fuertes, hay trabajo por hacer, pero los que la conformamos disfrutamos mucho y hacemos todo lo posible para ofrecer lo mejor al público. El objeto principal de una feria como esta es el libro y sus alrededores, de cómo nos acercamos a él y nos acercamos a nosotros mismos cuando tenemos un libro, de lo que sea, en la mano.

* Director página en blanco, Tijuana BC

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.