Nacional

La remasterización del folclor tijuanense (parte 3)

Por miércoles 28 de febrero de 2018 Sin Comentarios

MIGUEL ALBERTO OCHOA

Esta simbiosis de rasgos organizativos reduce la lejanía geográfica y de consciencia entre grupos sociales. Los que son de Sinaloa aceptan a los que son de China porque está bien buena su comida, y al revés. Los habitantes con más de 4 generaciones en Tijuana aceptan de buenas a primeras a los haitianos, caso contrario a los que migraron debido al temblor de 1985 en la Ciudad de México, cuando miles de citadinos buscaron seguridad y supervivencia por encima de factores económicos y culturales, los cuales provienen de una comunidad con más rasgos de discriminación racial.
Tijuana no sufre porque cada vez tiene más habitantes, pero sufren sus habitantes al ver que lo trajeron fue remasterizado. Sus tradiciones y folclor, se trastoca en expresiones culturales como la música. Un ejemplo claro es Nortec Collective, un movimiento musical que mezcló banda sinaloense, norteña y tambora mediante procesos digitales con música electrónica.

Aunque Nortec usualmente refiere a dos personas, Bosstich (Ramón Amezcua) y Fussible (Pepe Mogt), es un colectivo de proyectos musicales, cada uno con discografía y presentaciones individuales.
Las canciones de cuna oaxaqueña en lengua Mixe o Zoque ahora tienen bajo, tambora, beat, marimba y se baila con movimientos Butoh o gitano en cafés literarios y performances.
Los burros, como sugiere el crítico literario Heriberto Yépez, son un invento de la calle revolución, o de lo que sucede en ella. Las zebras son animales mágicos que habitan en los ojos de quienes se toman fotos con ellos.
La hibridación más bien es cuento que persigue a benevolentes académicos que no viven aquí, y que por lo tanto, no saben que todo lo que se vende en Estadio Caliente proviene de China, Estados Unidos y del Jardín botánico y zoológico de Hong Kong.

Los grupos migrantes hacen su mayor esfuerzo por preservar su folclor en la parte más alta de la La Torre de Babel, donde todos hablan una lengua distinta, según el relato bíblico. Los grupos sociales en Tijuana, comparadas en este texto con las etnias, presentan otro similitud de comportamiento.
En el texto de Barth antes mencionado, es el de la conquista. Sin embargo, es pertinente aclarar que las conquistas suelen ser acompañadas de la emigración. En otras palabras, un grupo se mueve, encuentra un espacio idóneo para ellos ocupado por otro grupo, y procede a conquistarlo. Olvidando casos como Alejandro Magno, la Doctrina Monroe y el Commonwealth británico, la conquista es una necesidad.
Tijuana se constituye por el folclor ajeno y por su capacidad de remasterizar. La ciudad se constituye por grupos y los grupos de personas. Los habitantes de Tijuana remasterizan y son remasterizados, dos acciones ambivalentes que dan sentido a su diversidad y al número de habitantes que todavía no la han desocupado.
Entre otras cuestiones, además de vislumbrar conceptos explorar las dinámicas étnicas, folclóricas y culturales que tienen lugar en Tijuana. Existen asignaturas pendientes en el análisis de la taxonomía de Tijuana, que por nada del mundo puede explicarse sin la frontera con Estados Unidos, sin el regreso a casa de los que vuelven a la tierra original y sin el encuentro entre estos dos individuos lejanos y aceptados por sí mismos.
Tijuana conquista el folclor de los habitantes que la visitan. Capta imagen y sonido para procesarlos, mejorarlos, volverlos nítidos. Trata de buena manera encontrar el sonido original: el canto de cuna sin las agresiones añadidas.
Puede remover las opacidades o brillos estorbosos de una toma mal grabada, de algo que todavía está en la memoria pero que gracias a la remasterización puede ocultarse, dejarse de lado y seguir grabando. Viviendo. Cada memoria y pieza de niñez vinculada se editado individualmente, fotograma por fotograma, cada pista, cada instrumento que se busque acentuar o disminuir para convivir en sociedad.
Bibliografía:
Barth, Fredrik, (1976), Los grupos étnicos y sus fronteras: la organización de las diferencias culturales, México, Fondo de Cultura Económica. García Canclini, Néstor, (1990), Culturas híbridas: Estrategias para entrar y salir de la modernidad, Editorial Gijalbo, S.A. de C.V. Mattelart Armand, Mattelart Michèle, (1997), Historia de las teorías de la comunicación, México, Ediciones Paidós Ibérica, S.A. Yépez, Heriberto, (2005), Made in Tijuana, México, Instituto de Cultura de Baja California.

* Director del Grupo literario Pagina en blanco, Tijuana B.C.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.