Local

ENDOCULTURACIÓN ASIMETRÍAS DE LO MODERNO Y LO ANTIGUO, SABERES ALINEADOS A LA ALTURA DE NUESTRO TIEMPO.

Por jueves 15 de febrero de 2018 Sin Comentarios

MARÍA TRINIDAD LÓPEZ LARA

El tejido social que abarca las distintas formas y expresiones de una sociedad determinada, nos lleva a las costumbres, las prácticas, las maneras de ser, los rituales, los tipos de vestimenta y las normas de comportamiento que son aspectos incluidos en la cultura, cabe destacar que en las sociedades modernas existe una industria cultural, con un mercado donde se ofrecen bienes culturales sujetos a las leyes de la oferta y la demanda de la economía, la educación es uno de los caminos hacia lo cultural; pues por un lado, ésta le proporciona la metodología necesaria para la planificación, elaboración y ejecución de proyectos y programas dentro de una comunidad y por otro lado, la educación basada en el humanismo propone una serie de ideales y valores considerados como universales y únicos. Ante esta situación la educación es, indiscutiblemente, la forma más efectiva para moldear valores, actitudes, conductas y habilidades que equiparán a los pueblos del mundo de acuerdo con los intereses de largo plazo y es aquí donde se hace necesario comentar sobre el papel de la Universidad que desde sus comienzos se configura como una institución de Educación con una triple función en la sociedad: función cultural, investigadora y social. Históricamente la educación ha sido un proceso de actuación intencional sobre miembros de una comunidad humana, principalmente sobre los más jóvenes, con el propósito de desarrollar su personalidad, capacitarlos para el trabajo y adaptarlos a la vida social. Las personas al vivir en sociedad comparten y desarrollan creencias, valores, conocimientos y sentimientos comunes que forman su marco cultural, los más jóvenes aprenden de las claves de su cultura, construida por sus antepasados, y las interiorizan haciéndolas suyas. Ante esto se hace necesario preguntarnos como se da el aprendizaje de la cultura a través de lo antiguo y lo moderno, y aparece la Endoculturación como un proceso de aprendizaje de la cultura, al que se expone cualquier ser humano.
Así a través de dicho proceso, el sujeto se desarrolla en medio de un sistema cultural, preasignado a él por la cultura existente, convirtiéndolo en un portador de esos elementos culturales, incluyendo a su personalidad, recursos, capacidades.
Mediante la adquisición de elementos básicos de la cultura, el individuo aprende la manera de adaptarse a su sociedad, a ser parte activa de su estructura. Pero, también va formando su individualidad, su personalidad específica, que demuestre la forma en que a subjetivado esa cultura.
En la sociedad contemporánea la cultura enfrenta a algunos de los grandes desafíos que nos trae el siglo XXI: control mediático de la sociedad, burocratización de los saberes académicos, trivialización comercial de las imágenes artísticas, literarias e históricas, por eso la importancia de la universidad que es una institución generadora de realidades socioculturales y pensamiento propio, transformador y con proyección hacia la vida social, al mismo tiempo generadora de humanismo, a la vez que es custodia de la verdad y de la ciencia al margen de posturas ideológicas, que promueve una formación holística y la Transformación personal, social y ambiental. La continuidad de formas culturales que mantiene una sociedad obedece en gran medida a los procesos de endoculturación, que unifican los modos de sentir, pensar de actuar de una generación a la siguiente, proporcionando experiencias comunes, no obstante, esta continuidad nunca es completa, pues los individuos y grupos, cada generación añaden nuevas formas culturales a las aprendidas, consecutivas con los procesos que protagonizan, y así modificadas, las transmiten a otras personas de otras generaciones. Al plantear el papel de la cultura nos lleva a la reflexión que se transforma en teoría crítica allí donde los saberes institucionalmente alineados se hacen resistentes a la verdad y a la humanidad.
La educación es nuestra mejor esperanza para cambiar el mundo, una educación para la transformación que nos ayude a evolucionar personal y socialmente. Es evidente que existe crisis en los procesos de generación y aplicación del conocimiento, porque vivimos en un sistema globalizado que controla, modas, propagandas, poder político y económico, el mercado que mejorará al mundo y solo una educación más humana puede transformar la sociedad. La necesidad del siglo XXI requiere de una visión unificadora del hombre, sociedad, naturaleza. La misión de la Universidad es trabajar por una comunidad sostenible en progreso continuo. Debe responder a fines socialmente construidos y útiles a la comunidad mundial con diversidad consolidar respeto, paz, derechos Humanos, práctica de la democracia.
Si el siglo XXI es por la igualdad de oportunidades. ¿Qué políticas culturales requiere un país? Se trata de pensar la forma en que se reproduce la vida cultural en nuestros países y las tareas que deberían articular las políticas públicas en la materia. Indudablemente que debe ser una política que reconozca la participación de los diversos protagonistas sociales.
En todos los países la organización y transmisión de la cultura tiene cuatro protagonistas, con distintos niveles de participación: El Estado, los medios de comunicación, las instituciones académicas y determinados grupos de la sociedad civil. Sin duda alguna, el Estado deberá asumir un papel activo, preponderante, en el resguardo, preservación y difusión del patrimonio cultural, comprendiendo en él los bienes tangibles, muebles e inmuebles, como también los intangibles, además de crear las condiciones para que la sociedad civil tome debida conciencia del valor de nuestro patrimonio y se comprometa con su resguardo y gestión. Los aspectos educativos deberán incluir la percepción y valoración no solamente de las actuales expresiones artísticas y culturales, sino también los bienes que forman nuestro patrimonio cultural.

*Directora Universidad de Occidente
Unidad Guamúchil

Otras entradas

Deja un comentario