DestacadosNacional

FRAY PEDRO LORENZO DE LA NADA, FUNDADOR DEL PUEBLO DE PALENQUE 450 ANIVERSARIO DE SU FUNDACIÓN

Por martes 15 de agosto de 2017 Sin Comentarios

Por: Sofía Mireles Gavito

Uno de los misioneros dominicos más relevantes del siglo XVI en Chiapas fue Fray Pedro Lorenzo de la Nada. Llegó a esta provincia del reino de Guatemala en 1560 y trafray pedro bajó durante más o menos veinte años
entre las comunidades reducidas de la región de Los Zendales y las comunidades insumisas de la selva lacandona. No se sabe cuándo y dónde nació; tampoco se conoce sobre su niñez y el ambiente social donde creció. Lo único que se sabe es que fue hijo del convento de San Esteban en Salamanca, que era la casa dominica más ilustre de España.

Sale rumbo a Ciudad Real (San Cristóbal) desde el puerto de Sevilla a finales de 1559, desembarcando en Puerto Caballos, Honduras a principios de 1560, luego se dirige a la capital del reino de Guatemala, para después salir hacia San Cristóbal a mediados de 1560. Estando ahí, Fray Pedro se dedica a estudiar los idiomas de los indios y a explorar el terreno de su futuro trabajo. Fray Pedro Lorenzo de la Nada llega a dominar cuatro idiomas: el tzotzil, el tzeltal, el chontal y el chol.

Poco tiempo después, recibe el permiso de trabajar en la región de los Zfray 2endales, y a partir de marzo de 1561, Fray Pedro ya está bautizando y predicando en el pueblo de Chilón. En septiembre del mismo año se encuentra en Ocot, último pueblo tzeltal que colinda con los pueblos choles de Tumbalá y Tila.

Durante 1562, Fray Pedro reúne la mayor información posible sobre los indios rebeldes de la selva. Tiene la suerte de convertir a un principal de Pochutla que le ayuda a perfeccionar su conocimiento de la lengua chol. Fray Pedro toma la decisión de evangelizar a estos indios de manera pacífica; él irá solo, sin soldados, ni armas a invitar a los rebeldes a salir en paz. En la primavera de 1563, Fray Pedro está en camino a Pochutla, y en la cuaresma de 1564, el cacique Chanaghoal sale de la selva con casi toda su gente para ofrecer la paz a los españoles. Fray Pedro los recibe y los asienta en Ocosingo, el pueblo de paz más cercano.

Después, por el mes de septiembre de 1564, Fray Pedro traslada el pueblo tzeltal de Ocot a un nuevo sitio llamado Yaxalum (Yajalón para los españoles). Por el mismo tiempo reduce al pueblo de Bachajón; asimismo, reduce varias comunidades de indios choles y funda los pueblos de Tila y Tumbalá.

En 1567, Fray Pedro Lorenzo funda con indios choles de la selva de El Lacandón, el pueblo de Palenque, cerca del río Chacamax, al pie de una serranía donde se erigen unas ruinas. La semana del 1 al 6 de agosto del presente año, en los festejos de la Feria de Santo Domingo de Gfrayuzmán, se festejó los 450 años de fundación la ciudad de Palenque con presentaciones de libros, conferencias, ballets folklóricos, concierto de piano, etc.

Otras obras que realizó fueron: la evangelización de Los Ríos y de La Chontalpa en la provincia de Tabasco, la exploración del Petén y la preocupación por las mujeres indígenas. A pesar de todo esto, Fray Pedro Lorenzo de la Nada fue declarado fugitivo, desobediente e insubordinado por las autoridades eclesiásticas y gubernamentales de Guatemala y Chiapa. Las autoridades chiapanecas lo amenazaron con su aprehensión. Por lo que, Fray Pedro tuvo que huir de Palenque y esconderse en algún paraje amigo de Tabasco. Mas también las autoridades tabasqueñas lo acusaron de herejía ante el tribunal de la Santa Inquisición en México por su actuación en defensa de las mujeres indias al grado de amenazar con la excomunión a toda persona que sacara de los pueblos alguna mujer india, viuda o huérfana, contra su voluntad o por la fuerza.

Fray Pedro procura el bien material y espiritual de sus feligreses en Palenque, les ha enseñado la cría del ganado, e igualmente construye la iglesia y le obsequia tres campanas a la comunidad en 1573; de ello, lo único que se conserva es una de las campanas, pues la antigua iglesia ha sido desfray pedrp 2truida por completo.

Después de andar por las montañas de los altos de Chiapas y los pantanos de Tabasco, la salud de Fray Pedro se empezó a resentir, comenzó a sufrir periódicamente de ataques de malaria. Y después de su última incursión al Petén, a la tierra de los Itzaes, en 1580, se enferma gravemente de un ataque de paludismo y muere después del 26 de abril de 1580 en el pueblo de Palenque. No se sabe con precisión la fecha de su muerte.

La labor misionera de este fraile excepcional se conoce gracias a los cronistas dominicos: Fray Tomás de la Torre, Antonio de Remesal, Agustín Cano y Francisco Ximénez.
Según el historiador Jan de Vos, Fray Pedro Lorenzo de la Nada es un misionero único en la historia colonial de América. “Es su intransigencia en cuanto al ideal de la evangelización pacífica y su determinación de ponerlo en práctica,…en esta preocupación Fray Pedro se asemeja a Fray Bartolomé de las Casas,…Pero hay una diferencia entre los dos; lo que Fray Bartolomé propagó por escrito, Fray Pedro lo hizo de verdad, sin gastar muchas palabras. Para no traicionar el ideal lascasiano de la predicación pacífica, Fray Pedro prefirió romper con sus superiores y desafiar a las autoridades, antes de sufrir alguna incongruencia en el trabajo pastoral”. (De Vos, 2001: 91)

BIBLIOGRAFÍA.
De Vos, Jan. (2001) Fray Pedro Lorenzo de la Nada. Misionero
de Chiapas y Tabasco. Coneculta. Col. Biblioteca Popular
de Chiapas. Tuxtla Gutiérrez, pp: 127.
De Vos, Jan. (1996) La paz de Dios y del Rey. La conquista
de la Selva Lacandona (1525-1821). FCE. 3er. Reimpresión.
México. pp: 89-96.

* Cronista de Tonalá, Chiapas

Deja un comentario