Nacional

451 años del fallecimiento de Bartolomé de las Casas

Por lunes 31 de julio de 2017 Sin Comentarios

451 años del fallecimiento

Por: N de la R.

“Una india enferma, viendo que no podía huir de los perros, que no la hiciesen pedazos como los otros, tomó una soga y atose al pie un niño que tenía de un año y ahorcose de una viga, e no lo hizo tan presto que no le llegaran los perros y lo despedazaran al niño antes que acabase de morir lo bautizó un fraile”, Bartolomé de las Casas.

La conquista del llamado Nuevo Mundo es una historia llena de actos de barbarie, hechos heroicos, escenas piadosas; en ellos participan Amerindios y hombres del otro lado del Atlántico. Junto a los depredadores hombres blancos que arrasaron tierras y culturas, también llegaron seres que entendieron la realidad y se pusieron al servicio de las mejores causas de los conquistados y de sus sufrimientos; a esta estirpe pertenece Bartolomé de las Casas, religioso dominico nacido en Sevilla, España el 24 de agosto de 1474 – otros de sus biógrafos señalan e mismo mes y día de 1484-, hijo de Pedro de las Casas e Isabel de Sosa.

El conocido como “Procurador y protector de todos de los indios”, llegó a la isla de La Española, hoy República Dominicana en 1502, comenzando su labor de cronista, teólogo, jurista, filosofo, hombre de bien; en 1512 fue ordenado sacerdote y un año más tarde capellán de las fuerzas militares que conquistaron Cuba; al tiempo Obispo de Chiapas cuando el hoy estado pertenecí a la capitanía de Guatemala.

“Pero los robos, matanzas y escándalos que habían hecho a tantos señores, reyes y particulares personas de los indios no huno memoria de la residencia, ni hombre particular, ni fiscal del Rey que de ello lo acusase, porqué matar ni robar indios nunca se tuvo en estas Indias por crimen y la más potísima razón que de esto nada se puede, no es la insensibilidad que ha permitido Dios, por los pecados de España, en los más de nosotros, sin el juicio secreto divino que ha reservado para si o para la otra vida, el castigo total de los pecados tan inhumanos cometidos en la gente de estas Indias”. Bartolomé de las Casas.

La labor misionera del fraile dominico estuvo ligada a su tarea de autor de obras literarias donde su pensamiento lleno de justicia y su caridad cristiana se vieron plasmados. Algunos títulos de vasta producción son: “Brevísima relación de la destrucción de las Indias”; “Historia de las Indias”; “Cartas y Memoriales”; “Vida de Cristóbal Colón”; “La destrucción de los guaches”; “Del único modo de atraer a todos los pueblos a la verdadera religión”; etc.

Bartolomé de las Casas es el otro lado de la moneda del genocidio que los hispanos y sus aliados cometieron contra los naturales. Es muestra fehaciente de la dialéctica de la conquista llamada por los opresores colonización o evangelización para justificar sus tropelías y el saqueo cometido y que todavía en estos tiempos algunas mentes retrogradas y antihistóricas lo creen y la defienden.

El dieciocho de julio de 1566, en Madrid, Capital del Reino Ibérico falleció este prominente hombre. Recientemente se cumplieron cuatrocientos cincuenta y un años de su perdida, sin embargo, su figura continúa siendo venerada por aquellos que creen que no importa el color, el origen, la ideología o la situación social todos los hombres tienen el mismo derecho a la vida plena. En La Voz del Norte lo recordamos y admiramos como un ilustre defensor de los Amerindios.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.