LocalNacional

RECUERDOS DE UNA TARDE DE COLORES

Por miércoles 15 de febrero de 2017 Sin Comentarios

Por: Lilia Inzunza Gil

recuerdo de una tarde de colores 3 Un encuentro con el arte, expresado a través del pincel, fue el que se vivió esa maravillosa tarde del 27 de Enero, en el Centro Cultural “Dr. José Ley Domínguez”, en el Pueblo Mágico de Mocorito.

Todo estaba dispuesto, para presentar la exposición pictórica “Fragmentos de Armonías” de nuestra querida y talentosa amiga María Elena Torres.

A las cinco de la tarde, los invitados empezaron a recorrer el pasillo de la entrada principal del recinto, en el que lucía esplendoroso, el autorretrato de la expositora en el dominio del pincel.

El portal de generoso espacio, luciendo al centro sus columnas de madera añosa y enmarcado por espléndidos arcos, fue el escenario perfecto para el emotivo acto de inauguración, en el que se disfrutaba de calidez entre los asistentes, a pesar de la manifestación intensa del invierno.

Los saludos y la conversación animada fueron cediendo el lugar a la Directora de este Centro Cultural, Lic. María Cristina Sosa Leyva, quien dio inicio al esperado evento, presentando a las personalidades que lo presidieron, contándose entre ellas, al Maestro Mario Arturo Ramos, Director Editorial del Periódico “La Voz del Norte”, en representación del Ing. Carlos Antonio Sosa Valencia, Presidente de la Fundación Grupo ANJOR, A. C., Lic. Lily López, Directora del Instituto de Cultura Municipal en Mocorito y representante del Dr. Jesús Guillermo Galindo Castro, Presidente Municipal de Mocorito, Regidores del H. Ayuntamiento de Mocorito, Personal docente y administrativo de Universidad de Occidente Unidad Guamúchil, y destacadas personalidades del ámbito cultural de la Región del Évora.

Inmediatamente después, los presentes tuvimos el gusto de escuchar la interpretación de bellas melodías por un reconocido artista mocoritense, quien ejecuta el clarinete de manera singular y heredero de la dinastía musical de la familia Rubio, el Maestro VícVíctor Rubio López, acompañado de los talentosos Jorge Fidel Frías en el teclado y Omar Alan González en el saxofón.

La bienvenida estuvo a cargo del Maestro Mario Arturo Ramos, quien con srecuerdo de una tarde de colores 2u característica elocuencia, habló de la necesidad del ser humano por expresar emociones y vivencias desde la más remota antigüedad, llevándonos a imaginar el arte pictórico milenario de las Grutas de Altamira, ubicadas en la zona norte de la Península Ibérica, en cuyo interior un artista anónimo de la época del Paleolítico Superior, deja plasmadas de manera magistral escenas de cacería de bisontes.

Continuando con exquisito tono, la prestigiada periodista cultural María Esther Sánchez Armenta, da lectura al currículum de la expositora, en el que menciona textualmente “Un día cualquiera de su infancia, tuvo su primer contacto con el color, no imaginaba que años después encontraría su vocación, en su natal Guamúchil, Sinaloa, México. Tomó el pincel, el lienzo en blanco, y desde entonces camina naturalmente por el sendero de las artes plásticas para hacer uso de su libre albedrío”…

Así inicia el relato del recorrido por el arte pictórico de María Elena Torres, un recorrido al que a decir de María Esther, le ha impreso energía, fuerza y emoción, además de perseverancia en el aprendizaje diario, instruyéndose con maestros nacionales y extranjeros como: Ana Medina Koutrolares, Cristina Valdez Santillán, Emigdio Velázquez, Eva Salazar, Francisco Junior Ortiz Palma, Yolanda Aguilar, Marisa Perales y el pintor y muralista mocoritense de talla internacional Record Guiness, Ernesto Ríos Rocha, quien ha ejercido una gran influencia en su ejercicio del arte.

Son diversas las técnicas que ha estudiado esta destacada pintora, en el afán de enriquecer su obra, algunas de éstas, son aerografía, acuarela, óleo, acrílico, pastel, mural al acrílico y mosaico, dibujo con pluma,

María Elena ha mostrado generosamente su obra, en más de 70 exposiciones colectivas y 9 individuales.

Sigue relatando María Esther “En el 2009 realiza un sueño anhelado, conrecuerdo de una tarde de colores 4tar con su escuela CreARTE Galería y Taller. Presidir en 2010 el Movimiento Artístico Internacional correspondiente a la Zona Évora, constituye una enorme satisfacción pues respalda el gran objetivo de proyección nacional e internacional.

Sin pausas, participa en exposiciones colectivas internacionales como miembro de la Organización Mundial de Artistas Integrados, OMAI, en Lima, Perú, El Festival de Pitalito, Colombia, España, Venezuela, Cuba, la Cuarta Cumbre OMAI Culiacán, Sinaloa 2015, y la Quinta, en 2016, en Mendoza, Argentina”.

Y después de escuchar este amplio currículum, es la propia artista del pincel, quien nos habla de su pasión por este arte que nos regala imágenes y emociones a la par, y su identificación con el surrealismo contemporáneo, mencionando de manera especial “las tres esferas que coloco en mis obras de manera explícita o velada, elementos que intentan imprimir un sello de cohesión”.

Las palabras, los sentimientos se deslizaban suaves al compás del clarinete que nos obsequiaba “Pretendiendo” y “La India Bonita”.

Acto seguido se llevó a cabo el corte de listón y los invitados tuvimos la oportunidad de admirar una serie de nueve pinturas de técnica mixta, en las que María Elena rinde pleitesía a la música y a quienes dedican su vida a surcar el viento con notas, obras en las que destaca el rojo y da intensidad a la imagen, un verdadero homenaje en color…

Mientras los invitados recorrían la exposición, el Maestro Víctor Rubio nos deleitaba con las notas de “Brisas de Mocorito”, dando un toque realmente emotivo al evento.

La exposición “Fragmentos de Armonías”, sin duda, ha sido un éxito en los diversos lugares que se ha presentado, y Mocorito, no será la excepción, ya que es un pueblo que vive profunda e intensamente la magia de la música, que es parte de su historia y de su presente, de su alegría y de su tristeza y que le ha dado identidad.

Los asistentes se detenían en cada obra, recorriendo centímetro a centímetro la imagen, descubriendo detalles e impregnándose de la belleza y María Elena con la amabilidad que le caracteriza, respondiendo preguntas y explicando sus motivos.

La velada siguió y la convivencia fue grata, degustando exquisitos bocadillos y continuando en el disfrute del clarinete, el teclado y el saxofón.

Un momento muy especial fue cuando el Maestro Víctor Rubio interpretó la pieza musical “Clarineteando”, de su propia autoría, dedicada a su padre, el Sr. Librado Rubio Quiñónez y que ha sido un éxito en la música de Banda Sinaloense.

La Directora del Centro Cultural “Dr. José Ley Domínguez”, agradrecuerdos de una tarde de coloreseció a la expositora por compartir su arte y la asistencia al evento, además de invitar al público en general a visitar esta exposición que continuará en este bello lugar, hasta el cierre del mes de Marzo.

Contemplar una obra pictórica, es introducirnos en el mundo del autor y mezclar su mirada con la nuestra, atrevernos, arriesgarnos en ese viaje que quién sabe qué sensaciones despierte, y quién sabe a qué lugares nos lleve a explorar…

¡El arte siempre nos conducirá por caminos ignotos, a conectarnos irremediablemente con nuestro espíritu!

¡Gracias Malena por manifestar tu talento tan generosamente!

*Promotora Cultural y Docente de Universidad de Occidente Unidad Guamùchil
Fotos: Ramón Lozoya

Otras entradas

Deja un comentario

Estuvimos aquí
Siguiente entrada