Nacional

BASEL, HISTORIA, ARTE Y MONET

Por miércoles 15 de febrero de 2017 Sin Comentarios

Por: Alberto Ángel “El Cuervo”

basel, arte y monetNuevamente, emprendíamos el camino a la fundación Beyeler… Rhiehen, que es donde este afamadísimo museo de arte a nivel mundial se encuentra, es uno de los tres cantones de Basel-ciudad (Basilea en español)… Desde el centro de Basel a la fundación Beyeler, en transporte público, en tramm, toma aproximadamente 15 minutos el trayecto. En nuestra bella Ciudad de México, ese es un trayecto de apenas algunas cuadras. La ciudad de Basilea, Basel, es una de las más antiguas del centro de Europa… Se tienen datos de que los Celtas habitaron más de trescientos años antes de cristo, justo donde hoy en día se ubica la catedral de Basel, posteriormente los romanos fundarían propiamente dicho la ciudad que nació amurallada para protección de sus habitantes. En la actualidad se conservan tres torres o puertas de entrada a la ciudad que formaron parte de esa muralla: Johanittertor, Saintalbantor y Spalentor. Siendo esta última la más impactante por su tamaño y sus características… Estar frente a Spalentor, es un verdadero viaje a la época medieval y la vida de aquel entonces en Basel.

Después de estas cavilaciones acerca de aquella que debe haber sido impresionante muralla y de tomarme un par de fotos frente a Spalentor, llegamos a Riehen… Es d
omingo, la afluencia es muy numerosa… Basel es una ciudad de apenas cerca de 200,000 habitantes y tiene más de 40 museos… Parecería que el gusto por el arte se manifiesta en todos los habitantes de la ciudad y que gran parte de la población se dio cita este domingo en Beyeler. No es para menos, coincien dos maravillosas exposiciones temporales que aumentan el interés de las exposiciones permanentes ya de por si sumamente atractivas. Está finalizando una exposición de Kandinsky y Marc, dos de los principales expositores del expresionismo… Una curaduría maravillosa y las obras por supuesto muestran el por qué la grandeza de esos dos pintores que merecen ocupar un artículo en especial… Pero, a decir verdad, lo que mayor interés y emoción producía en mí, era la segunda exposición temporal anunciada, justamente la que comenzaba este domingo 22 de enero… La exposición simplemente se anunciaba con el apellido de quien es considerado como el padre o uno de los padres del impresionismo. Justamente el término impresionismo se debe al comentario de un crítico de arte que intentaba burlarse de las obras de Monet y al ver uno de sus cuadros titulado Impresión Sol Naciente, se refiere a ese grupo de pintores como los “impresionistas”, jamás se imaginó que el término sería utilizado con orgullo por parte de todos ellos creando así una escuelbasel moneta, un estilo una tendencia que sería imortal: El Impresionismo.

Muchas veces, muchos libros, muchas fotografías, muchas emociones fueron motivadas al ver esas magníficas obras de Monet y algunos de los impresionistas… Pero el hecho de estar frente a ellas, en vivo, casi tocándolas, viajando hasta el más remoto rincón de cada una de las pinturas expuestas y además habiendo conseguido permiso para fotografiarme al lado de las mismas, fue verdaderamente una acumulación de sentires y pensares que me hicieron incluso derramar un par de lágrimas que resultaban por demás extrañas para los visitantes del museo. Una tras otra, las pinturas del excelentísimo Maestro Claude Monet, llenaban, movían, hasta las más mínima fibra de mi emoción. Ya he hablado en artículos anteriores del impresionismo en el arte… Y considero que tal vez, junto con el cubismo, es una de las más grandes aportaciones que se han hecho al arte hasta estos tiempos… Nació Claude Monet, en París el 14 de noviembre de 1840… Sus inicios, como es el caso de prácticamente todos los que abordamos el ejercicio de la pintura, fueron dentro del realismo… Pero como buen creativo inquieto, intenso, Monet poco a poco fue buscando opciones que en un principio le trajeron una interminable hilera de problemas, burlas y condiciones económicas nada deseables. Fue en 1860 cuando comenzó con ese estilo impresionista y para 1870 realizaba junto con sus compañeros Auguste Renoir y Edgar Degas entre otros, exposiciones que causaban controversia y malos comentarios por parte de la crítica que no aceptaba la tendencia de estos artistas que se manifestaban volitivamente o no, en contra de lo establecido como concepto de la estética. Así, fue en la exposición de 1874, cuando Claude Monet expone en el “Salon Des Refusés” su obra impresión sol naciente, gracias a la cual surge el nombre de la escuela del impresionismo que ha sido tan importante y ha aportado tanto, que fue utilizado y seguido por creadores de otras artes tales como la música y la literatura.

Como su nombre lo indica, el impresionismo, ya una vez consolidado y establecido en sus búsquedas y sus patrones y muchas veces distorsionado en su concepto debido a la crítica y a los arribistas que nunca faltan, busca plasmar aquello que impactó al pintor en este caso, y que produce en él la necesidad de poner de manifiesto en su pintura y con el tiempo, se ha visto que el ojo humano, percibe más cercano a la manera de una pintura impresionista que a la impresión fotográfica que generalmente es más exacta que la cámara ocular humana. El caso es que Monet, en esas experiencias emocionales que lo impresionaron, pintó varias veces un mismo paisaje desde el mismoángulo en diferentes épocas y diferentes horarios en los que, consecuentemente, los colores son distintos porque la luz que incide sobre todas las cosas es diferente. Así, las Casas del parlamento (Houses of Parlament) fueron pintadas muchas veces y contemplar algunas de ellas en esas diferentes emociones dependiendo de la época y la hora, es también una experiencia completamente distinta. Si nos situamos frente a la pintura de Houses of Parlament en la que corresponde al ocaso, veremos y sentiremos esa melancolía que muy probablemente impactó, impresionó a Monet al momento de contemplarla en esos colores que el atardecer produce… El reflejo, la bruma, la sensación del final del día, son captados por el pintor de manera genial e invaden necesariamente el alma de quien la contempla… Ese mismo paisaje en ese mismo ángulo pero no en el ocaso sino en el cielo de tormenta, como se titula, produce una emoción distinta aún siendo el mismo punto de vista.

El mar, siempre fue motivo de inspiración intensa para Monet… Como el mismo lo expresaba… “Vous savez ma passion pour la mer. J’en suis fou” (ustedes saben mi pasión por el mar. Me enloquece). Generalmente en la obra de Claude Monet, podemos observar los paisajes con algunas figuras humanas dentro… Todo ello, le brinda, por si hiciera falta, una intensa narrativa que nos lleva a los espectadores a crear nuestras propias historias envueltos en la emoción de su trazo, de su paleta (colores que utiliza y su manera de combinarlos), de su impresión. Así en el caso del bellísimo cuadro titulado “Charing Cross bridge brouillard sur la Tamesi” que sería algo así como “el puente Charing Cross, niebla sobre el Tamesis”, si usted contempla esta pintura, podrá casi sentir esa mágica llovizna que nos da la neblina, casi podrá escuchar el golpe de remo de ese personaje que boga sobre el rio Támesis, casi podrá sentir lo que sintió Claude Monet al contemplar el sol entre la niebla regalándole los colores que motiva la niebla al descomponer la luz que incide en sus millones de microgotas de agua… El invierno era otra cosa que fascinaba a Monet… Durante el invierno de 1879-1880 fue extremadamente frío y el rio sena se congeló… El 5 de enero de 1880, la familia Monet se despertó en su casa de Vétheuil con el ruido de los basel monet 2choques de los bloques de hielo en la corriente lenta del río Sena. Monet de inmediato salió dispuesto a trabajar con esos colores tan sutiles tan tenues y tan presentes a la vez en el paisaje y pintó dos docenas de cuadros de ese paisaje congelado… Y es que, siempre lo he dicho, los colores del invierno europeo debido a la manera en que incide el sol en esa época, son poseedore de una magia que no he encontrado en ningún lado… Tal vez por lo extraño del paisaje para mi persona.Monet, siguió siendo pionero en el impresionismo hasta la muerte de su esposa Camille en 1879, con la muerte de su amada esposa, el arte de Monet se hizo más personal… Abandonó su intención estrictamente impreionista y se dedicó a buscar representar sensaciones subjetivas como las extrañas y trágicas características de los paisajes… Cada pintura era una nueva emoción y un alimentar la admiración por este excelso pintor y el impresionismo… La curaduría realizada en esta exposición que enmarca el 20 aniversario de la fundación Beyeler, es estupenda, el recorrido planeado está perfectamente dispuesto y al final un retrato monumental de Monet y su ruta de aprendizaje e influencia. De nueva cuenta salgo con un gratísimo sabor de boca… A la salida, nos basel monet 3encontramos con nuestro gentil amigo oriundo de Brasil Walter Alves, guardia encargado de la salvaguarda de las obras del museo en las exposiciones… Siempre me he preguntado si tiene algún parentezco con mi estimado amigo Roberto Alves Zague, gran deportista mexicano de ascendencia brasileña, pero por una u otra razón no lo he preguntado… “Te gustó la exposición…” “Estupenda, Walter, muchas gracias por la invitación” “No, nada que agradecer, cuando vengas siempre avísame…” El paisaje nevado de los bellos jardines de la fundación Beyeler, hacen aguzar la vista, la percepción de esos colores de invierno de los que tanto disfruto y que también resultan ser de los que ese excelso pintor fundador
del impresionismo más apreciaba… El final de su vida fue una tormenta depresiva debido a su casi ceguera por las cataratas. No obstante haber recuperado la vista después de dos operaciones, jamás se recupero de la depresión hasta el día de su muerte el 5 de diciembre de 1926.

* Pintor, autor e intérprete

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.