Estatal

“EL GUAYABO”

Por martes 15 de marzo de 2016 Sin Comentarios

“Andaré tu risa que dejó tibio mi lecho/ gustaré tu llanto que olvidaras en mis manos/ guardaré tu cuerpo que llenó mis alegrías/ hasta que vuelvas, amor/ andaré el camino que corrías a mi lado/ gustaré el silencio que perdieras en la noche/ guardaré la espera que pintaron mis poemas/ hasta que vuelvas amor… / hasta que vuelvas, detengo el tiempo/ que nadie pise tu recuerdo/ hasta que vuelvas junto a mis ojos/ hilando sueños te esperaré…”
“Hasta que Vuelvas”
Autor: Mario Arturo Ramos, Poeta.

Por: Salvador Echeagaray Picos

el guayaboMarco al celular de Alberto Burgueño y escucho, como siempre, la amable contestación: “a sus ordenes mi amigo, en que te puedo servir”.

“Hablo para saludarte y proponer una reunión de amigos en este arranque del 2016, en cuanto lo permita el “rezago” que acarreamos desde Diciembre”, le digo.

“Déjame hablar con el Dr. Cruz Gonzalez, ya que su “chamba” atendiendo a derechohabientes tanto del IMSS como del ISSSTE, lo limitan en el disfrute del ocio. Le hablo y enseguida te devuelvo la llamada”. _ Ok., espero, agregué…
A los pocos minutos me comunican la respuesta del ocupado Galeno.

“La reunión para mañana mismo a partir de las 7 p. m, en el “Foro del saber”. ¿Qué sitio es ese y dónde queda?, pregunto. _ “¡AY! amigo, como no vas a saber donde queda “El Guayabo”, la Cantina más famosa de Culiacán”..!, le oigo decir con voz rotunda.

_Bueno, es que no sabía que se le conociera como “el foro del saber”, le aclaré.

Informado de que habría quórum suficiente en la reunión convocada para la noche del día siguiente, me dispuse a inundar mi espíritu de “refrescante” sabiduría escuchando además, las canciones nostálgicas que interpreta el conjunto del lugar, en la agradable compañía de buenos amigos.

Llegamos al cantinero “foro del saber” con precisión inglesa.

Es más, estábamos en el sitio, antes de las siete… Cuando hice la observación de la exactitud de los convocados, me dice con fingida seriedad el profesor Rosendo Noriega…, _”es la sed, compañero…es la sed… de sabiduría que nos agobia al terminar el día”.Nos adelantamos, explica Burgueño, alto funcionario de la secretaría de Vialidad y Transportes del Gobierno Estatal, “debido que deseábamos sentarnos precisamente en esta “palapa” que estamos ocupando, bajo la fronda de uno de los Guayabos que caracterizan y le dan nombre comercial a este “foro del saber” culichi”. Y sí… la citada “palapa” tiene una estratégica ubicación en el amplio espacio que ocupa la citada Taberna. Para empezar, si yo fuera “sicario” ahí me sentaría porque tendría a mi espalda la sólida protección de una barda de ladrillo requemado construida hace décadas.

La entrada a la popular Cantina, nos queda de frente, cinco hileras de mesas, por medio, por lo que nuestra ubicación aprobaría cualquier filtro o medida de protección logística. Teníamos pues, el beneficio de la relativa seguridad que disfrutamos los ciudadanos culiacanenses. El que narra, fue el último en llegar. Estaban ya en la mesa ubicada bajo la carpa de frondoso guayabo, los antes mencionados: Alberto Burgueño, Doctor Cruz Gonzalez, El Profesor Rosendo Noriega, con un invitado de lujo, el también Profesor Jesús Moreno Morales, quien ejerce el cargo de Secretario Adjunto de Joel Ayala Almeida, Líder Nacional de la Federación de Trabajadores al Servicio del Estado.

El conocido “zurdo”, que pocos saben responde al nombre de Rubén Rosas y quien por cierto, el 20 de marzo cumplirá la friolera de 40 años trabajando en el “Foro del Saber”, trapo en mano, hizo limpieza en la mesa y se dispuso a recibir las órdenes de los sedientos parroquianos.

Como botana-cena, pedimos exquisitos pollos que preparan en la cocina del lugar, agregando de mi parte, una botella de tequila que debía al amigo Burgueño desde la Navidad pasada, ya que la anterior en el acto de entregársela, se me resbaló de las manos, estrellándose en el piso de conocido Restaurant de comida italiana, tequila que nuestro estimado amigo Noriega, sin pago del “descorche”, empezó a saborear, toda vez que sufría una molesta gripa que empezó a curarse practicando la medicina natural que la sabiduría popular dicta y recomienda, degustando el néctar del agave, que estuvo depositando, entre pecho y espalda, con singular paciencia y placer, durante las horas de estancia en la confortable cantina Bunker.

El profesor abandonó el lugar si no curado, sí completamente relajado sintiendo la liviandad en su cuerpo y espíritu. Por supuesto que al día siguiente, definitivamente sí…se (la) “curaría”.

Es preciso destacar que en este “foro del saber” ameniza desde muchos años atrás, un grupo musical que ejecuta melodías y canciones románticas con grato sabor bohemio, el cual me entero, está integrado con solistas de reconocido talento que a continuación menciono: Jaime Flores en el teclado, Alberto Vega, en el bajo de Guitarra, Rogelio Villanueva en la guitarra eléctrica, Jerónimo Verdugo en la Batería, Jaime Álvarez Vega en el Saxofón y Antonio Penney, la voz Solista del conjunto. Y sí, hay razón en cuanto al talento, ya que al poco tiempo de llegar, nos deleitamos con la armoniosa y limpia ejecución del saxofonista del Grupo que interpretó la bella melodía, “Por siempre el Amor”.

Pregunté a mi amigo notario Eduardo Niebla Álvarez, ahí presente, si acaso era familiar de “Los Álvarez”, ya que al escucharlo recordé a cuatro grandes exponentes del saxofón en el mundo musical de Sinaloa, con quienes, felizmente conviví durante años, (éramos vecinos de vivienda) ahí por la calle 27 de Septiembre, pared de por medio, y donde me aceptaban de “metiche” escuchando los ensayos de la prestigiada “Orquesta Álvarez” con todos sus integrantes, y en lo individual, la práctica constante, cotidiana, de cada uno de los Álvarez, en la ejecución no sólo del Saxofón, sino también del violín y la flauta. Menciono a continuación, la reconocida “Dinastía musical” de Don Pedro Álvarez Martínez, el tronco familiar, padre de los tres prestigiados exponentes del saxofón: Pedro, Cuauhtémoc (Memo) y Rogel Álvarez Lizárraga, aunque todos fallecidos, ampliamente recordados por los culiacanenses.

Resultó que el excelente saxofonista quien responde al nombre de JAIME ÁLVAREZ VEGA, como antes lo cité, es hijo de Cuauhtémoc (Memo) Álvarez Lizárraga, y quien me fue presentado por mi Colega Notario, su primo hermano. Su padre, el extinto Cuauhtémoc Álvarez Lizárraga, por cierto, fue durante 17 años, Director de la Banda Sinfónica de la Universidad Autónoma De Sinaloa.

Por todo lo anterior se precisa que lo que se hereda no se hurta… La presencia en el “Guayabo” de este joven valor del saxofón, vale la pena el costo del boleto si fuera necesario pagarlo (aquí no lo es), toda vez que el acceso es gratuito; pero en verdad, sería como pagar por entrar a disfrutar un buen espectáculo musical, en cualquier centro turístico de importancia en nuestro país.

El programa musical en cuanto a la ejecución de melodías y canciones de corte romántico en este “Foro del Saber”, inicia a partir de las 5 p.m. terminando a las 10 p.m. Por cierto, nuestra presencia esa tarde-noche en el “Guayabo”, fue bastante afortunada como ocasionales parroquianos, ya que se había organizado un festejo romántico musical de parte del cumpleañero, Licenciado Jaime Ahumada, quien se hizo acompañar de su hermano Eleazar, ambos, me informa el Colega Notario antes citado, de la meritita “El Amole”, Municipio de Guasave, lugar de nacimiento por cierto del Doctor Raúl Cervantes Ahumada, prestigiado jurista Sinaloense en el ámbito del Derecho Marítimo Internacional.

Déjenme contar que para nuestra sorpresa, el Lic. Ahumada, es dueño de una voz excelente, con sobrado volumen, modulación y los variados matices que le permiten sin mayor esfuerzo, alcanzar los tonos para cantar como lo hizo, un extenso repertorio cercano a las 25 interpretaciones de corte romántico, amenizando a los afortunados concurrentes por cerca de tres horas continuas, sin repetir ni una sola canción, auxiliado en contadas ocasiones por su hermano Eleazar, también con muy buena voz…, “este Jaime Ahumada es una “Victrola” en dos patas”, observó el Profesor Moreno, obteniendo la aprobación de los demás integrantes de la mesa.

Los parroquianos observaron y nosotros con ellos, la entusiasta presencia en la mesa contigua a la nuestra, de un grupo de vehementes personas de la tercera edad que hacían coro al “cumpleañero cantante” en cada una de sus interpretaciones, seguramente recordando “primeros… y viejos amores” en las letras de cada canción.

Con sumo interés platiqué con ellos, la mayoría viejos y estimados amigos, e incluso, algunos compañeros de Escuela, confiándome que el grupo lo forman precisamente ex alumnos de distintas Escuelas Primarias de esta Ciudad, y que celebran reuniones cada mes desde hace años, y que por la edad que promedian (76) años, a este simpático “clan” se le llama ”JÓVENES DE LA EXTREMA EDAD”.

No se aguantan ni ellos solos…, les dicen “Ciudadanos del mundo” ya que se la pasan viajando por todos los rumbos del planeta…Seguramente cuando ustedes lean estas líneas ya festejaron con cerveza, bombo y platillo, como bien lo saben hacer, el rotundo triunfo de manera invicta, allá en el Estadio “Quisqueya” “Juan Marichal”, de Santo Domingo, República Dominicana, y Bares circunvecinos, del equipo Venados-México en la Serie del Caribe, para orgullo del beisbol Mexicano.

No pregunten cómo, pero conseguí los nombres de estos “deleitantes” de la bohemia romántica, y de los distintos eventos deportivos, ya sea en mundiales de Fut, Formula 1, Beis, Basket, sin dejar de lado las festividades carnavaleras del “Rey Momo”, las “Catas” de las más prestigiadas bodegas vitivinícolas tanto Nacionales como de distintas partes del mundo…, dicho lo cual, con o sin permiso de los setentones jóvenes de la extrema edad, recién llegados del Caribe, me permito filtrar sus nombres empezando con Jorge Hernández Rodríguez, Coordinador y responsable de cada una de las reuniones del prestigiado grupo, así como de: José Gerardo Pauwels, Jorge Franco, Jacobo Valenzuela, José Miguel Gaspar, Abelardo Gómez, Francisco Coronel, Genaro Samano, Antonio Jiménez, Fernando Salcido, Rafael Cristerna, Francisco Coronel, Eduardo Maytorena, Miguel Bayliss, Eduardo Moreno, Octavio Salazar, Joaquín Quintero y la Reina de esta hornada de jóvenes del ayer, Doña Beatriz Franco…

Ya pasadas las diez de la noche, nadie…, ninguna persona mostraba el más mínimo interés en retirarse del ”Foro del Saber”, por lo que habiendo transcurrido más de media hora del límite para el cierre del local, se hizo necesario que el personal de seguridad de “El Guayabo” interviniera visitando cada una de las mesas invitando a los presentes, cortésmente, pasáramos a retirarnos de aquel ambiente bohemio que tanto habíamos disfrutado.

Para terminar el relato, en recuerdo de esa reunión inolvidable, digo a todos los “suertudos” que gozamos esa noche de espléndida bohemia musical, ¡Hasta la próxima Amigos!, nos veremos pronto, de ser posible en la misma mesa, bajo el mismo guayabo, y ojalá sea… ¡Con la misma Gente!

* Magistrado en retiro y autor

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.