Estatal

Museo Nacional del Prado

Por martes 15 de diciembre de 2015 Sin Comentarios

Por: Salvador Echeagaray Picos

Museo NacionalEn el “Chandeleur”, de Ciudades Hermanas, donde según Mario Arturo Ramos, se desayuna la única “machaca a la francesa en Sinaloa, saludé a Arturo Murillo, quién después de leer el artículo que escribí sobre mi primera visita al Museo Nacional del Prado, publicado en “La Voz del Norte” y cuyo ejemplar le había entregado minutos antes, me grita de mesa a mesa, “Echeagaray, que pasó con el pintor Español Murillo, te faltó mencionarlo”.

Efectivamente, en el referido PERIÓDICO CULTURAL del 31 de Octubre pasado, cité : “ya en el Museo, absorto admiré allí, in situ, obras de Anton Van Dyck, (Flamenco) Mengs Anton Raphael, (Alemán) Ranc Jean (Frances) Moro Antonio, (Flamenco) Rubens,el Bosco, Tiziano, agregando por supuesto, a los grandes representantes de la Escuela Española: Goya, Velázquez, el Greco (Doménikos Theotokopoulos) Manuel García y García, Vicente Juan Masip, Madrazo Luis De, Berruguete, Pedro, entre otros…”

Ante garrafal omisión, le prometí a nuestro Murillo Culiche, dedicar al genial sevillano, buena parte de mi siguiente artículo por lo que hoy “rescato la palabra empeñada”.

En la gran cantidad de material que encontré acerca de la vida y extraordinaria obra pictórica de este genio sevillano, seleccioné lo siguiente:

“Murillo y el arte de la amistad, con Justino De Neve, importante Mecenas y amigo personal del Pintor”.

“Con la aportación de la fundación Focus – Abengoa, el Museo Madrileño presentó esta colección que comprende algunos lienzos del genial Pintor Sevillano, representante del barroco Español, Bartolomé Esteban Murillo, (considerados tardíos), como lo son los grandes “Lunetos” –cuadros en forma de medio punto-: “Santa María la Mayor” “La inmaculada Concepción de los venerables” y las Alegorías de “La Primavera y el Verano”, producción pictórica derivada de la relación de Murillo con De Neve, Canónigo de la Catedral de Sevilla”.

Se afirma que Murillo es “quizá, el pintor que mejor define el Barroco Español”. Nació y pasó la mayor parte de su vida en Sevilla, en 1617.

El célebre pintor, curiosamente eligió el segundo apellido de su madre, María Pérez Murillo para darse a conocer en el mundo artístico sevillano. De familia numerosa, fue el número 14.

Sus biógrafos señalan que su aprendizaje lo inició con un tío llamado Juán del Castillo, en cuyo taller permaneció cinco años. Los primeros cuadros de Murillo, lógico, están influidos por el estilo de su maestro, como se puede apreciar en “La Virgen del Rosario con Santo Domingo”.

Muy joven aún, recibe su primer encargo de importancia, se trata de la serie de trece lienzos del Claustro Chico del convento de San Francisco, en Sevilla. “En estas obras muestra una notable influencia de Van Dyck, Tiziano y Rubens”.

El período más fecundo de Murillo se inicia en 1665 con el encargo de los lienzos para Santa María la Blanca –“el sueño del Patricio” y el “Patricio relatando su sueño al Papa Liborio”, con lo que extiende su fama a toda España. Dos elementos claves en la obra de Murillo serán la luz y el color en el esplendor del Barroco, principalmente con la temática religiosa.

DIBUJOS SUBYACENTES EN PINTURAS DEL SIGLO XV Y XV1.

En la entrega anterior, en la cual narré la primera visita al Museo Nacional Del Prado, mencioné que los dibujos, la acuarela, gouachés, pasteles, grabados, son expresiones clasificadas como dibujos, no pinturas.

Sabemos que los dibujos por su espontaneidad e inmediatez, constituyen fuente importante para conocer como surge la inspiración del artista y constituye un dato preciso para comprender su manera de trabajar.

Pintores clásicos como Goya o Rembrardt son considerados como excelentes dibujantes y se documenta al respecto, que no es fácil apreciar el trabajo plasmado en dibujo de artistas de épocas anteriores a los pintores antes señalados, toda vez que sus dibujos no se encuentran o son escasos.

A propósito de este comentario sobre el significado que tiene el Dibujo como elemento que evidencía la inspiración original del pintor, al plasmar su bosquejo mental en el lienzo con el empleo preciso de colores, permítanme mencionar al Mazatleco Armando Nava, considerado como uno de los artistas plásticos más prestigiados de Sinaloa.

El Maestro Nava, además de su magistral manejo de los colores, es un experto dibujante. Ampliamente conocida su obra en los EE UU y Sud -América, tanto en Museos y galerías como en el recinto del Palacio de Bellas Artes y nuestro Museo de Arte de Sinaloa. Amando Nava, es miembro de The American Society of Portrait y The Portrait Society. Pintó la colección de retratos de los Gobernadores de Sinaloa, 1912-1992, a solicitud del Gobierno del Estado.

Volviendo al tema, que me ocupa, me enteré y lo comparto con mis lectores, que felizmente existe la forma de saber como dibujaban los Maestros del Renacimiento, “a través del “rescate” de los dibujos originales que se encuentran bajo las capas de colores de las pinturas ya terminadas”.

El Museo Nacional del Prado, en colaboración con la Galería de los Uffizi de Florencia y la Academia Carrara de Bérgamo, han culminado el proyecto de investigación en este tema y cuyos resultados fueron presentados en la exposición llamada <dibujos subyacentes en pinturas del siglo XV y XVI >.

La información detalla: “La técnica para lograrlo, la flectografía infrarroja. Se aplica ya desde los años sesentas, pero los métodos digitales han incrementado notablemente su efectividad gracias a una mayor penetración en la capa pictórica”.

“Accedemos así, con un grado asombroso de detalles a los dibujos tal como se realizaron originalmente”, agrega la nota.

“La exposición ilustra en primer lugar las técnicas de dibujo empleadas -Pincel, estancidos (sic), “estarcidos”? Cuadrículas, Piedra negra, Carboncillo, Punta de plata -, así como las diferencias que pueden observarse entre el diseño inicial y la realización pictórica”.

La segunda parte de la “Muestra”, comprende las obras originales elegidas para el análisis, por cierto, de procedencia Española, Flamenca, Italiana, entre las que citamos y sobresalen: “La Sagrada Familia de la Perla” de Rafael Sanzio y el “Cristo entre la Virgen María y San Juán Bautista” de Gossaert.

Nota del Autor:

Estarcido.- dibujo que resulta del picado y pasado por medio de la brocha.

Piedra Negra.- (conocida también como Piedra de Italia), es una piedra negra arcillosa y blanda que puede rascar el papel ya que contiene cristales de sílice.

Punta de Plata.- utilizada por los romanos para dibujar sobre tablillas. Esta técnica se extiende durante los siglos XIV-XV.

museo nacional 2

* Notario público

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.