Nacional

EL PATRIMONIO CULTURAL A TRAVÉS DE LOS OJOS DEL TURISMO: LA BÚSQUEDA DE LA AUTENTICIDAD INVISIBLE.

Por lunes 30 de noviembre de 2015 Sin Comentarios

Por: María Trinidad López Lara

patrimonio culturalEl patrimonio cultural y el turismo en el ámbito de los Pueblos Mágicos ofrecen posibilidades y argumentos de carácter estratégico para el lanzamiento de destinos turísticos en un momento en el que tienen lugar importantes transformaciones en el escenario turístico tanto de la oferta como de la demanda turística la cultura y turismo caminan unidos a partir de la aceptación de que el patrimonio cultural es un producto social. En este contexto de cambio es importante abordar la importancia que posee la demanda turística, el púbico, el visitante como elemento que lleva a definir nuevas prácticas turísticas relacionadas con el patrimonio cultural desde una perspectiva experiencial e innovadora, que exigen la activación de recursos patrimoniales con una orientación turística y recreativa. Dada la dimensión territorial de la actividad turística, el desplazamiento de personas a otros espacios geográficos es el rasgo más característico de esta práctica social.

La necesidad que mueve a los individuos a viajar se basa en el deseo de conocer los atractivos porque ese desplazamiento les permite desarrollar las actividades destinadas a la recreación, sin embargo es el nivel de educación el factor socioeconómico que mayor influencia tiene en el grado de participación cultural. Las personas que poseen mayor nivel de formación generalmente son más proclives a participar en actividades culturales esto nos lleva a la definición del turista cultural, es por ello que el producto cultural posee un alto grado de materialidad que implica el uso necesario de los sentidos para el disfrute del producto seleccionado, ya sea la asistencia a un espectáculo en vivo como la visita a un recurso del patrimonio cultural, así la experiencia cultural implica por lo tanto una intervención y una participación que se extiende al saber hacer y al hacer sentir como un proceso y no como la visualización de un producto.

el patrimonio culturalEllo da lugar a que el turismo cultural tome como base el patrimonio cultural en sus diferentes manifestaciones (tangibles e intangibles) siendo una realidad económica en numeroso destinos turísticos, no solo de nuestro país sino en el mundo, considerando que, la clave de la relación entre turismo y patrimonio cultural es: la actitud que muestra la sociedad por el patrimonio cultural de su lugar en el contexto de un mundo globalizado. Por ello, la autenticidad es donde se encuentran la oferta y la demanda turística es decir, es un proceso de creación individual, el turista anhela compartir y consumir de forma simbólica esa forma cultural que normalmente responde a imágenes construidas de forma artificial y que en la mayoría de los casos no corresponden al concepto de auténtico y tradicional que tiene la comunidad local. Finalmente el turista de forma inconsciente calcula el nivel de autenticidad a partir de cinco categorías: natural, original, excepcional, referencial e influyente, que le da un valor positivo o negativo. El resultado de la suma de esas valoraciones dará lugar a una mayor o menor sensación de autenticidad. Sin embargo cabe señalar en este punto que son los turistas culturales quienes producen sus propias experiencias de autenticidad a través de la asimilación selectiva de información y su compromiso crítico con el pasado, por ello en el proceso de la ampliación de la mirada turística sobre el
patrimonio cultural éste debe ser, conservado, valorado, protegido y difundido. Es importante comentar que, en la búsqueda de la autenticidad invisible, surge una modalidad de turismo (turismo del morbo) basado en la visita a lugares relacionados con la muerte, desastres y la destrucción, ello resulta paradójico en los procesos de construcción del patrimonio cultural.

Como se ha podido observar, la autenticidad puede ser objetiva o constructiva, pero también existencial, aquella que es identificada por parte del turista como elemento que representa el contraste perfecto con la vida cotidiana.

patrimonio cuulturalMéxico es uno de los países considerados entre los más ricos en materia cultural por la UNESCO, debido a su alto número de declaraciones patrimoniales a nivel mundial y en América Latina, por lo que a partir de dichos instrumentos de este organismo internacional en relación a los asuntos patrimoniales y turísticos, las instituciones mexicanas encargadas de la salvaguarda de estos asuntos se han dado a la tarea de implementar bajo el eje rector del espíritu de la declaratoria de distintas cartas, los mecanismos para la promoción de políticas públicas de conservación, investigación, preservación y difusión del patrimonio que en este caso se proyectan a través de la actividad económica del turismo cultural. Fuente Noemí Wallingre.

* Catedrática de la Universidad Autónoma de Sinaloa

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.