Nacional

Novus Mundus Colón iba a ser canonizado “Ojos nunca vieron la mar tan alta, fea y echa espuma”. COLON

Por jueves 15 de octubre de 2015 Sin Comentarios

Por: José Carlos Ibarra

CRISTOBAL COLONA la distancia de 523 años del descubrimiento de este Continente, la figura y carácter moral del Almirante de la mar Océana, sigue siendo motivo de controversia, empezando por el lugar de su nacimiento, ya que algunos historiadores, lo ubican como gallego, catalán, mallorquín o genovés, así como otros aspectos enigmáticos, ante todo relacionado con su verdadera identidad racial, que ocultó deliberadamente.

Según los relatos conocidos, Colón zarpó del puerto de Palos el 3 de Agosto de 1492, con tres carabelas la “Santa María” a su mando, embarcación propiedad de Juan de la Cosa, quien lo acompañaba, la “Pinta” capitaneada por Martín Alonso Pinzón, y la “Niña” con Vicente Yáñez Pinzón, pero en realidad la “Santa María” no era carabela,’ sino Nao (del latín navis “barco”), los marineros la llamaban “Marigalante” o “Gallega”, pero Fray Bartolomé de las Casas, la “Capitana” o Nao. Las características de las naos o carracas, eran las siguientes: embarcación dotada de cubierta y velas pero no de remos, elevado francobordo, tres mástiles con velas cuadradas, y castillos en proa y popa, navegaba a 5.83 nudos, equivalente a 10 kms. , por hora, las tres embarcaciones, llevaban una tripulación aproximada de 90 hombres, en total, compuesta por vizcaínos y andaluces.

De acuerdo a sus biógrafos, y al margen de su grandeza como navegante, delínean un perfil de extremadamente codicioso, mal administrador y no siempre justo, ya que le escatimó a Rodrigo de Triana, marinero de la “Pinta”, los 10,000 maravedíes, que los Reyes Católicos habían ofrecido, al primero que avistara tierra, de cuya recompensa Colón se apropió en su beneficio y de su familia, al asegurar que él la había visto primero, y a Rodrigo de Triana sólo le dio un jubón de seda.

Cabe mencionar el hecho, de que la “Santa María” encalló en la isla la “Española”, el 25 de diciembre de 1492, y la madera fue utilizada, en construir el fuerte Villa Navidad, la primera colonia del Nuevo Mundo, y allí quedaron 39 españoles, por lo que el regreso del primer viaje, se hizo en la “Pinta y la “Niña”. En 1851, el Papa Pío IX , después de haber leído una y otra vez, la biografía de Colón, que le encargara al historiador francés conde Roselly de Lorgues, no dudó en firmar el Decreto pontificio, por el que se autorizaba la apertura de la instrucción y proceso, para la beatificación de Cristóbal Colón, en atención a la solicitud que un año antes, había recibido con la firma de más de 600 obispos, incluyendo al arzobispo de México, y algunos cardenales, y un mensaje anexo dirigido a la Sacra Congregación de Ritos, en el que se mencionaba la propuesta de postulación, como caso o excepcional o extraordinario, tomando en consideración el argumento de peso de que Colón había descubierto un Nuevo Mundo para la cristiandad.

ColonLa propuesta de postulación, fue rechazada por la propia Iglesia, después de un detenido estudio, ya que se encontraron evidencias, de que Colón era de origen judío, y entre los sólidos argumentos, se citaba el antecedente, de que la empresa del Almirante, fue financiada por los judíos conversos, Luis de Santángel y Gabriel Sánchez puesto que las joyas de la Reina Isabel, no garantizaban el monto del proyecto, además de que en el fondo había un interés personal, por la identidad racial.

En conclusión, a más de cinco siglos del descubrimiento, el hecho sigue despertando el interés de los historiadores, en cuanto a las verdaderas razones, por las que se realizó, ya que con la toma de Granada, por la milicia de los Reyes Católicos, en enero de 1492, las arcas reales, prácticamente quedaron en la bancarrota, por lo que se acordo apoyar el proyecto de Colón, no obstante las condiciones que puso y que se le concedieron, lo cual consigna de la siguiente maneras “y para ello me hicieron grandes mercedes y me anoblecieron que dende en adelante yo me llamase Don y fuese Almirante Mayor de la mar océana e Visorrey y Gobernador perpetuo de todas las islas y tierra firme que yo descubriese y ganase y de aquí adelante se descubriesen y ganasen en la mar océana, y así sucediese mi hijo mayor y así de grado en grado para siempre jamás, 10% del beneficio comercial que dieran dichas tierras, y otro ocheno reservado”.

MapamundiFinalmente, he querido referieme a un personaje, cuyo nombre ha quedado históricamente vinculado a Colón, se trata del dominico Fray Bartolomé de las Casas, insigne defensor y “Protector de los indios”, título que le otorgó el Cardenal Cisneros, quien además de religioso y humanista, fue licenciado en Derecho, y su apasionado celo por la causa de los nativos, quedó plasmado en su famoso alegato, “Brevísima Relación de la Destrucción de las Indias”.

El 20 de marzo de 1493 a los 19 años, presenció el paso triunfante de Colón por Sevilla, “cpn gran alarde de indígenas, loros y papagayos”, rumbo a Barcelona, a informar a los Reyes del primer viaje. El 30 de mayo de 1498, acompañó a su padre Antonio en el tercer viaje de Colón, y el 9 de enero de 1502 se embarcó de nuevo a las Indias, y llegó a Santo Domingo el 29 de junio.

Fue el primer sacerdote ordenado en el Nuevo Mundo, en Santo Domingo en 1510, y consagrado obispo de Chiapas en 1545, tuvo acaloradas discusiones con jerarquías eclesiásticas, y sostuvo enérgicas polémicas con eminentes intelectuales, como con el también religioso Juan Ginés Sepúlveda, fue acusado y escoltado por agentes de la justicia, realizó catorce viajes por mar, y dedicó 49 años en recorrer regiones de las tierras descubiertas, siempre en defensa y mejoramiento de los nativos, había nacido en Sevilla el 24 de agosto de 1474, y murió en Madrid el 17 de julio de 1566 a los 92 años. Es reconocido universalmente, como esclarecido precurso de los derechos humanos, cuya grandeza de espíritu ha trascendido en el tiempo, venerándose su memoria y grandiosa obra.

Fuentes:
Cristóbal Colón, “Los Cuatro Viajes del Almirante y su Testamento.”
Alejo Carpentier, “El Arpa y la Sombra”.
Manuel Lucena, “Descubrimiento de América” Novus Mundus.
J.A. Llorente, “Vida de Fray Bartolomé de las Casas”,
Obispo de Chiapa, en América

* Periodista y escritor sinaloense

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.