Estatal

Don Antonio Valdez Balderrama (1945-1947)

Por sábado 15 de agosto de 2015 Sin Comentarios

Fue el primer presidente municipal
desaforado y con él se iniciaron los
periodos de tres años

Por: Juan Manuel Véliz Fonseca

Antonio ValdezDon Antonio Valdez Balderrama fue un presidente municipal muy honesto de carácter fuerte, estricto e intolerante. Nació en la villa de Sinaloa en el año de 1887. Sus padres fueron don Antonio Valdez y Petronila Balderrama. Aquí mismo en la villa de Sinaloa, conoce a la señorita Aquilina Ibarra la convierte en su novia para posteriormente casarse en la Iglesia de San Felipe y Santiago de Sinaloa. De esa relación nace su única hija y la registran con el nombre de Aquilina como su madre. Don Antonio Valdez Balderrama desde muy joven se dedicó al comercio de curtidor de comprador y venta de pieles.

Contaba con una tenería ubicada entre la cabecera municipal y la comunidad de Baburia, lugar que se le conocía como “El tablón”. Mientras que en la política, incursiono por primera vez en la planilla de regidores que encabezaba como presidente municipal Juvencio Rojo Fonseca periodo 1931-1932 y él como 4° regidor suplente, mientras que Antonio M. Núñez era el propietario; luego don Antonio vuelve a ocupar la suplencia de 3° regidor y don Francisco Martínez, era el propietario en el periodo 1935-1936 que encabezaba como presidente Alfonso Montoya Cota.

Después de dos suplencias alcanza a ser 4° regidor propietario en la planilla, encabezada por Juan Sandoval Pérez, periodo 1937-1938. Dicen que el que persevera alcanza y alcanzo la presidencia por periodo de tres años, así lo dice textualmente a través del decreto número 414 que envió al congreso local el gobernador constitucional coronel Rodolfo T. Loaiza, reformando la constitución política del Estado de Sinaloa en su artículo 113 y otros, que a la letra dice: “La designación de primer regidor presidente municipal, propietario y suplente, y demás regidores se verificará cada tres años por elección directa y entrarán a funcionar el día primero de enero previa protesta que otorgarán ante el H. Ayuntamiento saliente. 18 de septiembre de 1943.

Pues bien es electo como primer regidor propietario y presidente municipal don Antonio Valdez Balderrama. Llevaba como suplente a Raúl Soberanes Lugo, para el periodo 1945-1947.

El día 1 de enero de 1945, don Antonio Valdez Balderrama toma protesta como presidente municipal junto a su cuerpo de regidores. Después de haber gobernado el municipio por cerca de un 1 año y ocho meses es desaforado el presidente municipal cuyo decreto expedido dice: “El C. general de división Pablo E. Macías Valenzuela Gobernador Constitucional del Estado Libre y Soberano, a sus habitantes hace saber: El congreso del Estado Libre y Soberano de Sinaloa, representado por su XXXVIII Legislatura, ha tenido a bien expedir el siguiente decreto número 188.

Artículo 1. Se destituye del puesto de primer regidor, presidente municipal propietario del H. Ayuntamiento de Sinaloa de Leyva, Sin., al C. don Antonio Valdez Balderrama.

Artículo 2. En virtud del artículo anterior, se declara vacante el puesto del primer regidor, presidente municipal propietario del H. Ayuntamiento de Sinaloa de Leyva, Sin.

Artículo 3. Con fundamento en la fracción XV del artículo 43 de la constitución se elige primer regidor, presidente municipal sustituto del H. Ayuntamiento de Sinaloa de Leyva, Sin., a Raúl Soberanes Lugo. Transitorio: único. El presente decreto surte sus efectos legales a partir de esta fecha.

Es dado en el Poder Legislativo a los 13 días del mes de agosto de 1946. Teniente coronel Francisco A. Rivera, diputado presidente, Miguel Navarro Franco, diputado secretario, Francisco Higuera Padilla, diputado secretario. Por tanto mando se imprima, publique, circule y se dé el debido cumplimiento. Es dado en el Palacio Legislativo del Poder Ejecutivo del Estado, en Culiacán Rosales, a los 14 días del mes de agosto de 1946. General de división Pablo E. Macías Valenzuela. Secretario general de gobierno, Lic. Jesús P. Ruiz.

Así se decretó su desafuero. ¿Pero cuál fue el motivo? Respecto a crónicas la gente lo acusaba de ser una persona estricta de más con la ciudadanía. Otra situación fue su enfrentamiento reiterado con el diputa do coronel Sarmiento quien lo acuso de desacato por no atender a sus invitaciones a su domicilio particular quien era cabeza del grupo rival. Don Antonio le contestaba que este fuera al palacio municipal que allí lo atendería y este se negó.

Pues bien se llegó el día en que entrego el cargo de presidente municipal a Raúl Soberanes Lugo, entrego una pistola que tenía a su cargo y la cantidad de $5,000 en las arcas del gobierno municipal. Ese día hubo gente que se alegró ya que replicaron las campanas de la iglesia por el sacristán Dionisio “Nicho” Berrelleza, también se tiraron cuetes a cargo del profesor Manuel “El Güero Beltrán Urquídez, que en ese entonces era un adolescente, por encargo del doctor Vallejo.

Don Antonio Valdez Balderrama partió de Sinaloa de Leyva a radicar a ciudad Obregón, Sonora. Del libro “Anécdotas de mi Pueblo”, de José Carlos Rodríguez Laura cito una de ellas: “20 centavos de sobra… que friega me puso” y conocer la personalidad honorable y cabal de nuestro personaje: “En 1946 época en la que su chofer era el joven Manuel Ruelas Rojo, el popular “Bobito”, en una ocasión me conto que en uno de sus regresos de los viajes realizados por don Antonio a Culiacán, como era costumbre pararon en Estación León Fonseca o Verduras, como gusten ustedes, para reabastecer el tanque de gasolina de la camioneta propiedad del ayuntamiento en la que viajaban a fin de prevenir alguna eventualidad en el trayecto que les faltaba para llegar a Sinaloa de Leyva, y para que la unidad tuviera combustible para llevar a cabo las actividades del día siguiente por el interior del municipio.

Ya que en su despacho, don Antonio hace cuentas de los gastos y elabora un informe pormenorizado que entregara al tesorero, pero incrédulo, al hacer una segunda revisión del mini corte de caja realizado, ve con asombro que le sobran 20 centavos por concepto del pago de la gasolina, ordenándole de inmediato al “Bobito”, que regresara a Verdura y devolviera dicha cantidad diciéndole: “Entrégale al despachador esta moneda ¡pobrehombre! Para que no salga mal en su en su liquidación y que no se los tengan que descontar de su salario.

El chofer se moría de coraje, porque luego de llegar de Culiacán, cansado y con ganas de dormir, tener que regresarse decenas de kilómetros a devolver esos 20 centavos”. Concluye el autor de este libro. ¡Increíble! ¿Verdad? ¡Olvídense de que esos casos se presenten en la actualidad! Pero ocho años más tarde, corría el año de 1954 al llegar a la presidencia municipal don Manuel de Jesús García Castro, busco imponer mano dura y que mejor que la de don Antonio, lo nombro comandante de la policía.

Sólo duró dos meses en el cargo, los grupos políticos contrarios protestaron tal designación y alborotaron a la ciudadanía y lo destituyeron. Y este se regresó por donde vino para no regresar jamás. Fue allí en ciudad Obregón, Sonora lugar donde don Antonio Valdez Balderrama rindió tributo a la madre tierra un 13 de julio de 1975, sus restos están sepultados en el panteón nuevo de esa ciudad sonorense.

* Cronista de Sinaloa de Leyva

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.