Editorial

Editorial Nº 254

Por viernes 31 de julio de 2015 Sin Comentarios

Julio de aniversarios

El sábado 25 de julio, la capital del Estado de Querétaro, la hoy ciudad de Santiago de Querétaro, cumplió 484 años de su fundación. La leyenda y la tradición cuentan que fue el 25 de julio de 1531, algunos historiadores hablan de otras fechas en el siglo XVI. Durante el séptimo mes del año, la lluvia y los eventos culturales con motivo del aniversario se unen para festejar a la ciudad cumpleañera; en esta edición encontraran un texto sobre un acto literario celebrado el 1º de julio y en que participaron Andrés Garrido y el editorialista que se manifiestan en La Voz del Norte, por lo tanto el periódico cultural originario de la Atenas de Sinaloa, también estuvo presente como la lluvia y la cultura en el cumpleaños de la Ciudad del Acueducto y de la Corregidora.

“Todo pasa y todo queda/ pero lo nuestro es pasar/ pasar haciendo caminos/ caminos sobre la mar. Nunca perseguí la gloria/ ni dejar en la memoria/ de los hombres mi canción…” Antonio Machado

El 26 de julio de 1875 en Sevilla, España, nació Antonio Machado, el veintidós de febrero de 1939, en Colliure, Francia, dejó su forma física para volverse poesía. Sobre Machado, ilustre integrante de “La Generación del 98”, Pedro Lain Entraigo escribió: “En lo más hondo del verso, dando la más elemental y entrañable raíz a su poética significación, late, sin duda la personal sensibilidad lírica del poeta, el hombre que se llamó Antonio Machado…” Entonces este mes que termina nos permitió celebrar a una Ciudad declarada Patrimonio Histórico y a un poeta que dio voz a versos “que son del pueblo que los compuso y de la tierra donde se cantaron”.

Felicidades Julio, felicidades Antonio, felicidades Santiago de Querétaro.

 

En la libertad de mi libertad

Por: Basilio A. Olivas S.

La tome en mis manos y la lleve a ningún lado, existo sólo por ella, porque es lo único que tengo, lo único que nadie me ha podido quitar. Nadie me enseñó a educarla, no sé cuánta me queda.

Siempre me lleva a un mundo que desconozco, y en ella hago mi universo, maravilloso para mí, desgraciado para otros, como lo es ella misma sin formas.

No tengo noche, ni día, ni espacio para pasearla, menos un reposo para descansarla. Tan noble y gratuita como el viento, ella es mi trabajo. Para muchos, perdido en la libertad de mi libertad, para mí, es la historia, el pasaje de mis maravillas, que algunos acortan en su arte y sus números.

Sonrisas francas y extremas, le dan color a mi libertad, llanto, susto y angustias con escasas sonrisas, son la forma de su cuerpo y a quien lo que menos importa, es cómo la conocí, ni cuándo me miré frente a frente. Ella me consiente y arma para defenderla, porque a mi libertad, la recorro, paso a paso, en medio de un limitado camino, que físicamente es el mismo, pero la existencia la hace diferente.

Llevarla a cuestas me viste de poeta del universo, en punto de la sociedad y coma de la religión. La libertad de mi libertad, es la dirección de mi hogar, estrellado o nublado, con paredes de tapiz, sin propiedad, que han levantado descreditas manos, las mismas que lo desaparecen para negarlo.

En su inmensidad partiré algún día, sin honores, sin recuerdos, grabado por algunas vergüenzas, cicatrices de la vida, y la bondad que pocos me dieron.

* Periodista Baja californiano

Trilogia

Por: Juan Cervera Sanchis

Que el amor,

el pan y la belleza,

trilogía perfecta,

nunca falten

en tu vida,

tu casa y en tu mesa.

* Poeta y periodista andaluz

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Impreso Nº 254
Siguiente entrada