Local

VIAJE AL CORAZÓN… CAPITULO 26

Por domingo 15 de marzo de 2015 Sin Comentarios

Últimos consejos de San Miguel

Por: Ernesto Rios

Las religiones de tu tierra mal entienden la sagrada escritura y la vuelven literal e ignoran su simbología. El paraíso nunca podrá ser terrestre. Todas esas acciones de amistad de los animales feroces con el humano es un símbolo para entender el amor. En la tierra siempre habrá evolución y nunca parará el paso del tiempo, así que todo lo terrestre envejecerá y evolucionará. La eternidad es en un paraíso celeste no terrestre. Para defecar tendrán que comer. Para despertar tendrán que dormir. Para levantarse tendrán que caer, así como para nacer tendrán que morir. Después de la guerra vendrá la paz en la tierra, una paz solo por mil años.

Tus hermanos terrestres juegan a regocijarse con el nacimiento del salvador y le dan un significado, pero solo es una campaña publicitaria comercial. Pasan corriendo con lucecitas y arbolitos de adorno, con vinos y júbilos de fiesta, atropellando al invisible Cristo que nunca han visto, al que le festejan pero en realidad lo ignoran porque él está sentado triste en una banqueta viéndolos pasar embriagados e indigestados de comida y chocolates, pasteles y piñatas donde están las promociones y los mercados que son su gran devoción, le cantan a la famosa apocalíptica mujer vestida de sol, que tiene la luna debajo de sus pies y una corona de 12 estrellas que se ha sentado en lo más alto de la devoción de los ignorantes, posa para las mejores revistas del mundo y es marca registrada de la sede del pontífice falso.

Tus hermanos dicen que quieren cosas buenas, desean lo mejor a sus amigos, piensan y hablan lo mejor, escriben cantan y pintan al Cristo, quieren, desean y pregonan sabiduría pero en sus actos hacen todo lo contrario a sus palabras y deseos. Se concentran en los apetitos y sus cuerpos se indigestan mientras sus espíritus se mueren de hambre, pues ven la superficie pero no lo que está detrás de esta. Cuando haya amor en tu tierra los negocios caerán por la misma benevolencia a tus hermanos, todo se regalará en lugar de venderse.

Anda brillante, viaja al Corazón, no te detengas. Perdón Señor, se me olvidaba, ¡traía para ti una carta de amor! Yo te la dicté. Por eso estas aquí, tu carta llegó al centro del corazón del Padre y fuiste elegido. -Si Señor- dije – yo te sentí y sentí tu llamado, pero al contarte mis problemas te quedaste callado –repliqué. Tus problemas ya los sé- Me dijo. Señor- Cuando te supliqué “Levántame” no vi tu benevolencia. No pudiste verla, pero tropezaste y caíste en un agujero de iluminación formidable. Tropezaste con mi libro, del cual al abrirlo salió una mano que te levantó y ahora estas de pie para siempre.

Recuerda siempre, que la ayuda y la salvación están en el interior del libro sagrado y tus bendiciones y tus regalos los encontrarás en tu propio camino. Cada frase sabia es un regalo a un pobre y un desvelo de un poeta. El sabio desciende del escalón del éxito y se quita la corona de la fama para encaminar a los pobres. Toma en cuenta lo mejor de ese libro, pero también debes saber que el libro sagrado ha sido violado por los humanos oscuros que no desean la sabiduría y han confundido las frases para que los lectores confundan al Padre conmigo, y a mí con mi padre, para que pienses que mi presencia con ustedes fue a casarme con humanos y no con mi Padre, Toma lo bueno, ordena la lectura y entiende lo sabio.

¡Señor! Dije nuevamente -¡Ayúdame a ser mejor!

Es una decisión tuya. Tú eres lo que has querido ser no lo que el Padre quiere que seas. Actúa con el amor, no con los deseos. Recuerda que el poder económico no te hace grande ni pequeño, pero ayudar o no ayudar si te hace. El querer, es un intercambio justo para aprender a ser mutuos y ayudarse, es un negocio de dar y recibir; pero el amor es diferente, da y no recibe, y aun así permanece en pie y no se derrumba esperando respuesta. El amor permanece ante cualquier atraco, no lo mata un asesino ni lo intimida un peligroso, no lo acaba el tiempo ni lo debilita el óxido, porque está hecho del oro del pensamiento que es una actitud sabia a prueba de cualquier traicionero. Si no hay un buen alumno, tampoco hay un buen maestro, y si un hombre busca a otra mujer es porque la suya no tiene poder de convencimiento.

El negocio de sus sexos es este, ella enseña y él mira, ella vende y él compra, él engaña a su sexo opuesto y ella guarda el secreto siendo cómplice para el mal de su propio género. Si te estacionas en su lecho recibirás los buenos y malos sabores de sus actos y cuando empieces a prohibirle cosas, la pareja empezará a guardar secretos. ¿La quieres? Dale lo que sabes que la hará feliz, pero la besas, la abrazas y no le das lo que ansía. Dirigir no es imponer sino guiar. Lo mismo que desees y des, recibirás y el doble de eso. Sujétate de lo esencial y suelta lo material. Despójate de lo que va a perecer y acumula lo que va a permanecer. Comparte los conocimientos y reparte los libros. El hombre pretende entender a los demás y no se entiende a sí mismo, pretende entender al Creador y no ha entendido al mundo.

Y dijo nuevamente – Anda, viaja, no te detengas hasta llegar al Corazón. Señor perdona mi insistencia en saber, ¿qué es el humano para el padre? Él sonrió y dijo “¿Qué es el humano para mi padre?, volvió a sonreír y volvió a preguntarse ¿a quién le puede importar el planeta tierra si en el universo hay millares y más millares de millones de planetas? ¿A quién le puede importar el humano si de lo pequeños que son, habiendo otros seres existentes de gran tamaño y con más conocimiento que ni siquiera ven a los humanos como bacterias o moléculas, si no aún menos importantes?” y él mismo contestó: “Al Padre de todo” a él le importan, y aun siendo tan pequeños, son tan grandes como lo es cualquier hijo para cualquier padre, y aún más. Las mentes de los humanos son pequeñas y de la misma forma sus capacidades, sentimientos y pensamientos pequeños; pero la capacidad del Padre es muy grande y de la misma forma su amor a sus hijos es grande. La visión del ser humano es un destello de luz y lo que cabe en ese destello es lo que tiene dentro, y la visión del Padre es la luz eterna del universo total y lo que abarca es lo que contiene”.

* Pintor, escritor, narrador y pedagogo

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.