Nacional

Vicente Guerrero, el traicionado, a 233 años de su nacimiento

Por domingo 15 de febrero de 2015 Sin Comentarios

Por Faustino López Osuna*

Dos fechas que en la actualidad nos dan contento a los sinaloenses, el 14 de febrero, Día de la Amistad, y 1831, año en que Sinaloa nace como Estado Libre y Sobe­rano de la República Mexicana, resultan ominosas en la vida del segundo Presidente de México, que fue Vicente Guerrero, porque ese día y año fue asesinado.

Vicente Guerrero, aunque tempranamente per­teneció al Rito Escocés de la Masonería, para cuando es nombrado Presidente de México ingresó a las Logias Ma­sónicas del Rito de York. Y aunque sucedió en la Presiden­cia a Guadalupe Victoria, quien fue el único presidente que completó su periodo constitucional legal en casi 30 años de México como nación independiente, Guerrero, llevando como vicepresidente a Anastasio Bustamante, quien a la postre lo traicionaría, fugazmente detentó el cargo de Presidente únicamente del 1 de abril al 17 de diciembre de 1829.

Vicente Ramón Guerrero Saldaña, su nombre de pila, desde muy joven se incorpora a la lucha por la Inde­pendencia de México, al llamado de Don José María Mo­relos y Pavón, quien en 1811 lo describe como “un joven de rostro broncíneo, alto y fornido, de nariz aguileña, los ojos vivos y claros y grandes patillas”. En 1831, año de su muerte, Lorenzo de Zavala dice de él: “Se dispensaba la poca urbanidad… en obsequio de sus grandes servicios, y más que todo de su humanidad y de su amor constante por la libertad”.

Con más de diez años de gloriosa trayectoria en la lucha armada por la consecución de sus altos ideales, en 1821 a Vicente Guerrero le tocó librar las batallas de­cisivas que culminarían con la proclamación de la Inde­pendencia de México. El 2 de enero derrota al ejército de Agustín de Iturbide. El día 10 de enero Iturbide invita a rendirse a Guerrero, ofreciéndole el indulto, argumentan­do que la nación se aproxima a su independencia.

El día 20 de enero Guerrero contesta a Iturbide que no acepta el indulto, pero se ofrece a colaborar con él si en verdad se trata de lograr la independencia. El 10 de febrero Guerrero e Iturbide se reúnen para acordar un plan de independencia, evento que pasa a la historia como el Abrazo de Acatempan. El 24 de febrero se pro­mulga el Plan de Iguala, uniéndose los ejércitos de insur­gentes y realistas como Ejército Trigarante.

El 13 de septiembre en reunión en la Hacienda de la Patera, cerca de Villa de Guadalupe, Agustín de Iturbi­de, Juan O´Donojú y Francisco Novella, éste Mariscal de Campo encargado del gobierno al ser depuesto Juan Ruiz de Apodaca del cargo de virrey, decidieron terminar las hostilidades. Finalmente, el 27 de septiembre del mismo 1821, el Ejército Trigarante entra a la ciudad de México, consumándose así la Independencia mexicana. Junto con Iturbide, hicieron su entrada igualmente Guadalupe Vic­toria y Vicente Guerrero, quienes con los de su bando, no fueron tomados en cuenta por Iturbide al formar el go­bierno. Continuó la lucha contra el sueño monárquico del veleidoso Iturbide.

En síntesis, Vicente Guerrero, quien nació en Tixt­la (Estado de Guerrero), el 9 de agosto de 1782 y cuyos padres fueron Don Juan Pedro Guerrero y Doña María Guadalupe Saldaña, contrajo matrimonio con Guadalu­pe Hernández, con quien tuvo una hija, Dolores Guerre­ro. Fue abuelo del político, intelectual y militar mexicano Vicente Riva Palacio. Asimismo, ocupando los más rele­vantes cargos públicos, Vicente Guerrero fue Miembro del Supremo Poder Ejecutivo (11 de abril de 1823-10 de octubre de 1824), Ministro de Guerra y Marina de Mé­xico, siendo presidente Guadalupe Victoria (8 de diciem­bre-25 de diciembre de 1828) y Presidente de México (1 de abril-17 de diciembre de 1829).

El 27 de septiembre de ese año 1829, siendo aún presidente, Vicente Guerrero expidió el decreto de Abolición de la esclavitud, el cual había sido promulgado por Don Miguel Hidalgo y Costilla en Guadalajara el 6 de diciembre de 1810, siendo este trascendente hecho una de las más importantes contribuciones a los derechos hu­manos universales, anteponiéndose a los Estados Unidos, que basaban su economía en el esclavismo; a Inglaterra, que continuó con la trata de esclavos hasta finales del siglo XIX; a la misma España, donde la esclavitud no se abolió sino hasta 1880; a Argentina, que la abolió hasta 1853 y a Brasil, que lo hizo hasta 1888. ¡Gloria a Vicente Guerrero!

Aún así, con toda su grandeza, el 14 de enero de 1831, Vicente Guerrero es traicionado por quien fuera su vicepresidente, Anastasio Bustamante, aliado de los con­servadores, haciendo que el marino genovés Francisco Pi­caluya, aprovechando la amistad que llevaba con Guerre­ro, lo invitara a comer a su barco ´Colombo´, anclado en el puerto de Acapulco. (Una vez a bordo Guerrero, Picaluya hizo desarmar y neutralizar a su escolta, ordenó levar an­clas y enfiló a Huatulco, Oaxaca, donde canjeó a Guerrero por cincuenta mil pesos en oro, entregándolo al coronel Miguel González, quien lo trasladó a Oaxaca donde fue juzgado sumariamente y condenado a muerte el 14 de fe­brero de 1831, en Cuilapam, Oaxaca).

Por Decreto del Congreso de la Unión, del 16 de septiembre de 1833, Vicente Guerrero fue declarado Be­nemérito de la Patria y en 1849 se creó en su honor el Estado de Guerrero.

* Economista y compositor

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.