Estatal

El Himno Oficial del Estado de Sinaloa, Obra de Faustino López Osuna

Por jueves 15 de enero de 2015 Sin Comentarios

Por Teodoso Navidad Salazar*

pag 14 teodoso navidad1Hablar de este ilustre concordense es verdadero compromiso. Un personaje enamorado de su tierra fértil, candente y sonora. Ese cariño al terruño lo describe en cada uno de los versos del Himno a Sinaloa, declarado ganador el 16 noviembre de 2011.

Ese amor a la patria chica lo observamos en sus canciones, construidas con métrica precisa, dedicadas con gran sensibilidad a los pueblos del solar nativo, en corridos que destacan, lo mismo sus hombres de valía, sus mujeres hermosas, que sus ríos y sus costas. Observamos en la charla un lenguaje corporal. Sus manos, sus ojos, son toda expresión; con voz entusiasmada cuenta la vida cotidiana de su tierra y el quehacer de sus paisanos.

Emocionado confiesa que pertenece a la generación que luchó de manera frontal cuando se coartaban libertades, que a pesar de estar garantizadas en la Constitución de la República, se conquistaban a base de enfrentamientos y protestas con el sistema político de la época. Invitado por la Asociación de Egresados del Instituto Politécnico Nacional Ing. Juan de Dios Bátiz, A.C. el pasado sábado 3 de enero, Faustino López Osuna, ofreció una charla sobre cómo se gestó la idea de participar en la convocatoria hecha por el gobierno de Sinaloa, a través del Instituto Sinaloense de Cultura, de la cual resultó ganador. López Osuna dedicó su conferencia al cronista de Culiacán, Adrián García Cortés, recientemente desaparecido; escritor prolífero, destacado por su tesón en el rescate de los archivos municipales, logrando no sólo eso, sino a base de gestiones, la construcción del recinto que hoy les da cobijo y que en sentido de elemental justicia, lleva su nombre.

El compositor y cantante López Osuna se asumió como amante de la tierra que lo vio nacer. Su faceta como funcionario público estatal y federal, le permitió conocer los rincones de este maravilloso estado; comentó que un día soñó con hacer un himno a su patria chica, con letra y música que reflejara el verdadero sentir del sinaloense; destacando su vocación por la paz, el trabajo y respeto a los demás, exaltando los valores que distinguen al sinaloense.

Al conocer la convocatoria no se quedó con la espinita de participar; comentó que para ello creó una melodía más cantable que militar, inspirado en sus vivencias infantiles de estudiante y adulto. Recordó a su maestro en la Ciudad de México, Isidro Enríquez Calleja, de origen español que llegó a México como refugiado de la guerra civil española, quien lo enseñó a construir el verso perfecto, la rima perfecta; esas enseñanzas le han permitido componer sin ninguna dificultad los versos y estrofas de sus canciones.

Comentó con emoción que la creación del himno oficial a Sinaloa fue muy accidentada porque el tiempo se le escapó y hasta el último momento llegó la inspiración y logró enviar por correo su trabajo, que no quiso entregarlo personalmente para evitar suspicacias…jamás perdí la fe, aunque después me enteré que había más de cuarenta trabajos.

Señaló que… nuestros padres nos enseñaron los valores cívicos y éticos de aquella generación de la escuela rural, producto de la Revolución Mexicana. Dijo que la Casa Achoy, ha impulsado coros para cantar el himno por todo el estado… es maravilloso escuchar el himno a mil voces. Reconozco el esfuerzo de los maestros Jesús Humberto Zazueta, director de este centro cultural y Jaime Hubbard Urrea, en la divulgación del Himno y creo que esto es muy importante para que las nuevas y viejas generaciones despierten ese sentido de pertenencia.

Necesitamos conocer nuestra tierra, conocer su gente, qué hacemos a diario tanto los niños, jóvenes, profesionistas agricultores y maestros, mujeres y las niñas, para engrandecer cada día nuestro estado- señaló muy emocionado el compositor dijo que ha sido para él, una gran satisfacción asistir a los municipios donde cientos de niños han entonado el himno a Sinaloa, siendo algo indescriptible observar la emoción con que lo interpreten, la expresión de sus rostros refleja el amor que tienen por nuestra tierra,  y el orgullo de ser sinaloenses.

Agradeció el apoyo de la Cámara de la Industria de la Radio y Televisión, en Sinaloa, por la divulgación que hace a diario cada mañana a través de cada emisora del estado de Sinaloa, de este maravilloso himno, que es canción de paz, que llama a la concordia, al trabajo fecundo y creador, que distingue a esta tierra nuestra, que es sin duda un emporio en agricultura, semillero de buenos deportistas y músicos, promotores culturales, profesionistas, etcétera, que dan brillo a Sinaloa y ponen su nombre en alto en distintas partes del mundo.

En esa plática contó con la asistencia de los miembros de esa agrupación politécnica y comentarios del Ing. Rafael Borbón Ramos, Presidente de la Fundación Latinoamericana de la Radio y presidente del Consejo de Sinaloenses Ejemplares en el Mundo, quien señaló que el himno a Sinaloa, es una pieza musical que nos motiva a ser mejores; Borbón Ramos señaló que a la fecha, se ha tocado el himno oficial a Sinaloa, 35 mil veces, tan sólo en las estaciones del Grupo Radiorama, en Sinaloa.

Recordó Borbón la convocatoria hecha a los sinaloenses por el gobernador Mario López Valdés, de reflejarse en la letra del himno. Celebro que tengamos un himno-señaló el empresario radiofónico-, convencido de que es también un triunfo de la generación de politécnicos comprometidos con el desarrollo político, económico, social y cultural de Sinaloa, concluyó diciendo Rafael Borbón Ramos, y quien fuera el primer titulado egresado de ingeniería del Instituto Tecnológico de Culiacán.

Otro comentarista fue Gilberto López Alanís, director del Archivo Histórico General del Estado de Sinaloa quien dijo que el himno oficial del estado de Sinaloa, es un himno de paz y cultura. Más adelante afirmó…no puedo separar el himno de Sinaloa del escudo. Ambos son elementos que los sinaloenses apreciamos en toda su magnitud; unidos son elementos de identidad, por su composición heráldica que rescata los valores culturales de Sinaloa. Tanto el escudo como el himno, nos dan identidad de un pueblo que ama la paz y el trabajo honrado. Reconocemos a un compañero que nos dio a los sinaloenses el otro signo de identidad que nos faltaba. Señaló López Alanís, que el canto es algo inherente al sinaloense del más alto significado. El canto alivia el alma, porque el ser humano vive a través de las emociones. En ese evento la asociación de egresados del Instituto Politécnico Ing. Juan de Dios Bátiz AC, anunció que en breve, López Alanís será reconocido oficialmente como el politécnico del año 2014.

Faustino López Osuna, nació en Agua Caliente de Gárate, municipio de Concordia, el 15 de febrero de 1943. Fueron sus padres Eugenio López Peraza y Tomasa Osuna Angulo, a quienes debe Faustino su inspiración, especialmente a su señora madre. Sus hermanos son Florencio, Uvaldina, Lucrecia, Celia y Juanita. En 1955, en su pueblo natal concluyó estudios primarios, los de secundaria los realizó en la Escuela de Enseñanzas Especiales N° 23 (La Prevocacional), en Culiacán. Impulsado por el deseo de superación y con apoyo de sus progenitores dejó la patria chica y partió a la ciudad de México, con la nostalgia por los amigos y algún amor furtivo propio de la adolescencia. En la capital estudió bachillerato en la Escuela Vocacional de la Ciudadela; tiempo después se tituló como economista en la Escuela Superior de Economía del Instituto Politécnico Nacional. Posteriormente y gracias a una beca otorgada por la federación Mundial de la Juventud Democrática, realizó posgrado en Historia Moderna y Contemporánea, en Sofía, Bulgaria. Para entonces  López Osuna era joven inquieto, arriesgado y batallador. Tenía deseos de formarse y valerse por sí, y servir a su patria. Por ello a la vez que estudiaba en el Instituto Politécnico Nacional, se desempeñaba como Oficial Administrativo en el Centro de Salud, dependiente de la Dirección de Salubridad, del entonces Departamento del Distrito Federal (DDF).

Tiempo después fue llamado a trabajar como Jefe de la Oficina de Servicios Cívico-culturales,  en la dirección de Acción Social del DDF. Después se empleó como promotor de social en el Programa de Zonas Urbanas Populares, del Instituto Nacional para el Desarrollo  de la Comunidad Rural de la Vivienda Popular (Indeco). Otras múltiples actividades suceden a otras: Jefe de la Oficina de Acción Social de la Delegación de Infonavit, en los estados de Puebla, Morelos; Delegado de Infonavit, en los estados de Sinaloa, Durango y Baja California Sur; se incorporó al gobierno de Sinaloa, como Director de Desarrollo Rural (Dicres);Delegado Estatal de Instituto Nacional de Protección al Consumidor, en Baja California; secretario particular del Subsecretario de Pesca (Alfonso G. Calderón); Dirigió el Festival Cultural de Sinaloa (1993). Un año después recibió nombramiento como Director del Centro de Estudios Tecnológicos Industriales y de Servicios N° 127, donde permaneció hasta 1999. Hombre de sólidos principios ha ejerció el servicio público con honestidad. Al respecto comentó: Jamás se me han quedado entre los dedos o mis bolsillos dinero que no haya sido devengado, con mi esfuerzo. Prueba de ello es su forma de vivir: sin duda un ser humano modesto, sencillo, sobrio y discreto.

*La Promesa, Eldorado, Sinaloa.
Comentarios y sugerencias a teodosonavidad@hotmail.com

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Siguiente entrada