DestacadosNacional

Inicios de la casa de la cultura de Tonala

Por domingo 12 de octubre de 2014 Sin Comentarios

Por Sofía Mireles Gavito*

pag 6 sofia mireles gavito1Era el año de 1983, recién acababa de regresar de España, en el mes de julio, cuando el Profr. Rodolfo Disner me comentó que el poeta Óscar Wong me había andado buscando para nombrarme Directora de la Casa de la Cultura; me dijo que fuera a buscarlo a la Secretaria de Educación, donde estaba la oficina de él, la Subsecretaria de Educación y Cultura.

Fui a sus oficinas, platicamos, y luego me pidió que me presentara con el Lic. Javier López Moreno, Secretario de Educación del Estado en esa época, para que me conociera; ahí, me dijeron que me presentará con el Presidente Municipal de Tonalá, el C.P. Eradio Zavala de los Santos, ya que me quería conocer.

El 1 de agosto de 1983 me dieron el nombramiento en la Sala de Cabildos del Ayuntamiento de Tonalá, junto con el Biólogo Sergio Cabrales, a quién le dieron el nombramiento de Director del CETMAR (Centro de Estudios Tecnológicos del Mar), que después sería el CONALEP No.170. Estuvo presente en representación de la Secretaria de Educación, el Lic. Roldán Salazar Mendiguchia, Director del COBACH en ese año.

En este año de 1983 se abrieron 11 Casas de Cultura, que junto con la de Comitán que se fundó primero, fueron las primeras 12 Casas de Cultura, que en ese periodo tuvieron la intención de ser Casas de Cultura regionales. La primera Directora de Promoción Cultural fue la tonalteca Malú Morales Grajales. En el mes de septiembre de ese año, nos dieron cursos de capacitación por parte del INBA, de danza folklórica, música, y teatro, cuya duración fue de 15 días. En esos días nos conocimos y tratamos los diferentes directores de Casas de cultura del Estado: Jorge Melgar Durán (de Comitán), Juan Pablo de los Santos Cruz (de Tapachula), Amín Cholác Manzur (de Tecpatán), José Werclein Calderón Rojas (de Escuintla), Dr. Óscar Alfaro Macías (de Palenque), Adelina Mendoza Resendiz (de Pichucalco), Lic. Luis Urbina( de San Cristóbal), Madain Moreno Ayar (de Venustiano Carranza),  Lic. Lourdes Orduña Calcáneo (de Tuxtla Gutiérrez), Profr. Rufino González López (de Cacahoatán), una compañera de Villaflores y Lic. Sofía Mireles Gavito (de Tonalá).

Los primeros trabajadores de la Casa de la Cultura fueron como personal administrativo: Artemio Palacios Ibarra (Velador), Guadalupe Reyes Ruíz (administradora), María Angélica Castañón Mota (secretaria), Guillermo Mendoza (conserje), y Sofía Mireles Gavito (Directora). Y los primeros maestros de talleres fueron: de danza folklórica para niños, la Profra. María de la Luz Gallegos López; de danza folklórica para adultos, la Profra. Martha Osiris de la Rosa Suárez; en el taller de música, el primer maestro fue Isaac Santiago, que sólo estuvo alrededor de un mes y medio; luego entró en su lugar el Profr. Antonio Marroquín García; en el taller de artes plásticas estuvo el Profr. Orlando Hernández Laguna. Hubo por unos cuatro meses el taller de teatro guiñol que impartió Lizbeth Pozos Suárez; y también, se tuvo por 6  meses el taller de creatividad literaria que impartió la Lic. en letras españolas Guadalupe Mafud de la Cruz.

pag 6 sofia mireles gavito2Se iniciaron las labores el 12 de octubre de 1983; y mientras se encontraba un local adecuado, se empezó a trabajar en la casa de la Lic. Sofía Mireles, en la calle 16 de septiembre No. 35, entre las avenidas Rayón y Revolución. Allí estuvo hasta el 20 de noviembre de ese año, para trasladarse al local ubicado en la esquina de la calle Independencia y Av. Allende, propiedad de la Sra. Dora Marroquín. Aquí se permaneció hasta mediados del año de 1988.  En esta casa tuvo el siguiente teléfono: 66 30378.

La inauguración de la Casa de la Cultura se efectuó hasta el 16 de diciembre de 1983 con la presencia del Subsecretario de Cultura y Recreación, el poeta Óscar Wong. Además se aprovechó este evento, para la entrega de los premios del Concurso Estatal de Poesía Joven.

A mediados de 1984, renunció la secretaria Angélica Castañón y entró en su lugar la joven Luz del Carmen Antonio Reyna; quién trabajó hasta 1987, cuando entró la Señora Doris Hipólito Marroquín, quién hasta la fecha  trabaja como secretaria.

La plaza de administradora existió hasta el año de 1990, renunciando la compañera Lupita Reyes, desaparece; igualmente se quitan las plazas de velador y conserje por parte del gobierno estatal. Así, que la plaza del conserje la viene pagando el Ayuntamiento Municipal.

En este local funcionaron los talleres de marimba, danza folklórica, artes plásticas y guitarra. Hubo una temporada que se impartió teatro, la impartió el Señor José Calderón Mena, sin cobrar honorarios. Se llegaron a presentar obras de teatro clásico.

En el sexenio de 1983 a 1988 funcionó el Programa cultural de las Fronteras, y tuvimos mucho apoyo; nos enviaban dos eventos culturales al mes: un para niños y otro para adultos. Eran obras de teatro guiñol, títeres, danza folklórica, música de cuarteto, También, hubo ciclos de cine de arte, donde se manejaba el circuito: Tuxtla Gutiérrez, San Cristóbal, Comitán, Tapachula, Tonalá y de aquí, se enviaba la película a Juchitán, Oaxaca.

Por 1986, entró como maestro de Danza folklórica el maestro Luis de la Cruz Muñoz, y con su técnica y enseñanza se logró formar un grupo de danza de maestros que hizo presentaciones en: la Expo-Feria Ganadera de Tonalá el 20 de diciembre de 1986, en la Feria Comercial de Motozintla el 7 de marzo de 1987; en Lagunas, Oaxaca; en Arriaga el 3 de mayo de 1987 en su feria del 5 de Mayo; en Tuxtla Gutiérrez, etc. Desgraciadamente, el maestro dejó de laborar con la Casa de la Cultura a principios de 1988; hubo un tiempo que los mismos alumnos ensayaban hasta que dejaron de ir.

Luego a finales de 1988 se abrió un taller de danza hawaiana y tahitiana con la profesora Lucia Maldonado Tapia, que logró darle  auge a las actividades de la casa de la cultura.

pag 6 sofia mireles gavito3A finales de 1987, más o menos en diciembre, se separa la Subsecretaria de Cultura y Recreación de la Secretaria de Educación del Estado para formar el Instituto Chiapaneco de Cultura con su primer Director el Lic. César Pineda del Valle, quién estuvo pocos meses y fue sustituido por la Lic. Brenda Tinoco y en enero de 1989 entró de Director del Instituto Chiapaneco de Cultura el Lic. Javier Espinosa Mandujano. Luego en septiembre de ese año de 1989 entró de Director del Instituto Chiapaneco de Cultura el antropólogo Andrés Fábregas Puig, quién logró grandes apoyos y avances para las Casas de Cultura y en el trabajo editorial. Poco a poco crecen de número las Casas de Cultura en el Estado.

Mientras la Casa de la Cultura de Tonalá cambió de local en varias ocasiones: a mediados de 1988 se trasladó a la esquina de la 15 de Mayo con Joaquín Miguel Gutiérrez. Aquí se estuvo hasta julio de 1990; luego se fue a la casa de la 30 de Julio, casi enfrente de la Logia Masónica, enseguida estuvo en la planta baja de la Presidencia Municipal en 1991. Después se fue al Casino de Dependientes, luego al antiguo espacio de la escuela Primaria del Edo. Tiburcio Aguirre; y posteriormente, en 1992, a un local ubicado en la Av. Ferrocarril, entre las calles Independencia y 5 de mayo. Allí permaneció hasta fines de enero de 1994, cuando logró instalarse en el local que actualmente ocupa, ubicado en la Av. Hidalgo Núm. 177, en donde antes estuvo el Centro Artesanal del profr. Disner que se había cerrado en 1993.

Esto sería los primeros diez años de vida de esta institución, que sigue laborando con la dirección atinada de la Lic. Dalila Morales Aguirre, quién lleva más de 24 años al frente de la misma. Y este 12 de Octubre estará cumpliendo 31 años de fundada.

*Cronista de Tonalá, Chiapas.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Impreso N° 228
Siguiente entrada