Local

Mocorito 420 años después…

Por domingo 28 de septiembre de 2014 Sin Comentarios

Por Juan Carlos González*

pag 12 juan carlos gonzalez1

Festejar un aniversario debe ser de altos vuelos. Así se empeñaron quienes fungen como autoridades logrando involucrar a los habitantes y a quienes viven en la región del Évora, pues la asistencia apoteósica a las actividades fue más que notable. Fue además alegre y participativa. Los festejos se centraron en dos actividades en las que se le impuso un toque que sólo en Mocorito se puede ver. Quienes por generaciones han vivido en Mocorito  se han esforzado por dejar una buena huella en el caminar, pues aunque para muchos el desarrollo ha sido lento, se ha marcado por el oleaje que permite el vaivén de una constante: el predominio de la cultura.

Hoy día, en la región no existe una actividad que se le asemeje al llamado “Viernes de Plaza” que se lleva a cabo con la combinación de muchos factores. Música, artesanías, gastronomía y una arquitectura colonial, son el marco perfecto para la convivencia de muchas familias que se acercan a disfrutar también de esa calidez que se encuentra a flor de piel entre los moradores de La Atenas de Sinaloa. Particularmente el viernes 26 de septiembre, día del nuevo relanzamiento de este programa, estuvo organizado con anterioridad logrando que la Banda Mocorito, que recién cumple su primer aniversario y la Banda Farallón se hicieran presentes en el kiosco de la plazuela. Aquí es necesario reconocer al sindicato de filarmónicos Margarito Lozoya que hace un esfuerzo para brindar un rol de presentaciones de tantos y tan buenos músicos.

Además de la música, esta vez hubo palo encebado, con muy buenos premios por los que no desfallecieron un nutrido grupo de jóvenes y ya no tanto, hasta lograr obtener el premio después de cerca de siete horas de subir y bajar en medio de los aplausos de los asistentes. Más allá soltaron los puercos untados con cebo para evitar ser atrapados, convirtiéndose en un atractivo más pues los animalitos eran en sí mismo el motivo de la carrera y el premio para quienes lograra atraparlos. Mientras tanto, el juego de vóley bol se desarrollaba entre entusiastas jovencitas.

Dos exposiciones del arte hubo en la plazuela. Por una parte un grupo de alumnos de la Universidad de Occidente presentó una muy nutrida exposición fotográfica con motivo del turismo de Mocorito y la región Evoriana. Además, un joven talento de la pintura exponía sus trabajos en distintas técnicas y medidas. En “Los Colores de Mi Vida”, Pedro Sánchez Inzunza,  Ke Lee, ofreció a los asistentes trabajos en los que  él demuestra que puede otorgarle a la vida lo que pinta con esmero y paciencia. En otro extremo, las señoras de las cenadurías ofrecían a los paseantes sus delicias en comida tradicional como tostadas, gorditas, pozole, machaca, asado y otras tantas delicias que se agotaron pues la demanda es buena por la riqueza de los platillos.

Así se vivió el Dia Mundial del Turismo en Mocorito en el marco de los festejos del 420 aniversario de la fundación de la Misión Jesuita de San Miguel de Mocorito, pero los festejos no pararon ahí. El lunes 29, el mero día del pueblo, las actividades comenzaron temprano. Una misa de acción de gracias en el templo de la Inmaculada Concepción en la que autoridades municipales y el pueblo acudieron para agradecer lo que por tantos años ha sido dado a la población.

Por la tarde, desde las cuatro, comenzaron a llegar los participantes en el ya tradicional concurso de globos que la Fundación y Grupo ANJOR, junto con el Ayuntamiento Municipal llevan a cabo. Ahí se hizo presente la creatividad y el compartimiento familiar, pues en este concurso participan familias desde el diseño, la elaboración y el lanzamiento de los globos que es único en el estado y en gran parte del país. Resultaron los ganadores y el tercer lugar se lo llevó el niño José Antonio Valenzuela, el  segundo lugar fue para Eleazar Valenzuela y el primer lugar fue para Efrén Campos y su hijo del mismo nombre. La premiación, a cargo del Presidente Municipal, Dr. José Eleno Quiñónez y su esposa la Dra. Mirelle Sosa, el Presidente de Fundación ANJOR, Ing. Carlos Antonio Sosa y el Diputado Marco Irizar, tuvo lugar en un intermedio de la presentación del Taller de Opera de Sinaloa en el atrio de la iglesia, momento que se aprovechó para clausurar los festejos aunque el programa continuaba. A la par del concurso de globos, se desarrolló una muy abundante muestra gastronómica a cargo del sistema DIF y del voluntariado, en el que se partió un enorme pastel de aniversario y se repartieron aguas frescas, chilorio, machaca, antojitos mexicanos, pizza, tamales y muchas otras ricuras que de manera gratuita y ordenada fueron repartidos entre los asistentes. También participaron muchas personas que enviaron sus deliciosos productos por los que es famoso Mocorito.

Regresando al Taller de Ópera de Sinaloa, del ISIC, comentamos que fue una presentación muy aplaudida, compuesta de canciones mexicanas y de zarzuela como Cien años, Quiéreme mucho, Amor perdido, Silencio, La tarántula, La tempranica, Te quiero dijiste, Madrileña Bonita, entre otras. El Taller de Ópera de Sinaloa, dirigido por Carlos Serrano, David Ramírez, Maestro Vocal, Marcela Beltrán Directora de Escena, Zlatina Valkova y Aldo Tercero Pianistas acompañaron las voces de Omar Angulo, Bianca González, Héctor Valle, Erika Rodríguez, Cristina Beltrán, Carlos Hericberto  Arámbula, Carlos Alberto Velázquez, Silvia Duhart,  Alejandra Esqueda, Viridiana Soto, Daniel Gallegos y Liliana Salazar, quienes dejarn un muy buen sabor de boca por sus magníficas interpretaciones. Así pues,  a  420 años después, Mocorito sigue siendo el espacio en el que la cultura en sus más amplias acepciones es primero y por ello es reconocido como uno de los pueblos con un encanto que enamora. Felices 420 años y los que vengan…

*Maestro del área de comunicación y literatura.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.