Nacional

Hay un Monstruo llamado ODILE

Por domingo 14 de septiembre de 2014 Sin Comentarios

Por Leonidas Alfaro Bedolla*

pag 11 Leonidas Alfaro Bedolla1

San José del Cabo, B.C.S. Durante  la mañana de hoy domingo 14 de septiembre de 2014, las brigadas de Servicio Social del Ayuntamiento estaban muy activas armando las instalaciones del templete de la Plaza Mijares del Centro Histórico de la ciudad. Desde días habían anunciado un gran programa artístico para desarrollarlo antes y después del grito de la Independencia. Seguro es que el señor presidente municipal revisaba los detalles de su discurso. La mayoría de los habitantes no hicimos caso de los anuncios que la radio y televisión locales, hicieron en prevención de la llegada del ciclón; según informaron, nos llegaría alrededor de las 2 o 3 de la madrugada del domingo 15.

pag 11 Leonidas Alfaro Bedolla2Afirmaron que el meteoro traía etiqueta de tormenta clase 4, según a decir de los expertos en meteorología, se trataba de un fenómeno de verdad peligroso debido a sus vientos huracanados que se manifestaban en rachas que alcanzaban hasta los 240 kilómetros por hora, y que su radio de acción abarcaba hasta los 140 kilómetros con un desplazamiento de 20 por hora.

Una vez más los medios informativos se equivocaron, y la tormenta nos agarró incrédulos y descuidados. Desde las 18.00 horas empezaron los vientos y breves rachas de lluvia. Corrimos al supermercado a comprar agua, despensa, velas, cerillos. A las 20:00 horas el meteoro desató  el poder de su furia, desde ese momento empezamos a experimentar el miedo; la energía falló, también el agua se cortó, y a las 23:l5 horas hice la última llamada con mi hermano Enrique en Culiacán para comentarle que estábamos bien resguardados.

A partir de entonces, sólo nos quedó mirar por las ventanas como las palmeras se movían estirándose, algunos objetos empezaron a volar, en su mayoría láminas galvanizadas y hasta platos de antenas satelitales. A la 1:13 minutos, ya del día 15, vi como la antena de Telmex, con una altura aproximada de 60 metros se retorció y en segundos dejó verse en aquella penumbra que mostraba siluetas siniestras; no lejos de aquí, donde vivimos por la calle 5 de mayo de la colonia 1ro. de mayo, es una loma que nos permite una visión amplia del panorama que abarca el Centro Histórico, y hasta el mar que está a un kilómetro.

En lo más alto de este lugar están otras 3 antenas, creo son de Televisa y TV-Azteca, una de ellas también se fue a tierra. La tormenta sostuvo su fuerza, en ocasiones sentíamos vibrar las paredes.  Los vecinos de arriba, desde un día antes habían abandonado su piso, ello con motivo del Puente, se fueron a sabe dónde. Una ráfaga rompió un cristal de la planta alta y la inundación empezó.

El peso de esa agua provocó filtraciones al techo de nuestro piso, y la preocupación fue que se debilitara la estructura y nos cayera encima para darnos muerte de sapo.

Por fortuna no fue así, pero hemos vivido las 10 horas de más largo temor y angustia de nuestra existencia, durante todo ese tiempo sentimos, por intervalos aproximados a dos horas, el azote de los vientos por los cuatro puntos cardinales, esto quiere decir por todas las paredes de nuestra casa.

Dieron las 6:00 horas, y la tormenta bajó su intensidad, y también nuestra angustia. Fue hasta las 7.00 horas cuando pudimos descansar del embate. Y al aclarar el día, ¡oh Dios mío! El panorama era algo parecido al rastro que dejan, según algunas películas, los sunamis o las guerras.

Al despertar del día 16, empezó otro tormento. La psicosis colectiva, sin duda la más dañina en estos casos, iniciaron los rumores de actos vandálicos, incluso de agresiones que hablaban de asesinatos y violaciones provocadas por reos que se habían fugado del penal que había sido devastado por el ciclón; todo ello, hasta entonces, eran sólo eso: rumores de gente ruin que se divierte con ese tipo de acciones.

pag 11 Leonidas Alfaro Bedolla3En la emisora Radio 1000 escuchamos: El señor secretario de Seguridad Estatal tiene la palabra. Por órdenes de nuestro señor Gobernador, estamos en permanente asamblea para desde aquí, ordenar se realicen las acciones para dar auxilio a la población, es por ello que hemos de agradecer infinitamente la acrisolada y por demás humana acción de nuestro señor Gobernador quien está muy pen…

Mientras esto ocurría en quien sabe qué lugar; la muchedumbre al sentirse incomunicada y por la inminente falta de víveres, agua, gasolina, entró en pánico y se lanzaron hacia los supermercados y gasolineras, provocando tumultos.

La enajenación de unos cuantos, fue suficiente, y los saqueos iniciaron, primero para agenciarse alimentos, agua y medicinas, pero muchos otros se fueron contra todo tipo de mercancías y arrasaron con ropa, domésticos y todo tipo de enseres, incluso refrigeradores, televisores, celulares, estufas, lavadoras. Todo, hasta dejar un rastro de rapiña salvaje.

En horas de la tarde noche; la asamblea seguía y por medio de Radio 1000 se volvió a escuchar: El señor Secretario de Seguridad Pública Municipal, tiene la palabra.- Por órdenes de nuestro señor Presidente, quien ha permanecido muy atento y preocupado por lo que sucede en nuestro municipio, ha girado instrucciones para que vigilemos todas las calles de las colonias; me ha pedido que comunique a ustedes, que conserven la calma, dentro de poco, brigadas de…

Mientras esto ocurría, tal vez en una acogedora oficina, miles de personas, en las colonias sufría el ataque de algunos maleantes que aprovechando las circunstancias, se dedicaron al asalto de tiendas y casas en distintos puntos de la ciudad, sobre todo, en zonas desprotegidas, entiéndase de clase media baja y más abajo.

Esto, dio motivo a que ciudadanos preocupados por la seguridad de nuestras familias y bienes, nos juntáramos para organizar grupos de defensa, así, logramos formar brigadas de 5 a 8 elementos, para en turnos de 6 horas, cuidar de nuestra colonia, la 1ro de mayo. A partir de las 21:00 horas nos apostamos en 8 puntos, bocacalles, en los que colocamos un vehículo para evitar el tráfico,  un tambo en el que estuvimos quemando la basura que nos dejó la tormenta; esto nos sirvió para hacernos visibles, distinguidos con camisetas blancas y como arma un bastón o garrote de dos metros de largo.

Es justo reconocer que fue un elemento de la policía municipal, vecino nuestro, quien ideo la estrategia, y por su conducto también se logró el apoyo de elementos de la policía municipal y la Marina que en patrullas estuvieron pendientes de nuestras acciones, manifestando así, el valioso apoyo oficial.

Día 17. Desde ayer tarde-noche empezó a verse el tráfico aéreo, lo más de aviones de líneas comerciales que están llevando a  más de 30,000 turistas a sus lugares de origen; en el transcurso de las horas, hemos sido testigos de la llegada de grandes aviones y helicópteros de la Fuerza Aérea Mexicana, eso nos tranquiliza porque abrigamos la esperanza que la magra acción hasta ahora desarrollada por elementos del  servicio público municipal, pronto se verá reforzada por la fuerza Federal, sobre todo por la Comisión Federal de Electricidad, El Ejército y La Marina.

pag 11 Leonidas Alfaro Bedolla4

La noche de vigilancia la hemos pasado sin novedad, la larga velada sirvió para conocernos como vecinos; fue un acercamiento muy interesante que merece comentario aparte, sobre todo porque nos unimos mexicanos y gringos. Imaginen: Estados Unidos y México en convivencia sin distingos, en una armonía singular.

Día 18. Hoy, la gente empieza a regresar a sus trabajos. En Radio 1000 se anuncia la llegada del señor Presidente de la República, y el hervidero político sube de intensidad, dando rienda suelta a lo que mejor saben hacer: el arte de la lisonaja. De buena fuente, supe que las brigadas de la CFE, ya están en camino, esto quiere decir que quizá en una semana se regularicen los servicios de agua y energía eléctrica, elementos que nos volverán a la vida cotidiana, mientras seguiremos haciendo colas para adquirir agua, hacer una llamada en Telmex, para comprar gasolina; y  racionando las despensas que la Cruz Roja nos está haciendo llegar; nos daremos baños de estropajo y sacaremos fuerzas de flaqueza para seguir colaborando en la limpieza para que este destino, pese a todo, siga  siendo un paraíso terrenal.

Minucias: Al quedarnos sin energía, también nos hemos quedado sin Internet y todas las modalidades que esa tecnología nos brinda; a cambio de ello, los padres han logrado tener un acercamiento con sus hijos, quienes por cierto, fueron los primeros en adecuarse a la ausencia de tales elementos. Esto me dice que si volviéramos a los tiempos de las cavernas, la vida sería siendo casi casi igual.

*Novelista sinaloense.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.