Estatal

Leer para saber discernir, decidir…

Por domingo 7 de septiembre de 2014 Sin Comentarios

Por Leonidas Alfaro Bedolla*

pag 6 Leonidas Alfaro Bedolla1

Al leer un interesante artículo publicado en la revista Universidad  No. 25, denominado “En estos tiempos filosofía, ¿para qué?” del maestro Martín Valencia Guerrero, rescaté un fragmento que dice: -El filósofo no está solo en el conjunto estructural de la sociedad; no puede pedírsele que lo haga todo él o que haga sólo lo que la sociedad necesita. Hay que pedirle que haga bien lo que sólo él puede hacer, y lo haga en su tiempo y su lugar-.

Estimo que esto mismo debe considerarse para todos, y si cada quien se ocupara únicamente de lo suyo, seguro que el mundo estaría mejor, pero no es así, y tal vez no pueda ser así porque siempre nos estamos entrometiendo en las cosas de los demás, debemos considerar entonces que debemos actuar con responsabilidad y ocuparnos de lo que sí conocemos y nada más, pero…

Una de las cosas que sí podemos hacer con mayor libertad que otras, es leer, leyendo podemos entender mucho mejor el mundo en que vivimos, y no nada más eso, sino cómo hacer para vivir mejor en él.

El hábito a la lectura, por desgracia, ha decaído, ya lo hemos comentado en otras ocasiones, las causas son diversa, por señalar sólo una: de la currícula educativa han eliminado algunas asignaturas como: la enseñanza de la lectura de rapidez y comprensión, así como ética y filosofía que eran de las asignaturas que nos hacían ver el mundo de una manera diferente e intentar armonía, no sólo con nosotros mismos sino también con la sociedad.

Esto ha causado un daño enorme a las generaciones actuales, de tal forma, que el desenvolvimiento de los educandos dista, y con mucho, de estar a la altura de los requerimientos de un desarrollo social de calidad.

Pero, ¿qué podemos hacer para que esto mejore?, esta es una pregunta que tal vez podamos responder de diferentes formas, pero ahora, en este momento, creo que será mejor aprovechar la coyuntura de tener a un nuevo presidente, que ha dado visos de tener interés por hacer cambios, de manera especial en lo referente a la Educación.

Pero dejaré de lado la opinión al respecto, pues en verdad, no tengo los conocimientos para hacerlo, por eso mejor diré lo que me gustaría solicitarle, y más que solicitarle, ayudarle al presidente y sus colaboradores a fomentar el hábito a la lectura mediante un mecanismo que permita a los mexicanos, de todos los niveles, lograr ese objetivo; no se necesita ser un erudito para comprender que si leemos en promedio, un libro mensual, seremos mejores personas, y por ende, México sería también una nación de mejor nivel.

Esto sería lo ideal, ¿no? Pero aquí surge la pregunta: ¿le interesará al presidente y sus colaboradores que los mexicanos adoptemos el hábito a la lectura? Mucho me temo que no. ¿Por qué esta deducción desalentadora? Bueno, es que  hasta ahora, no han propuesto un plan, él o sus colaboradores, que comprenda en serio este asunto, y si existe, por favor digan cuál es; en términos generales, no hay ofertas que incluyan programas que pretendan mejorar esta acción tan importante.

Pensando ilusamente, alentador sería que de pronto el presidente y sus colaboradores,  anunciaran un macro programa que abarcara todas las disciplinas de la cultura, pero en especial, un especifico programa para impulsar el hábito a la lectura, como aquel lejano y frustrado proyecto de José Vasconcelos, que intentó hacer llegar las obras clásicas a todo la población mexicana, creo que el precio era un de sólo un peso, buena cantidad para su tiempo, ahora deberían ser mínimo cien pesos, en fin.

Pero imaginen ustedes, que todas las escuelas desde pre-escolar incluyeran programas para el canto, el teatro, la pintura, la danza, ect. Sueño guajiro.

Entonces pidamos algo posible: únicamente que se impulse el hábito a la lectura, y junto con el proyecto se reactive la reciente idea, también frustrada, de “precio único” al libro; programas pues que le lleguen a la masa popular y, se prenda la mecha de la lectura para que un mayor número de mexicanos podamos decidir mejor qué queremos para nosotros, y qué queremos para México.

*Novelista sinaloense.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.