Nacional

Jorge Luis Borges, no fue lector de novelas «Soy un mero hombre de letras”

Por domingo 7 de septiembre de 2014 Sin Comentarios

Por José Carlos Ibarra*

Quizá pueda causar extrañeza, mas lo cierto es que, no obstante haber dirigido la Biblioteca Personal, en colaboración con María Kodama, serie que abarcó a selectos autores, Jorge Luis Borges no fue lector de novelas, y no se trata de simple suposición, sino que él mismo lo declaro a Waldemar Verdugo-Fuentes, en amplia entrevista a la que le dio forma de libro, como «En Voz de Borges», en que trata los temas más disímbolos, con la lucidez, erudición, y honestidad intelectual que le eran caracteríscos.

Sobre la novela dijo: «Yo no he sido lector de novelas. Yo he leído, naturalmente con mucha gratitud, el Quijote y otros como Tolstoi y otros…, pero sé bien que, ante todo, doy demasiado culto a la pereza, sé que en toda novela se exige demasiado trabajo. Sé bien además, que en  toda novela es inevitable el ripio, que hay eventos que ocurren para justificar, como dicen los editores, las 100 o 400 páginas. Yo creo en el cuento».

Nunca leyó ni le leyeron completa «Cien años de soledad», de Gabriel García Márquez, cuando más llegó a la página 100, según lo afirma Waldemar Verdugo-Puentes, por lo que solía decir, que se había quedado en «Cincuenta años de soledad».

Cultivó cordial relación de amistad, literaria y epistolar con don Alfonso Reyes, y en el libro de referencia dice: «Creo que no me equivoco cuando declaro que la prosa de Reyes es superior a la del escritor español que se desee comparar con él. Si algo caracterizó siempre a Alfonso Reyes fue su marcado buen gusto y elegancia que le impedía caer en situaciones cursis y pedantes, como en las que cayó Ortega y Gasset».

Y no sólo conceptos elogiosos, sino que escribió el sentido poema «In Memoriam A.R.”, compuesto de dieciséis cuartetos, que figura en el libro ’»El Hacedor», y que por razones de espacio no transcribo. En 1972, se instituyó el ’’Premio Internacional Alfonso Reyes”, y el primer escritor en recibirlo fue Jorge Luis Borges, en 1973, acompañado de su secretaria entonces, María Esther Vázquez.

En 1978, vino a grabar un programa con Octavio Paz, y estuvo presente también Juan José Arreola. En 1981, acompañado  de María Kodama, con quien contraería matrimonio en segundas nupcias, en 1986, el Jurado de Literatura del Festival Cervantino de Guanajuato, le otorgó el Premio Ollin Yoliztli.

Erróneamente se le atribuía el poema ’’Instantes», polémica en la que se vería envuelta, la laureada escritora Elena Poniatowska, al haberlo incluido en uno de sus libros, pero su viuda María Kodama en visita a México, declaró que le había llevado ocho años, dar con la verdadera auto¬ría, que según su investigación, correspondería a la escritoria norteamericana, Nadine Stair, pero otras versiones afirman, que la paternidad real del poema en cuestión, podría ser del caricaturista estadounidense Don Herold,  y que apareció publicado en la revista Reader’s Digest, en octubre de 1953.

Surgió enemistad con dos famosos escritores, también argéntinos, Leopoldo Marechal y Ernesto Sábato, aunque en el correr de los años, tuvieron un encuentro él y Sábato y al parecer, las diferencias quedaron atrás, y es que por encima de su grandeza como creadores, eran seres de carne y hueso, sujetos a pasiones y animosidades.

Jorge Luis Borges, es considerado como uno de los grandes de la literatura fantástica, pero hay quienes lo ubican como escritor metafísico, fue propuesto en varias ocasiones para el Premio Nobel de Literatura, pero por esos imponderables que suelen influir, en los miembros del Jurado de la Academia Sueca, no le fue concedido, mas ni falta que le hizo, para alcanzar las cumbres de la celebridad y presencia universal.

Entre las particularidades de Borges, es que no leía ni le leían periódicos, quizá para no distraerse de su fecunda y asombrosa creación literaria.

*Periodista y escritor sinaloense.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.