Estatal

Dr. César Abelino Ordorica Falomir.

Por domingo 17 de agosto de 2014 Sin Comentarios

Un hombre apasionado de la Academia y de la Ciencia

Por Juan Manuel Velíz Fonseca*

pag 5 Juan manuel Velíz Fonseca1El doctor César Abelino Ordorica Falomir, nació en la comunidad de Cabrera de Inzunza, del municipio de Sinaloa, el 11 de julio de 1952; fue el octavo hijo de 12, que procrearon doña Manuelita Falomir Castro y don Abelardo Ordorica Escobar. De cariño por su estatura sus padres, hermanos y amigos le llamaban “Quitito”. Sus hermanos son: Juan Francisco, Armida (+), Armando, Arturo, Abelardo, Juan Bautista, Alfonso, Dalia Guadalupe, Manuela Emma, María Isabel y Reyna del Socorro. Luego se trasladaron a vivir a Sinaloa de Leyva donde  cursó la primaria en la escuela “Doctor Luis G. de la Torre” y después ingresó a la secundaria estatal “Profesor Gabriel Leyva Solano”.

En 1968 se trasladó a la ciudad de Culiacán donde ingreso a la escuela preparatoria “Popular” de la UAS, llegando a vivir por la calle Zaragoza en el barrio de “La Garrita”. Al concluir el bachillerato ingresó a la carrera de ingeniero bioquímico en la que sería su Alma Mater, la Universidad Autónoma de Sinaloa. En tercer año de la carrera fue llamado a impartir clases en bachillerato, gracias a sus excelentes calificaciones. En vacaciones, cuando venía a Sinaloa de Leyva, se trasladaba a Cabrera de Inzunza, al rancho al que llamaban La Higuerita para ayudar a sus padres y hermanos en las labores del campo.

Ya establecido en la ciudad de Culiacán, se llevó a sus padres y a sus hermanas a vivir con él. Concluida su carrera el ingeniero Ordorica Falomir, con su férrea disciplina y como universitario brillante con deseos de superación, fue becado para estudiar la especialidad en Microbiología en Alimentos en Brasil, en la Universidad Estatal de Campinhas, graduándose en dicha especialidad en un año ocho meses, gran logro en una Universidad tan prestigiada. Luego se fue a Estados Unidos y Canadá a perfeccionarse en el idioma inglés y otros. César Abelino no contento con la especialidad, fue aceptado en el Centro de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional, con sede en la ciudad de Irapuato, Guanajuato, logrando ser el primer Doctor en Biotecnología graduado en el país.

Con toda esa preparación y humildad fue nombrado director de la Facultad de Ciencias Químicas en la cual sólo aguanto un año ya que él era una persona alejado de “las grillas”. Regresó a la investigación y a la impartición de su cátedra. También recibió en los años 1989, 1990, 1992 y 1998 el Premio Nacional en Ciencia y Tecnología en Alimentos. En 1994, por sus méritos académicos, se le entrego la medalla: “QFB José María Palazuelos”.

Luego el doctor Ordorica Falomir fundó en la facultad de Química de la UAS, la Maestría en Ciencia y Tecnología en Alimentos y luego el doctorado en Biotecnología. Gracias a sus investigaciones, a su labor docente y a la publicación de artículos, fue uno de los primeros miembros del Sistema Nacional de Investigación Nivel III. Mientras, en 2006, en el municipio que lo vio nacer a propuesta del presidente municipal Wilfredo Veliz Figueroa y por acuerdo del cabildo, el H. Ayuntamiento por unanimidad decidió entregarle en acto solemne el día 13 de junio en el Obelisco al Protomártir, la “Medalla al Mérito Ciudadano Gabriel Leyva Solano”.

Del 2006 a 2010 es nombrado rector de la Universidad Politécnica de Sinaloa con sede en Mazatlán a la cual renuncia por problemas de salud, que venían quejándole y que a la postre lo llevaron a su muerte. El doctor Ordorica Falomir dejo una profunda huella en esta institución universitaria, ya que logró mejoras salariales a los académicos y administrativos. Evidenciando ser congruente y honesto se redujo el sueldo de rector.

En noviembre del 2012, recibe de la UAS la distinción del: “Premio por su trayectoria Académica” por sus cuatro décadas de investigación y docencia así como  distinciones de las compañías internacionales Nestlé y American QualIty Lab.  En mayo del 2013, recibe la distinción como profesor Ex Oficio a propuesta del rector Juan Eulogio Guerra Liera ante el Consejo Universitario de la UAS, (junto con el maestro Liberato Terán Olguín). En diciembre del 2013  el H. Ayuntamiento de Sinaloa a través de la Casa de la Cultura, colocó su foto en la Galería de Personajes Importantes del municipio.

El doctor Ordorica Falomir estaba casado con Ana María Geraldini de nacionalidad brasileña, quienes procrearon dos hijos: Octavio César y Adrián Isaac. Murió de cáncer en el estómago,  el 8 de julio de 2014, en su domicilio que se  ubica en la colonia Gabriel Leyva, en Culiacán, Sinaloa. Los restos del doctor Ordorica Falomir estuvieron por última vez en el Edificio Central de su Alma Mater. Allí el rector Juan Eulogio Guerra Liera expresó las siguientes palabras: “Con su partida la ciencia mexicana ha perdido a su primer doctor en Biotecnología, a un destacado generador de conocimiento y ganador de infinidad de premios en virtud de la calidad de sus trabajos”.

Después de otras intervenciones, entre ellas las de su amigo y compañero, también doctor, Cuauhtémoc Reyes.  El cortejo fúnebre partió al panteón Parque Funeral San Martin, salida sur de Culiacán. Su  señora madre, doña Manuelita Falomir Castro, la cual le profesaba gran cariño, falleció el día 17 de junio del 2014 en esa misma ciudad, sólo que ella fue sepultada junto con su esposo, don Abelardo, en el panteón histórico de Sinaloa de Leyva. Su hijo César Abelino no pudo asistir a su sepelio por el mal estado de salud en que ya se encontraba. Descansen en paz. ¡Sursum Versus!

*Cronista de Sinaloa de Leyva.

Related Post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.